Los Lions rugen en Motown

DETROIT– Decir que el espectáculo brindado por los Texans y Lions esta tarde fue un compendio de desprolijidades bien podría ser una subestimación. Pero los Lions fueron los capaces de capitalizar tres cortes de balón para luego encontrar la zona de anotación la suficiente cantidad de veces para sellar un triunfo de 28-16 ante 61,565 fanáticos de Detroit en el Ford Field.

bradford_td_lions091904.jpg

El corredor Domanick Davis encabezó el ataque de los Texans en su primera marcha, consiguiendo un par de primeros intentos, pero Houston fue forzado a despejar rápidamente y los Lions tuvieron posesión en su propia yarda15.

La defensiva de Houston puso presión, no permitiendo que el ala cerrada Stephen Alexander y ni el corredor Kevin Jones avanzaran yardas cuando el mariscal de campo Joey Harrington lanzó el ovoide en sus respectivas direcciones. El apoyador de los Texans Jason Babin se intrometió a través de los frontales de los Lions inmediatamente después, capturando a Harrington pata un retroceso de tres yardas, en lo que significó su primera embolsada dentro de la NFL.

Los Lions fueron forzados a entregar nuevamente el balón a la ofensiva de los Texans mediante un despeje del despejador Nick Harris, pero Houston no estaba listo para capitalizar los esfuerzos defensivos. El ex extrella de la Universidad de Texas Shaun Rogers y James Hall unieron fuerzas para derribar al mariscal de campo de Houston David Carr, para pérdida de cinco yardas, colocando a los Texans en situación de tercero y 9. El guardia izquierdo Chester Pitts tuvo un comienzo en falso en la jugada siguiente, empujando hacia a atrás aún más a los Texans, por lo que Carr tuvo que convertir un tercero y 14 desde la 43 de Houston. La defensiva de los Lions se mantuvo firme y el despejador Chad Stanley se despachó con otra impresionante patada, alejando el balón 48 yardas, hasta la 14 de Detroit.

Harrington y compañía no pudieron avanzar demasiado en el campo y despejaron otra vez el ovoide a las tropas ofensivas de Houston. Davis tomó el primer saque para avance de cinco yardas, y un castigo de mascarilla de 15 yardas cobrada al tackle defensivo Dan Wilkinson envió a los Texans hacia delante, hasta la 48 de Detroit. Wilkinson se redimió dos jugadas después, forzando a que Davis soltara el balón, el que fue recobrado por el apoyador James Davis.

Pero la defensiva de Houston estaba determinada a mantener a Harrington y a la ofensiva de los Lions fuera de la zona de anotación, enviando al apoyador Jamie Sharper por entre la línea ofensiva de Detroit en tercero y 6, lo que causó que el mariscal de campo no lograra conectarse con el receptor Roy Williams.

El pateador Jason Hason ingresó para intentar un gol de campo de 47 yardas que colocara en la pizarra los primeros puntos de Detroit, pero su patada se fue ancha por la derecha, y así el juego continuaba sin anotaciones al empezar el segundo período.

En solamente un cuarto, los Texans y los Lions se combinaron para acumular solamente 50 yardas ofensiva, la misma cantidad sumada entre ambos equipos en penalidades cometidas.

En su siguiente serie, Houston intentó terminar con la seguidilla de jugadas desprolijas, pero no tuvieron suerte. Carr permitió un retroceso de 11 yardas cuando el jugador de Detroit Davis puso presión en el mariscal de campo. En la siguiente jugada un pase intentado por Carr a Davis fue interceptado por el esquinero novato Keith Smith.

Detroit aprovechó para ganar el impulso del partido, al tiempo que Harrington lanzó un misil a Corey Schlesinger, quien corrió por entre varios defensas de los Texans en un avance de 12 yardas. El apoyador Kailee Wong obligó a que Harrington saliera del campo de juego, forzando un tercero y 11, pero Harrington encontró al receptor Az-Zahir Hakim por el medio para conseguir un primer intento.

El corredor Kevin Jones continuó el avance acumulando 16 yardas en un acarreo que permitió que los Lions ingresaran en la zona roja, hasta la 11 de Houston. Un castigo de interferencia de pase cobrada al esquinero de los Texans Aaron Glenn en la zona de anotación colocó a los Lions en la cómoda yarda uno, con su primer 1º y gol de encuentro. En la jugada siguiente Harrington encontró libre a Schlesinger en la esquina de la zona, lo que le otorgó a Detroit loa primeros puntos del partido y una ventaja de 7-0.

Houston tuvo el balón nuevamente en sus manos y salió dispuesto a emparejar el tanteador. Davis avanzó cinco yardas antes de que Carr se conectara con el receptor Andre Johnson por primera ocasión en el partido. Johnson acumuló otras 24 yardas y consiguió un primer intento. Davis sumó otras tres en un tercero y seis, justo cuando el apoyador Alex Lewis cometió una rudeza contra el pasador, otorgándoles a los Texans otras 15 yardas y un primer intento. Desde la 43 de Detroit, Carr encontró al receptor Jabar Gaffney en una ruta de "seam" para ganancia de 25 yardas, y Houston ya estaba marchando hacia la zona de anotación.

