Es momento de hacer nueva historia

Esta semana hemos revivido aquel 8 de Septiembre del 2002. Que fue un partido especial, sin duda lo fue. Los Texans en su primer partido como franquicia de la NFL se impuso sobre un incrédulo equipo de los Cowboys por marcador de 19-10.

En lo personal yo venía de un par de temporadas completas como comentarista y narrador en Cadena de Plata, la red internacional de radio en Español del equipo de la estrella solitaria. Entrando al partido mis ex compañeros en cabina la verdad no contemplaban que los Texans tendrían posibilidad de hacerle la travesura a los Cowboys. Era un equipo con QB novato detrás de una línea ofensiva que comprobaría ser una de las peores en la historia de la liga y aunque se rescataban algunas estrellas aún con capacidad en el cuadro defensivo, nadie le daba posibilidades a los Texans.

El ala cerrada Billy Miller atrapó un pase de David Carr y le ganó al LB Dat Nguyen hacia la zona de anotación para una recepción de TD al inicio del partido. Luego el receptor veterano Corey Bradford venció la marca del gran safety Darren Woodson para lo que sería el TD decisivo. EL broche de oro fue la jugada de safety del tackle nariz de los Texans Seth Payne al atrapar a Quincy Carter para el 19-10 decisivo. El entonces nombrado Reliant Stadium estuvo a punto de perder su techo al estallar la afición de los Texans que esperó cinco temporadas para arropar a su nuevo equipo de la NFL. Sin duda fue una gran noche de football an la ciudad espacial. Recuerdo muy bien los rostros en la cabina de radio a nuestra derecha al reconocer que el equipo azul y plata perdió un poco de su brillo esa noche.

Pero eso fue hace 16 temporadas. Es momento tan especial que fue. Tiene que y debe de pasar a la historia. Ese recuerdo se tiene que empolvar y quedar guardado en las entrañas del NRG Stadium. Los Texans tienen que dar el siguiente paso si pretenden ser relevantes en la NFL de hoy en día.

Que Deshaun Watson, tan espectacular que ha sido en momentos aún tiene que aprender y mejorar en algunos aspectos de su juego? Claro pero lo tiene que hacer ya. Que la línea ofensiva no tiene el talento estelar necesario para dominar? No importa y no debe ser excusa para por lo menos funcionar como una línea ofensiva competente. Watson ha sido golpeado que cualquier otro QB en la liga y sólo Josh Allen de los Bills ha sido capturado más en la NFL. Esto no puede continuar. Tienen que encontrar la manera de funcionar para darle a Watson una esperanza de poder sacar pases a tiempo por lo menos con algo de consistencia.

El ganarle a Dallas este fin de semana no significaría que los Texans han resuelto todos sus problemas. Ningún aficionado de hueso colorado de los Cowboys puede negar lo inconsistente que ha sido Dak Prescott y lo débil que ha sido su defensa en contra del juego aéreo en particular. Pero sin duda un triunfo de los Texans implicaría que los muchachos de Bill O'Brien van por mejor camino. Es el momento de ganar partidos como este. En horario estelar de Domingo por la noche, normalmente éste no ha sido el mejor escenario para los Texans. Pero eso tiene que cambiar. Tiene que cambiar porque aunque fue tremenda esa noche del 2002, ya es momento de voltear la página. Es momento de hacer nueva historia.

Los esperamos éste Domingo en Texans en la Jugada a través de la página de Facebook de Telemundo Houston a las 5:20 PM, una hora antes de kickoff contra los Cowboys y media hora después del final del partido. Y por su puesto en la Cadena de Radio en Español de los Texans con toda la acción jugada a jugada. En Houston en Mega 101 FM KLOL. Este Domingo a las 11pm en Telemundo Houston con toda la cobertura de la semana en Houston Texans Primero y Diez.

Advertising