Defensiva impulsa triunfo

En una tarde perfecta para un partido de la NFL, dos equipos en la cancha hicieron todo lo posible para decepcionar a sus aficionados. A final del día, los Houston Texans superaron a los Oakland Raiders por marcador de 23-14 en lo que fue un desfile de balones sueltos, pases interceptados y goles de campo errados.

ryans_forcedfumble2_120306.jpg

Los Texans, quienes lograron su cuarto triunfo de la temporada, doblando la cifra de triunfas de la temporada pasada, arrancó el partido de maravilla al regresar un balón suelto de los Raiders para TD. El corredor de Oakland Rashard Lee perdió el balón en un avance de 13 yardas y el esquinero Demarcus Faggins lo recuperó y lo regresó 58 yardas para el primer TD del partido con 12:05 por jugar en el primer cuarto.

El resto de la primera mitad fue un desastre para la escuadra ofensiva de los Texans. En 28 jugadas ofensivas lograron sólo 53 yardas y cuatro primeros y diez. Los Raiders por su parte empataron cuando un despeje de Chad Stanley fue regresado 34 yardas hasta la yarda 21 de los Texans. En cinco jugadas cubrieron las 21 yardas al anotar el corredor Justin Fargas para empatar el partido a siete con 13:51 por jugar en la primera mitad.

Los Raiders tuvieron un par de oportunidades más en la primera mitad. Primero forzaron un balón suelto de David Carr que fue recuperado por los Raiders en la yarda 29 de los Texans con 2:00 minutos por jugar en la primera mitad. Oakland sólo pudo lograr un intento de gol de campo de 53 yardas pero la patada de Sebastián Janikowski le pegó al poste izquierdo y el partido se mantuvo empatado por el momento.

Houston tomó el balón y por segunda serie consecutiva Carr perdió el balón pero esta vez la escuadra defensiva de los Raiders se aseguró de anotar el TD al recoger el balón el LB Kirk Morrison y regresarlo 35 yardas para el TD con 56 segundos por jugar en la primera mitad.

El tercer cuarto iniciaría con una jugada impresionante para los Texans al regresar la patada de kickoff de la segunda mitad 87 yardas por Jerome Mathis quien jugaba su primer partido de la temporada después de recuperarse de una fractura en su pie sufrida antes del inicio de la temporada. Houston inició la serie ofensiva en la yarda tres de los Raiders y anotó en la siguiente jugada en acarreo de Wali Lundy para empatar el partido después de sólo 16 segundos jugados en la segunda mitad.

De aquí en adelante ambas escuadras ofensivas iniciaron la comedia de errores. Carr intentó sólo cuatro pases en la segunda mitad y todos fueron incompletos. En otra jugada más en la cual pretendía lanzar un pase, sufrió la quinta captura del partido. De hecho Carr terminó completando sólo 7 de 32 pases para 32 yardas. Restando las yardas perdidas en las cinco capturas de QB, Houston terminó el partido con -5 yardas netas en jugadas de pase. Fue la primera vez desde 1981 que un equipo de la NFL (Houston Oilers vs Cincinnati) ganó un partido a pesar de terminar con yardas negativas en pases.

La escuadra defensiva de los Texans robó cinco balones (2 intercepciones y 2 fumbles) y lograron cinco capturas de QB (4 en la primera mitad para establecer récord de equipo en la primera mitad de un partido) los Raiders fallaron tres goles de campo (53, 29 y 41 yardas) y a pesar de que iniciaron cuatro series ofensivas en territorio de los Texans, anotaron sólo un TD en dichas oportunidades.

"Un triunfo nunca es feo. Creo que fue uno de los mejores partido en el aspecto del esfuerzo de una defensiva y de equipos especiales que jamás he visto," comentó Gary Kubiak entrenador en jefe de los Texans. A parte de la devolución de Mathis para iniciar la segunda mitad, Dexter Wynn regresó una patada de despeje 58 yardas que culminó en uno de los tres goles de campo de Kris Brown.

Houston logró sólo 124 yardas en el partido de las cuales 95 fueron acumuladas por el corredor Ron Dayne quien había estado inactivo las últimas semanas. Dayne logró 83 yardas en 15 acarreos en la segunda mitad cuando los Texans empezaron a tomar control del partido.

Por la escuadra defensiva una vez más la estrella fue DeMeco Ryans quien terminó con 15 tackleos, forzó un balón suelto, recuperó un fumble y logró una intercepción en la siete de Houston en la última serie del partido de los Raiders.

Los Texans ahora regresan a casa el próximo domingo para enfrentar a Vince Young y los Tennessee Titans, quienes le recetaron su segunda derrota de la temporada a los Indianápolis Colts por marcador de 20-17. 

Enrique Vasquez es comentarista en la Cadena de Radio en español de los Houston Texans. Pueden sintonizar los partidos en Houston en KLAT 1010 AM, en San Antonio en KXTN y en el Valle de Texas en KGBT.

This article has been reproduced in a new format and may be missing content or contain faulty links. Please use the Contact Us link in our site footer to report an issue.
Advertising