Primer cuarto de temporada con resultados divididos

Después de un mes de partidos jugados el equipo se encuentra empatado con el resto de la División con marca de 2-2. Dependiendo el punto de vista, el equipo se encuentra empatado en primer lugar de la división o comparte el sótano con el resto de lo que es una división mediocre. La realidad es que el equipo se encuentra perfectamente entre estos dos extremos. Cuenta con el talento para dominar a cualquier equipo de esta división pero en cuatro partidos, el cuadro ofensivo en particular ha sido inconsistente y merecedor de estar al fondo de este grupo de cuatro equipos. Lo bueno es que en donde se va a encontrar el equipo de los Texans al final de la temporada este completamente en sus manos sin depender de nadie más.

Por el momento el equipo defensivo de los Texans se merece mucho más debido a su gran desempeño en la cancha. Contra Carolina, los tres robos de balón debieron haber sido suficiente para ganar el partido. Whitney Mercilus, con cinco capturas de QB, cuatro fumbles provocados y 6.5 tackleos detrás de la línea de golpeo es quien marca la pauta para los muchachos de Romeo Crennel. DJ Reader y JJ Watt le pisan los talones en lo que ha sido un trabajo impresionante. Bernardrick McKinney y Zac Cunningham han realizado gran trabajo y se combinan para haber logrado 67 tackleos en los primeros cuatro partidos robando por lo menos un balón. Si no por el esfuerzo de Justin Reid en contra de Jacksonville, el equipo tendría récord de 1-3 y estuviera sólo en último lugar de la división. El cuadro defensivo viene mejorando pero no lo puede hacer todo. Necesita ayuda de DeShaun Watson y el ataque ofensivo.

Entrando a la temporada pocos hubieran imaginado que el cuadro ofensivo sería el que tendría el equipo asfixiado. Los problemas de la línea ofensiva que estaban mejorando después de tres partidos regresaron contra Carolina. Otras seis capturas de QB le dan 18 al equipo en cuatro partidos. Esta cantidad se proyecta para romper fácilmente la marca de 62 de la temporada pasada. Watson claramente no se siente cómodo en la bolsa de protección y dicha presión le ha causado a no ser tan consistente. A su alrededor los errores también se han acumulado para trabar series ofensivas. Errores de Nick Martin con centros inesperados o bajos, receptores que se atraviesan para desviar balones que buscaban a otro compañero y hasta castigos claros que los árbitros se pierden. Poco le ha funcionado de manera consistente al equipo desde la primera fecha en contra New Orleans. Han sido maniobras y milagros individuales de Watson lo que han mantenido al equipo competitivo pero esta no es la manera de tener éxito semana a semana. 

Pero todo esto se puede corregir. El equipo tiene el talento y de la mano de Watson esto si va a mejorar. Por lo menos eso se espera. Por el momento la perspectiva sigue siendo positiva. El primer cuarto de la temporada brindó resultados divididos. Ahora le toca al equipo corregir errores y mejorar. Aún hay tiempo pero el tiempo no espera. Ultimo lugar o primer lugar. Que le depara al equipo en el siguiente cuarto de la temporada esta completamente en las manos de los Texans.

Los Texans reciben a los Atlanta Falcons este próximo Domingo. Pueden escuchar toda la acción en Español en Houston en Mega 101 FM a partir de las 11:30 AM en el programa de antesala. Patada de kickoff a las 12 PM.

Take a look as our Houston Texans Cheerleaders cheer on the Texans as they take on the Panthers for the second home game of the 2019 NFL season.

Advertising