Kubiak no presenta excusas


A la defensiva: Un par de días después de que la escuadra defensiva de los Texans le permitieron 495 yardas a los Washington Redskins, fue esta unidad la que recibió la mayor parte de la atención por parte del entrenador en jefe Gary Kubiak en su rueda de prensa post juego. Mientras tanto la escuadra ofensiva no ha sido espectacular pero es difícil ignorar los números del QB David Carr quien es el líder en rating de efectividad en la NFL después de tres partidos y que cuenta con seis pases de TD y sólo una intercepción.

El desempeño de Carr y las 152 yardas de Andre Johnson el pasado domingo han puesto mas presión al equipo defensivo y por lo tanto muchos piensan que los muchachos

mal inicio por los defensivos, que no anticipa cambios drásticos en el plantel titular defensivo en cara al partido del domingo contra los Miami Dolphins en el Reliant Stadium.

kubiak092506.jpg

"No anticipo cambios entre los titulares," confirmó Kubiak. "Tenemos que hacer cambios en lo que hacemos y

Kubiak dejó claro que aún confía en Richard Smith y el esquema que él ha implementado pero a la vez confesó que tal vez están tratando de hacer demasiado.

"Creo que es una combinación de varias cosas pero lo fundamental es que si sigues teniendo errores de alineación y de técnica, es probable que estas tratando de hacer más de lo que eres capaz y eso es la responsabilidad de nosotros los entrenadores. Pero a la vez, no somos un grupo que puede mantenerse en el mismo esquema táctico todo el partido considerando la calidad de los rivales. Tenemos que hacer algunas cosas Tenemos que retar a los jugadores pero a la misma vez

entrenadores tenemos que hacer un mejor trabajo."

El rival de esta semana, los Dolphins, cuentan con la escuadra ofensiva número 26 de la liga y esto es tal vez lo que los Texans necesitan al haberse enfrentado a tres de las mejores 12 ofensivas de la liga para arrancar la temporada.

Juego terrestre estancado: El juego por tierra de los Texans no logró ser efectivo el domingo pasado y parte

problema es el de las lesiones a dos de los titulares. El tackle izquierdo Charles Spencer, quien está fuera el resto de la temporada, y el centro Mike Flannigan, no participaron y se notó.

"Es difícil," comentó Kubiak referente a las bajas en la línea ofensiva. "Saben lo tanto que contamos con el joven Spencer y luego con la salida de Flannigan a quien trajimos para que fuera el líder

grupo. Son dos bajas tremendas. Pero esto es parte de este deporte y tienes que encontrar la manera de superarlo."

Entrando a la temporada parecía ser que los Texans implementarían una rotación de tres corredores. El domingo fue Ron Dayne el único corredor en acumular yardas. Dayne terminó el partido con 58 yardas en 14 de los 18 acarreos que realizó

. Tres de esos otros acarreos fueron realizados por David Carr. A pesar de que fue Dafne el corredor principal el domingo, se anticipa que Samkon Gado participará más si el partido se presta para establecer una rotación.

No hay excusas: Entrando a la temporada, los primeros tres partidos de la temporada se sabían serían difíciles. Philadelphia, Indianápolis y Washington eran todos considerados equipos con posibilidades de entrar a la post temporada en el 2006. Enfrentar tres equipos de tal calidad es difícil pero para un equipo que viene de una temporada de sólo dos triunfos es un reto casi imposible de superar. Pero considerando esto, Kubiak nunca presentó esto como una excusa por el inicio pésimo de su equipo.

"No, pienso que eso es muy fácil (de dar como explicación)," dijo Kubiak. "No hemos jugado bien y el domingo fue el peor de los partidos y ese es un hecho. Tenemos que evaluarnos detalladamente, ver que estamos haciendo y con quien lo estamos haciendo. Tiene que haber cambios drásticos y muy pronto por que no hay excusa por lo que ha sucedido y no hay razón por la cual suceda una vez más."

Por senderos nuevos: Una de las razones entre otras por la llegada de Kubiak a Houston como entrenador en jefe, fue el que Kubiak siempre ha sido un ganador. Ha pasado por sólo dos temporadas con récord perdedor en su carrera como jugador y entrenador en la NFL y por lo tanto el inicio de 0-3 es raro para él y difícil de digerir.
"Ha sido difícil, no puedo mentirles, ha sido extremadamente difícil," confesó Kubiak. "Pero es una de las razones por la cual estoy aquí, para ayudar a este equipo a poder superar los momentos como este y es exactamente lo que voy a hacer. Es un tremendo reto y estoy ansioso por encontrar la manera de cambiar los resultados y poder dar inicio a algo positivo. Pero estoy muy conciente de la magnitud del reto y voy a seguir trabajando hasta lo logre."

El siguiente reto será el equipo de los Miami Dolphins este domingo en Reliant Stadium.

Traducción de Enrique Vasquez

This article has been reproduced in a new format and may be missing content or contain faulty links. Please use the Contact Us link in our site footer to report an issue.
Advertising