Buen fin de semana en el Draft 2020

Se ha cumplidoe l draft de la NFL y los Texans terminaron el fin de semana con cinco jugadores nuevos para reforzar el plantel. Entraron al fin de semana buscando ayuda en la línea frontal defensiva, encontraron un receptor para el futuro, un esquinero para contribuir en el slot y un tackle ofensivo suplente del tamaño de una montaña. Los Texans salieron del draft annual con una cosecha prometedora de talento joven.

Con su primera selección, la número 40 global, los Texans encontraron el nuevo gigante en el corazón de la línea defensiva. En Ross Blacklock, de Elkins High School en el area de Houston y el primer jugador de TCU que los Texans jamas han seleccionado en el draft, los Texans tienen a un jugador de línea defensiva dinámico. Es potente cuando se va de lleno sobre el blockeador y utiliza sus brazos efectivamente para crear separación y tiene la rapidez para sacudir bloqueadores de manera inmediata. En contra del juego terrrestre trabaja muy bien para aguantar el punto de ataque y congestionar el hueco. Blacklock se perdió toda la temporada del 2018 al haber sufrido una lesión de tendón de aquiles pero completamente erecuperado la temporada pasad con los Horned Frogs fue reconocido en el primer equipo Defensivo All Big 12. Su padre Jimmy Blacklock está en el salón de la Fama de la Universidad de Texas. Después de su carrera estelar como basquetbolista con los Longhorns, Jimmy jugó con el equipo de los Harlem Globetrotters entre 1974 y 1987. Actualmente el padre de Ross funge como el director técnico de los Globetrotters en su décima temporada.

Con la selección número 90 global los Texans seleccionaron al LB exterior de la Universidad de Florida, Jonathan Greenard. El Gator, tomado en la selección número 26 de la tercera ronda fue el primer jugador de la Universidad de Florida desde que los Texans escogieron a Jabar Gaffney en la segunda ronda del 2002. Greenard, quien inicio su carrera universitaria en la Universidad de Louisville, jugó su única y última temporada en Gainsville en el 2019. En su carrera colegial, registró 122 tackleos y 19 capturas de QB. La temporada pasada en 12 partidos con los Gators, Greenard terminó el líder en el SEC con 9.5 captuiras de QB y 15.5 tackleos para pérdida de yardas. Greenard está acostumbrado a alinearse de pie o con su mano en la cancha en la línea de golpeo por lo tanto puede adaptarse a lo que le pida Anthony Weaver el nuevo coordinador defensivo de los Texans. Es efectivo sellando el perimetro en contra del juego terrestre pero destaca más presionando al QB utilizando su velocidad y poder especialmente cuando se alínea sobre las alas cerradas.

Con la selección número 126 global (#20 de la cuarta ronda) los Texans encontraron al tackle ofensivo de la Universidad de Carolina del Norte Charlie Heck. Hijo de u gran veterano de las trincheras de la NFL, Andy Heck quien jugó para tres equipos durante 12 temporadas como profesional. Heck es una montaña. Mide 6'8" y pesa 311 libras. Heck se proyecta para darle profundidad al equipo como el swing tackle. Es decir, el tackle ofensivo suplente en ambos lados de la línea ofensiva.

Con la selección número 141 global (#35 de la cuarta ronda) los Texans, por primera vez en su historia seleccionaron a un jugador de la Universidad de Penn St. al escojer al esquinero John Reid. El ex Nittany Lion competira por un puesto como el Nickle corner en el cuadro defensivo. Su rapidez y estupendo juego de manos le permiten competir y trabar las salidas de receptores interiores en la línea de golpeo.

Sin duda los Texans salen del draft virtual con una cosecha interesante de jovenes que pueden contribuir de manera inmediata. De los cinco jugadores seleccionados, Blacklock se proyecta para tomar la cancha inmediatamente como titular. Greenard debe de entrar en la rotación de LB para aportar presión sobre el QB rival. Heck le da profundidad a la línea ofensiva mientras que Reid y Coulter puede que sean más proyectos para su segunda temporada pero con la oportunidad de entrar a la rotación. Fue un buen fon de semana para los Texans en el Draft 2020 de la NFLFinalmente los Texans cerraron su participación en el draft en el puesto 171 global (#26 de la quinta ronda) al escojer al receptor Isaiah Coulter de Rhode Island. Coulter es el primer jugador de dicha universidad en ser seleccionado en el draft de la NFL en 34 años. Coulter sin duda es un proyecto pero está rodeado por veteranos en está posición y esto será de tremendo benefición para el joven. Fisicamente cuenta con las herramientas. Es alto (6'2" 198 libras) y de hecho físicamente puede rellenar y convertirse en el más corpulento del grupo de receptores de los Texans. Cuenta con estupenda velocidad y atletísmo y repito, el contar con tremendos profesionales y veteranos en la misma posición será la mejor escuela para este joven que tiene la capacidad de ganar en trayectorias profundas y en balones divididos.

Advertising