Carr entregó el ovoide a Davis en un tercero y13, pero la máquina terrestre de los Texans fue capaz de solamente acumular cinco yardas, lo que derivó en que ingresara el pateador Kris Brown para intentar un gol de campo de 34 yardas. Brown consiguió atravesar los postes, consiguiendo los primeros puntos de Houston, aunque los Texans todavía iban 7-3 abajo con solamente poco más de un minuto por jugar en la primera mitad.

La defensiva de los Texans forzó a los Lions a un "tres y afuera", brindándole a su ofensiva la posibilidad de tener el ovoide con 46 segundos de tiempo. Carr se conectó con Davis en la primera jugada para avance de 16 yardas, pero su segundo lanzamiento fue derribado por el ala defensiva Jared DeVries. Carr se quedó con el ovoide para avance de seis yardas, quedando en tercero y cuatro. Carr recibió presión asfixiante en el bolsillo, lo que permitió que James Hall lograr soltar el balón de las manos de Carr, quien luego inmediatamente lo recobró. Los Texans tuvieron una última jugada en cuarto intento antes de que finalizara la primera mitad.

Houston le pateó el balón a Detroit para empezar el tercer cuarto. El veterano de los Texans Glenn interceptó un pase de Harrington intentado al receptor Tai Streets, regresándolo 23 yardas, hasta la 38 de Detroit 38. Pero la 31ª intercepción de Glenn en su carrera no derivó en puntos.

Carr se conectó con Davis al iniciar la marcha, para un avance por aire de nueve yardas, pero el esquinero de los Lions Chris Cash forzó a Davis a soltar el ovoide, enviándolo de regreso a la posesión a la ofensiva de Detroit.

Kevin Jones, de Detroit, empezó con un acarreo de 11 yardas antes de que Harrington se conectara con Artrose Pinner en recepciones de 14 y siete yardas, respectivamente. Harrington selló la marcha de 71 yardas con un pase anotador de 31 yardas a Roy Williams, lo que extendió la ventaja de Detroit a 14-3 en el tercer período.

Houston respondió satisfactoriamente bajo presión, ya que Carr construyó una marcha anotadora de 82 yardas en seis jugadas, consumiendo 4:07 del reloj. La ofensiva de los Texans funcionó desde el inicio de la serie. Carr se conectó con Davis para avance de nueve yardas y encontró al ala cerrada Mark Bruener por el medio para una ganancia de seis yardas. Un castigo de comienzo en falso defensivo cobrado contra Detroit le otorgó a Houston un primer intento, y dos jugadas después, Carr se conectó con Johnson en un pase anotador de 54 yardas, la anotación más larga en la carrera de Jonson, lo que acortó distancias a 14-10, todavía a favor de Detroit.

Pero la celebración de Houston tuvo corta vida, ya que el devolvedor de los Lions Eddie Drummond se escapó 99 yardas hasta ingresar en la zona de anotación de Houston, lo que extendió la distancia otra vez a favor de Detroit 21-10.

En un juego de ping-pong en lo que se refiere al marcador, Houston respondió nuevamente. Davis tuvo el balón en sus manos en seis oportunidades al tiempo que Carr encontró al receptor Corey Bradford en un lanzamiento de 13 yardas, y Houston lentamente ingresaba en territorio de Detroit. Carr encontró a Bradford otra vez para anotar mediante un lanzamiento de 27 yardas, terminando una marcha de 11 jugadas y 81 yardas de avance.

Esa jugada marcó la 11ª anotación de Bradford con los Texans, donde promedió una cifra impresionante de 46.2 yardas en cada una de ellas.

El intento de conversión de dos puntos fue fallida ya que el pase de Carr a Gaffney no fue exitoso, y el resultaba quedaba 21-16.

Detroit regresó con todas sus fuerzas, ya que Harrington encontró receptores de sus pases en Streets, Jones y Williams. Bajo presión, el mariscal de campo lanzó el ovoide a Williams en la esquina de la zona de anotación al mantener sus pies dentro de los límitres del terreno en una recepción anotadora de 14 yardas que les otorgó a los Lions una ventaja de 28-16 con menos de cinco minutos por jugar.

Los esfuerzos ofensivo de los Texans tuvieron una última oportunidad de encontrar la zona de anotación, pero fueron forzados a entregar la posesión por intentos, y la ofensiva de los Lions tomó el balón en su propia yarda uno para acabarse lo que quedaba en el reloj y dellar el triunfo. Los Texans cayeron a 0-2 al tiempo que Detroit consiguió su segunda Victoria de la campaña. El próximo domingo Houston viaja a Kansas City para enfrentarse a los Chiefs

This article has been reproduced in a new format and may be missing content or contain faulty links. Please use the Contact Us link in our site footer to report an issue.
Advertising