Watson marca la gran diferencia

Este sábado los Texans inician su quinta participación en la post temporada. En todas sus incursiones a la fiesta mayor de la NFL, los Texans se han quedado cortos de la gloria. Si repasamos aquellos equipos comparado a la versión que enfrentará a los Colts en el NRG Stadium en el octavo partido de playoff en la historia de la franquicia, existe una enorme diferencia. Y es esta diferencia que cambiará la fortuna del equipo en la post temporada e impulsará a los Texans a cosas grandes.

En el 2011 los Texans entraron a la post temporada por primera vez y con uno de los mejores cuadros defensivos de la liga con DeMeco Ryans y Brian Cushing, el Ninja Antonio Smith y un joven JJ Watt. A la ofensiva los Texans contaban con un Arian Foster en su mejor momento, el siempre consistente Owen Daniels y el gran Andre Johnson. Pero después de que perdieron a su QB titular Matt Schaub en la fecha 10 de la temporada regular, con TJ Yates como mariscal de campo, los Texans perdieron sus últimos tres partidos de la temporada regular. Los Texans anotaron más de 20 puntos en sólo uno de sus últimos seis partidos con un ataque ofensivo muy limitado. Ganaron en primera ronda de playoffs sobre los Bengals gracias al pick six de JJ pero en segunda ronda la ofensiva fue limitada y perdieron contra los Ravens en Baltimore.

En el 2012 los Texans regresaron a post temporada con récord de 12-4 pero al haber perdido tres de sus últimos cuatro partidos el equipo perdió la oportunidad del puesto número uno de la conferencia y con un Schaub que empezaba a saborear de la sopa amarga de “pick sixes” el equipo perdió por segunda temporada consecutiva en la segunda ronda playoffs. Houston no anotó más de 16 puntos en tres de los últimos cuatro partidos en el 2012 incluyendo sus partidos de playoff. Una vez más la ofensiva fue limitada.

En el 2015 los Texans regresaron a la post temporada con Brian Hoyer como su QB titular. El ex de Michigan State llevó a los Texans a marca de 9-7 y el titulo de división a pesar de haber iniciado la temporada 1-4. Pero la realidad una vez más para los Texans era que contaban con una ofensiva limitada. En su primer partido de playoffs en contra de los Chiefs, Hoyer lanzó cuatro intercepciones y los Texans nunca pudieron recuperar al haber permitido el regreso de patada de inicio de partido 106 yardas para TD. Una vez más la posición de QB defraudó al equipo en el momento más importante.

En el 2016 el carrusel de mariscales de campo le presentó la oportunidad a Brock Osweiler pero el resultado fue prácticamente el mismo. Claro se ganó en la primera ronda al despachar a los Oakland Raiders pero en la segunda ronda contra New England, Osweiler lanzó tres intercepciones de QB y los Texans nunca tuvieron oportunidad en la segunda mitad.

En resumen, queda muy claro que en el pasado, los Texans han contado con bunos equipos defensivos, receptores y corredores estelares. Pero lo que nunca han tenido es un QB ganador un QB que marca diferencia, un QB que se puede hechar el equipo al hombro. En los siete partidos de playoff de los Texans los números son espantosos. Un total de 1,449 yardas, para un promedio de 207 yardas por juego, cinco pases de TD y una docena de intercepciones. 12! Así no se puede ganar sin importar el rival y en donde se juega el partido.

Esta temporada los Texans si entran a la post temporada con un QB triunfador. El grupo confía y cree en su líder. Esta temporada, con Deshaun Watson, los Texans cuentan con un QB que no sólo no te va a perder el partido si no que será un jugador que marcará la diferencia de manera positiva. En la posición más importante en la cancha, esta es la diferencia más marcada y una en la que esta versión de los Texans es mucho más superior a cualquier otro equipo de playoffs en la historia de la franquicia.

Los Texans y su afición cree en Deshaun. En las manos de Watson se encuentra el destino del equipo. Para eso fue seleccionado en la primera ronda la temporada pasada. Estos son los momentos en el que a lo largo de su carrera como mariscal de campo, sea en preparatoria en el estado de Georgia o en la Universidad de Clemson, Watson siempre se ha crecido. Nació para ser ganador y ahora su afición espera que pueda cambiar la fortuna de los Texans en la post temporada.

Los esperamos en Texans en la Jugada a través de la página de Facebook de Telemundo Houston una hora antes de kickoff en cada partido y media hora después del final de cada encuentro. Y por su puesto en la Cadena de Radio en Español de los Texans con toda la acción jugada a jugada. En Houston en Mega 101.1 FM KLOL. Este y todos los Domingos a las 11pm en Telemundo Houston con toda la cobertura de la semana en Houston Texans Primero y Diez.

Advertising