Novatos con sueños grandes

El pasado 25 de Abril marcó para un grupo selecto de jóvenes, el inicio de un fin de semana que para siempre impactará sus vidas después de haber sido seleccionados en el Draft de la NFL. En el caso de los siete nuevos novatos seleccionados que ahora forman parte del plantel de los Texans, la euforia de hacer sus sueños realidad rápidamente se ha convertido en la realidad de lo que implica ser un atleta profesional. Algunos se proyectan para ser titulares mientras que otros claramente son proyectos. Pero la realidad es que casi todos tendrán oportunidad de dejar su huella en el equipo y en la temporada 2019.

Comenzando por la selección de primera ronda Tytus Howard. Los Texans, de manera urgente necesitan un tackle izquierdo de primer calidad. En Alabama State Howard jugó como takle izquierdo pero algunos comentan que Howard se proyecta para el lado derecho o que inclusive su mejor posición en el NFL pude ser como guardia. Durante OTA's Howard trabajó en varios puestos pero claramente lo mejor que puede suceder es que el se separe del grupo y que destaque como el tackle izquierdo que tanto necesitan los Texans. Max Scharping de la misma manera tiene una buena oportunidad de ganar un puesto como titular en la posición de tackle derecho. Sería muy atrevido entrar a la temporada con dos tackles novatos pero con un buen campamento de los jóvenes esto puede ser toda una realidad.

Los otros dos novatos del lado ofensivo del balón se proyectan más como jugadores de rotación que titulares claros. El ala cerrada Kahale Warring tiene poca experiencia jugando futbol americano pero es un tremendo atleta. Comparado a Jordan Akins y Jordan Thomas puede que a largo plazo sea él, el más veloz y el mejor corriendo trayectorias. Sin duda va a tener oportunidad de pisar la cancha. Un atleta como él se merece la oportunidad. El FB Cullen Gillaspia puede que sea el más limitado o por lo menos entrando a la temporada, el jugador que se encuentra en mayor desventaja. Para empezar, los Texans cuando contaban con un FB en el plantel, implementaba muy poco el uso de corredor de poder. Si acaso lo usaban para ayudar en la protección del QB pero esto limitaría mucho el uso de todos los receptores de impacto. Gillaspia por lo tanto tiene que contribuir en equipos especiales. Y no sólo haciendo uno o otro tackleo debes en cuando. Los Texans necesitan de uno de esos jugadores especiales que hacen jugadas que marcan partidos en jugadas de equipos especiales. Veremos si el Aggie puede ser ese factor X esta temporada.

Del lado defensivo del balón, Lonnie Johnson Jr es el primero en fila para tomar el puesto vacante de esquinero. El ex de le Universidad e Kentucky jugó en una de las mejores defensivas secundarias en el futbol americano universitario y ahora tiene la oportunidad de aprender de un gran veterano en Jonathan Joseph. La realidad es que la transición de colegial a la NFL es una muy difícil para un esquinero. Johnson no puede perder la confianza y tiene que saber que está a punto de experimentar momentos difíciles. Lo mismo va para Xavier Crawford esquinero de Central Michigan. Con sólo un esquinero titular establecido que regresa para esta temporada, ambos novatos tendrán sus oportunidades.

En la línea defensiva el Texas Longhorn Charles Omenihu entra en la rotación después de la salida de Chris Covington. Este sector de la cancha es en donde novatos siempre tienen la oportunidad de contribuir. Aquí más que en cualquier posición los Texans implementan un rotación en la cual Omenihu tendrá sus 20 a 25 jugadas para aprovechar su gran velocidad y potencia.

Estos siete jóvenes esperan con ansiedad el inicio del campamento. Su sueño de haber llegado a la NFL es una realidad. Ahora se trata de preparar su rendimiento lo mejor posible para poder dejar su huella en la temporada 2019.

Check out some of the best shots from Week 3 of Texans OTAs.

Advertising