El reinado de noviembre


Cada triunfo en la NFL tiene su importancia, sea en la primera o en la decimosexta semana. Pero las victorias contra los rivales de división parecen significar algo más, y eso es por lo que Dom Capers siempre ha destacado la importancia de los partidos contra rivales divisionales.

carr_throw_jags103104.jpg

"Me gusta considerar a los juegos divisionales casi como si fueran dos partidos", revela el entrenador en jefe de los Texans.

La cuenta es relativamente simple. Un triunfo propio significa una derrota para el rival, y viceversa. El efecto dominó se produce rápida y significativamente.

Si ese es el caso, entonces todavía habrá muchos partidos de doble valor para los cuatro equipos de la AFC Sur. Al contrario que la temporada pasada, donde existía una clara separación entre los pudientes (Indianapolis y Tennessee) y los no tanto (Houston y Jacksonville), esta campaña la AFC Sur es una de las divisiones más competitivas de la liga.

Los Colts y Jaguars está igualados en la cima de la división con marcas de 5-3, habiendo ya repartido los encuentros de la temporada entre ellos. Los Texans, quienes están 2-0 en la división, están un juego detrás, con 4-4. Tennessee, que viene de su semana libre, está 3-5.

Son cuatro equipos separados por dos juegos. Y el calendario asegura que todavía veremos un montón de movimiento entre noviembre y diciembre.

"Todos hablaban de otras divisiones", de quejó el mariscal de campo de los Colts Peyton Manning. "Al mismo tiempo, yo decía que la AFC Sur sería la mejor división este año. Todavía pienso lo mismo. Están los cuatro equipos todavía con posibilidades. Todos hablaban de los Titans durante mucho tiempo, pero lo que están haciendo Jacksonville y Houston no me sorprende. Siempre hemos tenido mucho respeto por cada equipo de la división. Toda vez que jugamos contra Houston es un desafío."

La división todavía pasa por Indianapolis, por lo que el juego de los Texans en el RCA Dome del domingo tiene gran importancia. Houston empezó esta campaña con una marca divisional de 2-10, correspondiendo ambos triunfos a partidos contra Jacksonville. Pero los Texans ya han derrotado a los Titans y Jaguars en 2004, y en el lapso de las próximas cinco semanas Houston enfrentará dos veces a los Colts y una a los Titans. De ganar todos, o al menos de empatarlos, la tabla se verá bien al entrar en diciembre.

Pero eso es más fácil decirlo que realizarlo. Los Texans se sacaron de encima la sombra de Tennessee (para deleite supremo de la "Ciudad Espacial"), pero todavía tienen que derrotar a los Colts en cuatro intentos. Solamente uno de esos partidos estuvo parejo. El camino hacia la supremacía en AFC Sur todavía pasa por Indianapolis.

"Bueno, son los campeones de división", dijo Capers. "Es el equipo que se debe vencer en esta división, me parece. Han mantenido un grupo unido durante años. Han tenido el mismo plantel de entrenadores, tienen talento, están bien entrenados y son altamente eficientes. No debes revisar muchos videos de ellos para darte cuenta de eso."

Luego de su victoria del lunes en la noche sobre los Vikings, los Colts también tienen tres juegos de división en las próximas cinco semanas. Los partidos en casa contra Houston y Tennessee están intercalados con dos choques interconferencia de visitante, ante Chicago y Detroit. Y luego de recibir a los Titans, Indianapolis regresa al Reliant Stadium.

Los Colts se perdieron una oportunidad de oro de barrer a los Jaguars el 24 de octubre. Tras haber anteriormente ganado en Jacksonville, Indianapolis no estuvo a la altura de las exigencias y cayó derrotado 27-24. Sin embargo, los Colts todavía están 2-1 en la división, y dos triunfos en casa los colocaría al mando con marca de 4-1 entre rivales divisionales. En ese punto, una victoria en Houston casi les aseguraría repetir el título divisional a Indianapolis.

Jacksonville ha sido uno de las mejores historias de sorpresas de toda la NFL, al llegar a marca de 5-3. Pero los Jaguars están viniendo de una derrota 20-6 ante Houston que produjo un para nada deseado efecto más allá de las posiciones. El mariscal de campo de los Jaguars Byron Leftwich se lesionó una de sus rodillas en el segundo cuarto. Regresó para terminar el juego, pero ahora se espera que estará ausente en los próximos dos partidos.

Lo reemplazará David Garrard, quien ha visto poca acción en más de dos temporadas. Jacksonville recibe a los Lions esta semana, antes de ser anfitrión de los Titans el domingo siguiente. Con ya dos derrotas dentro de la división, los Jaguars necesitarán vencer a Tennessee y los Texans el día después de Navidad para ponerle cierta presión a Indianapolis.

Los Titans parecen estar fuera de la contienda por la división, especialmente por su marca de 0-3 en juegos divisionales. Y todas esas caídas ocurrieron en casa. Pero si Tennessee logra derrotar a los Bears este domingo para engrosar su marca a 4-5, los Titans ciertamente podrían hacer que el resto del mes sea interesante.

Luego de recibir a Chicago, los Titans tienen tres partidos seguidos de visitante. Y son todos choques de división: Jacksonville, Houston e Indianapolis. Una fila de potenciales asesinos, sin dudas. Pero este calendario asegura que Tennessee tendrá bastante que ver en la decisión de quién finalmente ganará la AFC Sur.

La carrera comienza el domingo en Indianapolis.

"Todo el mundo tratará de demostrar su valía este domingo", adelantó el mariscal de campo David Carr. "Este es un gran paso para nosotros más allá de lo que haya pasado el mes pasado. Este es un equipo de la división, al que todos en la liga conocen y respetan.

"Pero si ganamos nosotros, los que nos respetarán a nosotros son ellos."

This article has been reproduced in a new format and may be missing content or contain faulty links. Please use the Contact Us link in our site footer to report an issue.
Advertising