De vuelta al trabajo


Fue perfecto.

Un triunfo 24-21 en un de los lugares más difíciles para jugar en toda la liga despierta diversas emociones. La victoria sobre Kansas City desató tales sensaciones de algarabía dentro de los vestidores de los Texans que podría ser expresada simplemente con un gesto de asentimiento.

Así de bueno fue. Así de importante.

¿Fue tan impresionante? Quizás, pero en términos de football, los Texans (1-2) tienen mucho trabajo por hacer.

Las grandes emociones fueron dejadas del lado el lunes en la mañana.

"Creo que nuestro equipo mostró una tremenda fortaleza mental ayer", aseveró el entrenador en jefe Dom Capers. "Hemos pasado muchas cosas en las primeras tres semanas, pero tengo fe en que nos harán un equipo de football más fuerte. Ciertamente tenemos mucho trabajo por hacer.

"Esta semana regresamos al trabajo. Sabemos que este fin de semana se viene el buen equipo de Oakland, y tenemos un montón de áreas en las que podemos mejorar, y eso es lo que planeamos hacer."

A los Texans les gustaría evitar un comienzo lento.

El domingo pasado el mariscal de campo David Carrencabezó al equipo en la serie de 57 yardas que abrió el juego, pero lanzó una intercepción en la zona roja. Los Chiefs marcharon 80 yardas hacia el otro lado y tomaron una ventaja de 7-0 muy rápidamente.

Como elemento positivo podemos destacar que los Texans no permitieron que el error desmantelara su juego.

"Lo significativo es que no entramos en pánico", reflexionó Capers. "Creo que nuestro jugadores hicieron un gran trabajo en mantener el aplomo y la intensidad a lo largo del juego, y eso es lo que se debe hacer.

"Cada fase de nuestro equipo se las vio feas en algún punto de ese juego, aunque cuando esto ocurría fuimos capaces de mantener la postura que se debe para no entrar en pánico y encontrar las maneras de hacer jugadas en momentos cruciales de un partido que nos permitió regresar y al final ganarlo."

Los Texans entregaron el ovoide siete veces en los dos primeros juegos, pero no lo hicieron el domingo luego de aquella intercepción inicial de Carr.

Defensivamente, los Texans les permitieron a los Chiefs convertir ocho de 13 terceros intentos y avanzar 364 yardas. El mariscal de campo de los Chiefs Trent Green lanzó sus primeros tres pases anotadores de la campaña.

Sin embargo, Houston había hecho titularizar a tres novatos, incluyendo al profundo fuerte Glenn Earl, quien ocupó el lugar de Eric Brown.

"Al mirar nuestra defensiva del domingo, se aprecia que colocamos como titulares a tres novatos", dijo Capers. "Esa es una de las razones por las que siento que si podemos mantenernos saludables, continuaremos mejorando semana a semana."

El equipo puso presión en el mariscal de campo a medida que el juego avanzaba, capturando a Green tres veces, correspondiendo dos a la última posesión de los Chiefs.

La defensiva tendrá que ponerse más dura contra los Raiders, pero al mismo tiempo continuar con su punto bueno de limitar la jugada grande.

Los Texans permitieron solamente una jugada de más de 25 yardas contra los Chiefs y los detuvieron en un cuarto y uno cerca de la línea de gol. La ofensiva tomó posesión en la yarda cinco y obtuvo un gol de campo para finalizar la mitad.

Capers estaba complacido de que su equipo fuera capaz de ganar ambas "situaciones de dos minutos".

El retorno de intercepción de 102 de Marcus Colemanque terminó en anotación finalizó con otra amenaza de anotación de Kansas City.

"Defensivamente, obviamente la jugada del partido fue la intercepción (de Coleman) que fue regresada 102 yardas para una anotación", no dudó Capers. "Esas son las jugadas que cambian totalmente un partido. Están ahí, esperando terminar en la zona de anotación."

Ofensivamente los Texans convirtieron solamente tres terceros intentos (3 de 10). De acuerdo con Capers, eso debe mejorarse.

El equipo tuvo una aceptable actuación en el juego terrestre para realizar algunas jugadas gracias a que Jonathan Wellsestuvo a la altura de las circunstancias. Wells ingresó en el partido luego de que el corredor titular Domanick Davisse doblara el tobillo.

Houston acarreó 76 yardas.

"Cuando eso ocurre tienes que hacer ajustes y seguir hacia adelante", contó Capers. "Si no puedes acarrear el ovoide, tendrás problemas para convertir terceros intentos. Estuvimos en muchas más situaciones de tercero y largo de las que hubiésemos querido, pero llegados esos momentos realizamos algunas jugadas clave."

Los Texans ajustaron bien durante el partido a pesar de la desventaja en las estadísticas en yardas totales (296 a 364) y tiempo de posesión (24:53 a 35:07).

Con la preparación correcta, los Texans este domingo en la noche bien pueden recrear algunos buenos momentos.

"Parece que esto se está armando, y esperemos que esto nos otorgue algo sobre lo que construir, porque para mí este es un modelo real de una victoria de equipo", concluyó Capers.

REPORTE DE LESIONADOS.Capers dijo que Davis no practicará el miércoles y que estará listado como debatible para el partido del domingo. Brown también será excluido de todo entrenamiento.

El corredor Tony Hollings, el receptor Corey Bradfordy el liniero ofensivo Zach Wiegertregresarán a la práctica en forma limitada.

This article has been reproduced in a new format and may be missing content or contain faulty links. Please use the Contact Us link in our site footer to report an issue.
Advertising