Interrogantes rodean al equipo

983.jpg

Kevin Walter no sólo ha brillado pero entra al partido contra San Diego como el líder del equipo con 33 recepciones para 435 yardas.

Los Texans entran a la fecha ocho de la temporada regular con interrogantes por todos lados. Lesiones en la posición de quarterback y receptor han dejado a la escuadra ofensiva con dudas sobre la disponibilidad de algunos de los integrantes. También en cuestión, la manera en la cual el equipo reaccionará después de la derrota impresionante y memorable la semana pasada. Por último, el entusiasmo regular de una semana de partido es mermado por las circunstancias que rodean al equipo rival de los Chargers de San Diego. Claramente no es una semana típica para los Texans.

La lesión del mariscal de campo titular Matt Schaub fue la de mayor interés al regresar el equipo a prácticas el miércoles. Schaub participó con el equipo, cosa que fue una grata sorpresa para el entrenador en jefe Gary Kubiak. "Matt hizo más de lo que anticipaba para honesto. Diría que es un buen paso. Sage (Rosenfels) aún tomó la mayoría de las jugadas pero definitivamente Matt se vio bien."

La lesión principal de Schaub es en su cadera y se dio en el golpe que le recetó el tackle defensivo de Tennessee Albert Haynesworth el domingo pasado. De hecho la cadera junto con su espalda es lo que le está causando aún más problemas que su tobillo que se lastimó hace un par de partidos. "Ha mejorada cada día," comentó Schaub sobre su cadera. "Me levanto cada mañana y tengo que probar todo y relajar la espalda. Lancé el balón un poco ayer y traté de moverme algo y trataré de hacer lo más que pueda sin resentirme o sufrir consecuencias negativas."

Claro que con la efectividad de Rosenfels la semana pasada los Texans parecen estar en buenas manos. A pesar de que lanzó cuatro pases de touchdown en el cuarto periodo, Sage reconoce que tiene que seguir trabajando para mejorar. "Recordaré dos cosas del partido. El final de locura pero más que eso, recordaré los balones que perdí. Fueron cuatro y eso tuvo tanto impacto en el encontrarnos atrás por tantos puntos que lo que hicimos colectivamente para remontar el marcador."

El equipo en este momento no sabe si estará disponible Schaub pero para Rosenfels la situación es la norma para un mariscal suplente. "Esta es me séptima temporada en la liga y he vivido esta situación una docena si no quince veces. Es decir, el mariscal titular esta golpeado y su participación esta cuestionable. Me preparé para esos partidos tal como si Schaub estuviera al 100%. Si juego o no mi preparación es la misma."

Otro de los jugadores que poco a poco esta tratando de regresar al terreno de juego es el receptor Andre Johnson. Después de un inicio de temporada de 14 recepciones, 262 yardas y tres touchdowns en los primeros dos partidos, Johnson se ha perdido cinco encuentros consecutivos. El miércoles regresó a participación limitada con el equipo pero su regreso a la alineación titular aún está en espera. "Se siente muy bien el poder regresar con mis compañeros," explicó Johnson. "Los muchachos se emocionaron en verme en uniforme y con mi casco. Corrí algunas trayectorias pero no participé completamente con el equipo. Aún lo estoy tomando día a día y revisando el estado de mi rodilla."

En su ausencia, Kevin Walter no sólo ha brillado pero entra al partido contra San Diego como el líder del equipo con 33 recepciones para 435 yardas y un touchdown. Pero no ha sido sólo Walter quien ha destacado si no todo el cuerpo de receptores que ha sacado a la escuadra ofensiva adelante. Esto no necesariamente es de sorpresa para Kubiak. "Dije temprano en la temporada cuando me preguntaban quien sería el receptor número dos en el equipo que no me preocupaba eso si no que me importaba más en tener un buen grupo de receptores. Claramente tenemos un buen grupo de receptores."

Ahora, los receptores han contribuido pero la realidad es que entre todos los receptores en el plantel sólo han logrado cuatro touchdowns. Johnson en sólo dos partidos anotó tres. Por lo tanto el regreso de Johnson es importante para la escuadra ofensiva.

A sólo cuatro días del partido contra los Chargers lo de más importancia es la situación del equipo y los habitantes de San Diego. A sólo cuatro años de haber vivido exactamente la misma situación en la que incendios forzaron el traslado de un partido de San Diego a Phoenix, los Chargers han sido directamente afectados por los incendios. Más de 40 empleados o jugadores del equipo han tenido que evacuar sus hogares y ahora desde la distancia monitorean y esperan poder encontrar sus casas intactas en los próximos días. Claramente el partido pasa a segundo plano para los aficionados y jugadores de la franquicia de San Diego. Pero el partido se tiene que jugar ya sea en Dallas o Houston. Los Texans por su parte esperan dejar atrás la decepcionante derrota de la semana pasada. Los Chargers esperan dejar atrás, si no por sólo un par de horas, la situación difícil alrededor de su ciudad de San Diego.

Enrique Vasquez es comentarista en la Cadena de Radio en español de los Houston Texans. Pueden sintonizar los partidos en Houston en KLAT 1010 AM, en San Antonio en KXTN y en el Valle de Texas en KGBT.

This article has been reproduced in a new format and may be missing content or contain faulty links. Please use the Contact Us link in our site footer to report an issue.
Advertising