Adelantando el proceso


Desde que Charley Casserly, el gerente general, y Dom Capers, el entrenador en jefe, tomaron control del equipo de los Texans antes del inicio de la temporada del 2002, se había fijado una meta. Reconociendo que el equipo pasaría por momentos difíciles en su infancia, se implementó un proceso que proyectaba éxito para la franquicia para su cuarto año. Se anticipaba que se podrían lograr algunos triunfos en los primeros años, pero que el equipo no competiría legítimamente para la post temporada hasta por lo menos la cuarta campaña de existencia. Actualmente, la franquicia se encuentra en su tercera campaña y el equipo ha llegado a un momento decisivo en su corta historia. Por primera vez desde el regreso de la NFL a la ciudad espacial, se juega un partido en Houston con implicaciones de post temporada. Esto se da por lo menos un año antes de lo programado.

Después del inicio de dos derrotas ante equipos que Houston debió haber vencido, el equipo pudo fácilmente haberse desboronado. Pero los Texans se mantuvieron firmes y no titubearon al responder con tres triunfos en sus siguientes cuatro partidos. En esta racha ganadora, Houston ha jugado a un nivel colectivo que jamás había logrado. La escuadra ofensiva ha respondido con la cantidad máxima de puntos anotados, el QB David Carr ha logrado su mejor partido en yardas logradas y Andre Johnson, Derick Armstrong y Jabar Gaffney han logrado sus mejores partidos respectivamente en yardas y recepciones.

La escuadra defensiva también ha contado con partidos estelares por varios de sus elementos. El novato Dunta Robinson ha logrado sus primeras tres intercepciones como profesional. Jason Babin y Kailee Wong han presionado al QB rival constantemente y que se pude decir de Marcus Coleman quien realizó la jugada que dio inició al resurgimiento del equipo. La intercepción regresada 102 yardas para TD contra Kansas City, pudo haber salvado la temporada para los Texans. Ese triunfo, el primero de los tres logrados por los Texans esta temporada, ha contribuido a la oportunidad que se le presenta a los Texans este domingo.

Con récord de 3-3 los Texans se encuentran a dos partidos del primer lugar en su división y en los Jaguars, enfrentan al equipo que necesitan alcanzar. Con récord de 5-2 Jacksonville se encuentra en primer lugar de la división después de su triunfo impresionante sobre los Colts el domingo pasado. Por lo tanto, Houston tiene la primera oportunidad en su historia de verdaderamente involucrarse en la pelea por el titulo de la división. Claro que aún le restan 10 partidos a la temporada y el perder este domingo no significaría ser eliminados, pero un triunfo le daría el impulso necesario para meterse de lleno a la pelea y a la conversación de un posible pase a la post temporada.

Con un triunfo este domingo los Texans lograrían su segunda victoria divisional y se acercarían al primer lugar de la división, algo que nunca habían podido aspirar ha tener a su alcance después de casi la mitad de la temporada ya terminada.

Esta es la primera oportunidad para los Texans de encarar un partido de tanta importancia. Su desempeño este domingo contra los Jaguars puede determinar el éxito de esta temporada. El hecho de que Houston tiene esto a su alcance confirma el trabajo y crecimiento de los jugadores en la cancha. Gracias al proceso implementado por los directivos de los Texans, el crecimiento del equipo se puede adelantar por casi un año antes de lo proyectado. Las expectativas alrededor de este equipo siempre han sido altas y contra los Jaguars en el Reliant Stadium este fin de semana, estas mismas expectativas pueden empezar a convertirse en realidad.

Enrique Vasquez es comentarista en la Cadena de Radio en español de los Houston Texans. Pueden sintonizar los partidos en Houston en KLAT 1010 AM, en San Antonio en KXTN y en el Valle de Texas en KGBT.

This article has been reproduced in a new format and may be missing content or contain faulty links. Please use the Contact Us link in our site footer to report an issue.
Advertising