Duelo importante contra los Colts

Sin duda es el momento para que los Texans tomen control de la división. Con todos los problemas que aquejan al equipo ofensivo, los lapsos en coberturas defensivas y todas las lesiones que han forzado cambios a la ofensiva y defensiva, la realidad es que un triunfo sobre los Colts este Domingo le daría básicamente una ventaja de tres partidos sobre la división. En este momento no importa quien es el que selecciona jugadas, o si el equipo practicó bien o no durante la semana. Lo único que importa es el derrotar a los Colts, equipo que cuenta con un montón de problemas que hacen parecer a los problemas de los Texans como un pequeño contratiempo.

Houston, con un cuadro ofensivo que ha anotado sólo seis TD's en 62 series ofensivas en la temporada, peor en la liga, tiene que aprovechar el hecho de que se enfrenta a un cuadro defensivo de los Colts que le permitió casi 400 yardas por el aire a Brian Hoyer la semana pasada. Y en la temporada todo rival le ha anotado por lo menos 22 puntos, incluyendo tres partidos de mas de 30 y un promedio de 410 yardas ofensivas al rival en el 2016. Los Colts han interceptado sólo un pase en la temporada y cuentan con sólo siete capturas de QB. En otras palabras, el cuadro defensivo de los Colts puede ser la mejor medicina para los Texans.

Claro, Brock Osweiler tiene que jugar mejor. Sobra decir que tiene que eliminar las intercepciones. Para lograr esto, lo más importante será tener más compostura en la bolsa de protección. Se entiende cuando los balones no son precisos al tener un jugador en su cara con presión. Pero el QB de los Texans tiene que eliminar las jugadas en las que pierde la jugada anticipando presión que no existe. Contra los Vikings esto le sucedió con mucha frecuencia. El resultado fueron pases errados y poco precisos y jugadas y pases de rutina que se convirtieron a favor del cuadro ofensivo. Osweiler necesita ayuda en la selección de jugadas en el aspecto de trayectorias en las que no tiene que colocar balones entre coberturas cerradas. El pase de 45 yardas al ala cerrada Ryan Griffin en contra de los Titans es un ejemplo. Griffin cruzó la cancha detrás de las trayectorias profundas de Hopkins y Fuller que limpiaron la zona. Griffin, con su marca persiguiendo en desventaja simplemente se encontró con el pase sin presión defensiva y con cancha abierta enfrente. El pase no fue uno que requiere precisión bajo presión. Pases pantalla regulares con el corredor Lamar Miller o los jet screens con Will Fuller V son otros recursos que le pueden ayudar a Osweiler a entrar en ritmo y más que nada conseguir yardas fáciles. Hopkins y Fuller no son receptores que sacuden marcas fácilmente. Ellos son más receptores de trayectorias directas con un quiebre o trayectorias a base de velocidad. Pero cuando la defensa coloca ayuda profunda de los safeties el pase simplemente no se puede lanzar por que el esquema defensiva dicta que el balón busque otras opciones. Contra los Vikings nada funcionaba y de hecho no lograron su primer primer y diez del partido por cuenta propia hasta muy tarde en el segundo cuarto. Por lo tanto se requieren otras opciones especialmente en el centro de la cancha con alguien como Braxton Miller quien también no ha sido factor hasta el momento.

El cuadro defensivo de los Texans sin duda debe de controlar el partido con presión constante sobre Andre Luck. Los Colts han permitido 20 capturas de QB en la temporada, máxima cantidad en la liga. La línea ofensiva simplemente no es de buen calibre. Considerando el hecho de que Jadeveon Clowney se encuentra en su mejor momento y que Whitney Mercilus se mantiene como el líder de capturas de QB los Texans se perfilan para un buen día. Presión resulta en robos de balón y Luck siempre ha tenido la tendencia de forzar jugadas y regalar balones. En la temporada Luck ha lanzado tres intercepciones y el equipo ha perdido un par de fumbles. Pero los problemas de la línea no han apagado completamente el desempeño de su cuadro ofensivo. Luck aun está promediando mas de 260 yardas por partido y ha lanzado 10 pases de TD en la temporada. Los Colts son un equipo que inicia mál, han anotado sólo 19 puntos en el primer cuarto de partidos esta temporada, pero si se les permite una oportunidad tarde, son más que capaces de remontar. Indianapolis ha anotado 61 puntos en el último cuarto de partidos esta temporada. Jugador por jugador de los Texans esta semana confirmó que no se pueden confiar en el récord perdedor de los Colts o que los problemas de su línea ofensiva será lo determinante. Luck es un QB peligroso. Tal vez más peligroso cuando sale de la bolsa de protección. Andrew puede correr con el balón para rescatar un primer y diez y mientras TY Hilton sigue en el plantel, puede anotar en cualquier momento.

Este será un partido entre dos equipos mu parejos. Cada uno tiene sus fallas y algunas de las que pueden ser fatales en lo que se refiere al poder cumplir con las esperanzas de post temporada. Una victoria le daría ventaja a los Texans de básicamente tres partidos sobre los Colts, al tener el desempate por el momento. Indianapolis por su parte puede meterse en la pelea una vez más después de lo que ha sido un inicio de temporada de la patada. Puede que no sean dos equipos muy elegantes o de lo mejor de la liga, pero sin duda el encuentro será una pelea entre dos acérrimos rivales divisionales.

Enrique Vasquez, entra a su décimo quinta temporada en las transmisiones de los Texans. La temporada del 2016 será su quinta como la voz oficial en español de los Houston Texans y la temporada número 25 transmitiendo partidos de la NFL.

The Houston Texans roster in photos. (Updated 3/2/2021)

This article has been reproduced in a new format and may be missing content or contain faulty links. Please use the Contact Us link in our site footer to report an issue.
Advertising