Fin de semana cambia todo para Texans

El Sábado pasado inicié mi traslado a la ciudad de Norman Oklahoma para lo que sería el partido de apertura de temporada de los Oklahoma Sooners en la temporada 2019. Esa mañana, como todos los aficionados de los Texans amanecí encarando la realidad de que los Texans se habían quedado cortos en varios puestos del plantel en lo que se refería a mejores opciones para la temporada que se avecina. Se veía difícil como los Texans podrían mejorar o rebajar las 62 capturas de QB de la temporada pasada. Duke Johnson, a pesar de que es un jugador impresionante, la tendría muy difícil para cargar con el paquete completo después de la lesión de Lamar Miller. No se puede negar que existía una nube negra sobre el equipo entrando a la temporada. Pero en un lapso de cinco horas y media, todo cambió para el equipo. Al pisar tierra en Oklahoma esa mañana, me encontré con la realidad de que los Texans movieron cielo y tierra para completamente reforzar el plantel y darle a su afición una verdadera esperanza de que la edición 2019 de los Houston Texans sería muy distinta a cualquier otra.

Después del desastre que fue la temporada 2018 en lo que se refiere a la protección de Deshaun Watson, la prioridad era de encontrar un tackle izquierdo de primer nivel. Pero el equipo entró al campamento habiendo fracasado en ésta tarea. El Sábado por la mañana, Bill O'Brien y la directiva finalizó semanas de negociaciones y sorprendió a toda la liga al concretar el intercambio con los Miami Dolphins por el tackle izquierdo Leramy Tunsil. El veterano en su cuarta temporada de la Universidad de Mississippi. Tunsil claramente es el jugador ideal para proteger la espalda, o mejor dicho la joya principal de la franquicia. Es un estupendo atleta, con gran técnica y fortaleza y figura como uno de los mejores tackles izquierdos jóvenes en la NFL. Claro que el costo fue relativamente caro, un par de selecciones de primera ronda en las próximas dos temporadas, pero la realidad es que el costo de no proteger a Watson simplemente no se puede ignorar. Los Indianapolis Colts acaban de pagar cuentas al no haber protegido a su máxima pieza y los Texans no se quieren encontrar en esa misma situación.

Este intercambio sin duda fue el más impactante para esta temporada. Pero de la misma manera el equipo realizó otros movimientos que refuerza el plantel con calidad, experiencia y gran potencial. En el puesto de corredor los Texans intercambiaron con Kansas City para conseguir los servicios de Carlos Hyde, quien en su momento fue compañero de equipo de Duke Johnson en Cleveland. El veterano de seis temporadas en la NFL cuenta con 26 TD's y 3,300 yardas por tierra en su carrera.

Los Texans también agregaron al receptor Kenny Stills. Entrando a séptima temporada Stills ha sido un receptor productivo y consistente. Con 4,138 yardas y 32 TD's Stills presenta buena velocidad y tamaño. Puede jugar la posición de receptor interior y sin duda será un gran complemento en el grupo de receptores.

Los Texans también realizaron el intercambio inevitable de Jadeveon Clowney. El veterano se traslada a Seattle y a cambio los Texans recibieron a los linebackers Barkevious Mingo y Jacob Martin. Mingo fue la sexta selección global de los Cleveland Browns en el draft del 2013. Jugó con los Browns por tres temporadas y luego pasó a los Patriots en donde se ganó un anillo de Super Bowl para luego pasar a Seattle la temporada pasada. Mingo será un gran jugador de rotación en el cuadro defensivo. Martin por su parte se encuentra en su segunda temporada en la liga y figura como contribuidor en los equipos especiales.

Sin duda fue un fin de semana relámpago para la directiva de los Texans. Tomaron decisiones difíciles pero necesarias en varias situaciones. Pero queda claro que el equipo decidió jugársela para esta temporada. Y por que no? El equipo tiene ahora el talento para no sólo repetir como campeones de la División del Sur y para mucho más. Darán el primer paso este próximo lunes en lo que verdaderamente promete ser una temporada especial.

Los Texans visitan a los New Orleans Saints en el Mercedes-Benz Stadium este próximo Lunes en la primera tanda de partidos de Monday Night Football y toda la acción la pueden escuchar en la Cadena Oficial en Español de los Texans en Houston en Mega 101 FM a partir de las 5:30 PM.

Houston Texans Fans come to NRG Stadium for the fourth preseason game against the Los Angeles Rams.

Advertising