Metas a lograr durante campamento

El 25 de Julio está a la vuelta de la esquina. El inicio del campamento de pre temporada para los Texans está aquí. Por segunda temporada consecutiva la preparación del equipo se realizará en West Virginia. Bajo las condiciones mucho más agradables en el Greenbrier, los Texans emprenderán el trabajo de pre temporada. Las metas principales serán, evitar lesiones, asimilar al grupo de piezas importantes que vienen de lesione. Y tal vez lo más importante, definir los cinco titulares en la línea ofensiva.

Lo principal para el equipo es evitar lesiones. La temporada pasada el equipo se vio forzado a utilizar 78 jugadores distintos como titulares debido a la lista extensa de jugadores lastimados. Claro que parte del tener jugadores listos para la temporada es el poder encontrar el balance entre trabajo durante la pre temporada y el tomar precaución de evitar lesiones a los jugadores clave. El hecho de que el equipo se encuentra en West Virginia y no en Houston, como era costumbre para los campamentos y entrenamientos de pre temporada, es para evitar el desgaste que implica tener que superar el calor intenso de Houston. De tal manera, durante las tres semanas de trabajo se pueden enfocar en eso, en el trabajo en la cancha y no en tener que encontrar la manera de sobrevivir el calor. Especialmente en cuestiones de lesiones que se presentan cuando los jugadores están deshidratados como desgarres o por el hecho de que pierden concentración o enfoque debido al calor. No se puede trabajar a un buen ritmo o por lo menos al ritmo óptimo cuando el índice de calor supera los 100 grados. El Greenbriar claramente ha sido una buena opción para el equipo.

Claro que la temporada pasada lesiones que no necesariamente se pueden prevenir fueron las que devastaron completamente al equipo. El regreso de estos jugadores importantes al plantel y su reincorporación al equipo son sumamente importante. Iniciando con Deshaun Watson. Recientemente el comandante del ataque ofensivo de los Texans fue nombrado como el mejor jugador en su posición entre jugadores menores de 25 años de edad. Su capacidad de hacer jugadas de la nada, así como su precisión en pases profundos y sobra decir que con sus piernas, es lo que lo hace más que capaz de definir un partido. Watson tendrá que trabajar durante la pre temporada para retomar su ritmo al frente del equipo. El corredor D'Onte Foreman de la misma manera espera su regreso a la cancha después de haber sufrido una ruptura de tendón durante lo que fue tal vez su mejor partido como Texan la temporada pasada. El ex Longhorn de la Universidad de Texas será una pieza importante en la rotación de corredores del equipo.

Whitney Mercilus y Kevin Johnson también esperan su regreso a la cancha en el 2018. Ambos han demostrado la capacidad de ser piezas importantes para los Texans. En el caso de Mercilus, él se ha convertido en uno de los mejores LB's exteriores de la liga. Esta es una temporada muy importante para Johnson quien ha sufrido lesión tras lesión a lo largo de su carrera. Es un talento tremendo pero tiene que encontrar la manera de mantenerse en la cancha. El tackle Chris Covington también retomará la cancha en el 2018. Poco a poco el ex de la Universidad de Rice se encontraba en el backfield ofensivo opuesto haciendo jugadas. Sin duda se le extraño la temporada pasada. 

Por su puesto entre el cuadro defensivo no hay otro jugador más relevante que JJ Watt. Es un jugador dominante. Un jugador fuera de serie. O por lo menos es lo que era hace dos temporadas, la última vez que jugó una temporada completa. Los Texans han demostrado que pueden competir con un cuadro defensivo efectivo aún sin los servicios de Watt. Por lo tanto cualquier cosa que pueda aportar el ex de la Universidad de Wisconsin será una grata sorpresa.

Del lado ofensivo, el enfoque del equipo durante el campamento será el encontrar una línea ofensiva titular para proteger al jugador más importante del equipo. Houston contará con dos guardias y dos tackles titulares distintos a los que lanzó a la cancha en la fecha uno de la temporada pasada. El lograr armar una línea ofensiva consistente es tal vez la meta más importante durante el campamento de pre temporada. El quedarse corto en este sector puede tener un impacto negativo no sólo para esta temporada si no también a largo plazo en lo que se refiere a la salud de su mariscal de campo de oro. La línea ofensiva tiene que ser mejor. Pero este mejoramiento se tendrá que realizar con jugadores actualmente en el plantel que honestamente no tienen o por lo menos no han presentado dicho nivel en la NFL. Claramente el punto débil del equipo las últimas tres temporadas ha sido el bajo rendimiento de la línea ofensiva. Esto tiene que cambiar y los primeros pasos para encontrar la combinación perfecta se tomaran durante el campamento. 

El 25 de Julio está a la vuelta de la esquina. Hay mucho trabajo por realizar y sólo seis semanas de prácticas para lograr las metas. El inicio de la temporada 2018 está aquí.

The Houston Texans roster in photos. (Updated 2/24/2021)

Advertising