Los Texans cierran con una derrota

HOUSTON --Tampa Bay entró en ritmo ofensivo en la primera mitad mientras que su defensiva evitó que los Texans entraran a la zona de anotación, camino a una victoria por 17-9 frente a 70,024 aficionados. El triunfo le concede una marca de 3-0 a Tampa Bay ante los Texans en la serie de pretemporada entre ambos equipos.

coleman_bucs090204.jpg

Aunque los Texans no pudieron ganar su último compromiso antes de la temporada regular contra San Diego, el entrenador en jefe Dom Capers destacó ciertos aspectos positivos en este período de preparación de cuatro semanas.

"Me hubiera gustado vernos anotar un touchdown esta noche," dijo. "El resultado más positivo de esta velada es que nadie se nos lesionó."

Capers estuvo también satisfecho con el desempeño de la ofensiva titular de los Texans. El mariscal David Carr sólo participó en dos series ofensiva mientras el corredor Domanick Davis participó en sólo una. Capers nota una mejoría de principio a fin en su cuadro ofensivo del 2004.

"Me gusta lo que he visto de nuestros titulares ofensivos a través de la pretemporada. Creo que seremos mucho más eficientes."

Fue la ofensiva de los Bucs la que marcó la pauta esta noche y lo hicieron desde el inicio del encuentro.

Los Bucs ganaron la volada y decidieron recibir, devolviendo la patada inicial hasta su propia yarda 42. El guardia nariz Seth Payne de los Texans, retornando a la acción por primera vez desde el pasado septiembre, logró su primer tackle y la defensiva de Houston forzó a los Bucs a despejar en su primera posesión.

La ofensiva de los la ofensiva de los Texans se inspiró con un acarreo de ocho yardas de Davis, cuando el receptor Andre Johnson retrasó la ofensiva cinco yardas con un castigo por arranque falso. Johnson se recuperó en la próxima jugada, atajando un pase de 30 yardas de Carr* *por el medio. Davis atrapó otro pase de 11 yardas antes de que Carr intentara un pase dirigido al ala abierta Corey Bradford. En ese momento, Carr recibió un golpe a ciegas del apoyador Ian Gold y el ovoide no llegó a manos de Bradford, pero sí del esquinero Mario Edwards de los Bucs.

Los Bucs tomaron posesión en su propia yarda 18. Comenzó a caer una llovizna sobre el césped en Reliant Stadium y el techo fue cerrado rápidamente. Tampa Bay comenzó a avanzar de inmediato.

El corredor Michael Pittman avanzó cuatro yardas por tierra antes de capturar un pase de 20 yardas del mariscal Brad Johnson. Johnson completó una espiral impresionante al receptor Michael Clayton para un avance adicional de 19 yardas. La defensiva de los Texans evitó que los Bucs entraran a la zona de anotación y el pateador Martín Gramática ingresó al terreno para ensayar un gol de campo de 47 yardas. Pero el intento de Gramática se quedó corto, rebotando en el travesaño y Houston se apoderó el balón en su propia yarda 29.

La defensiva de los respondió como se esperaba, obligando un despeje de Chad Stanley.

Brian Griese ingresó al terreno como mariscal reserva de los Bucs y se conectó con al ala abierta Bill Schroeder por la línea de banda izquierda en un pase de 26 yardas que colocó a los Bucs en territorio de Houston. Griese colocó a su cuadro en posición de anotar, encontrando a Clayton con un pase de 12 yardas que colocaba a Tampa Bay en la yarda cinco de Houston. Pero la defensiva de los Texans aguantó. El apoyador Jay Foreman y el profundo libre Marcus Coleman frenaron dos oportunidades cerca de la línea de gol y los Bucs se conformaron con un gol de campo de 20 yardas de Gramática que les dio ventaja de 3-0 en el segundo cuarto.

Carr completó la noche completando cuatro de seis intentos de pase, sumando 35 yardas, una intercepción y un acarreo de cuatro yardas, cuando el mariscal reserva Tony Banks tomó las riendas del cuadro ofensivo.

El corredor reserva Tony Hollings tomó el ovoide en la primera jugada, pero en la segunda, el intercambio entre Banks y Holligs falló y el tackle defensivo Oliver Gibson de Tampa Bay recuperó el balón en la yarda 21 de Houston. Tres jugadas después, Griese halló al ala cerrada Rickey Dudley en un pase anotador de una yarda que aumentó la ventaja de los Bucs a 10-0.

La próxima marcha de Houston tampoco tuvo un final feliz. Hollings avanzó en un acarreo de 18 yardas por la línea de banda justo antes que Banks hallara al receptor Derick Armstrong con un pase de 19 yardas. El ímpetu cambió de dirección cuando el ala defensiva Josh Savage capturó a Banks y luego fue interceptado por el esquinero Roynell Whitaker, trayendo al terreno una vez más a la defensiva de los Texans.

Los Bucs le despejaron el balón a Banks y a la ofensiva de Houston. Hollings produjo acarreos de tres y de 14 yardas antes de abandonar la contienda con una lesión en el muslo. El pateador Kris Brown entró a convertir un intento de gol de campo de 39 yardas pero un castigo por formación ilegal contra los Texans lo obligó a intentar uno de 44 yardas. Brown convirtió el más largo y el marcador leía 10-3 al terminar la primera mitad.

Los Bucs sumaron 14 primeras oportunidades en la primera mitad contra sólo seis de los Texans y dominaron en cuanto a yardas totales acumuladas con 208, cien más que Houston.

El devolvedor de patadas J.J. Moses dio un buen comienzo a la segunda mitad con una devolución de 41 yardas de la patada inicial. Pero la primera marcha del segundo tiempo se estancó y Stanley despejó el ovoide a Tampa Bay al comenzar el tercer cuarto.

Chris Simms entró al partido--el tercer mariscal que la defensiva de los Texans enfrentarían esta noche. Simms conectó un pase de 13 yardas al receptor Charles Lee y convirtió el séptimo de diez terceras oportunidades en primeras oportunidades de la velada, manteniendo la primer marcha de la segunda mitad con vida.

Pittman encabezó la ofensiva de Tampa Bay con dos acarreos de seis yardas cada uno y otro de 27 yardas que colocó a los Bucs en la yarda nueve de Houston. Simms liquidó una marcha anotadora de 89 yardas al encontrar al ala cerrada Will Heller con un pase de seis yardas en la zona de anotación que le concedió a Tampa Bay una considerable ventaja de 17-3.

La ofensiva de los Texans dio señales de vida cuando Banks halló al receptor Kendrick Starling con un pase de 14 yardas. El corredor de fuerza Jarrod Baxter animó el avance terrestre con un acarreo de 12 yardas antes que el corredor reserva Adam Matthews contribuyó sus acarreos de siete y una yarda. Banks halló a Armstrong en un pase de nueve yardas para conseguir sólo la segunda conversión de tercera oportunidad de la noche. La pierna confiable de Brown le dio a los Texans tres puntos más al convertir un intento de gol de campo de 43 yardas. El marcador leía 17-6 a favor de Tampa Bay.

Los cuadros especiales de los Texans entraron al terreno con un par de trucos, al Brown intentar una sorpresiva patada corta. El profundo Glenn Earl de los Texans recuperó el ovoide suelto y le dio el balón a Houston en propia yarda 43 con otra oportunidad de anotar.

El corte de balón no produjo puntos y Stanley pateó un despeje de 50 yardas que le entregó el ovoide a los Bucs.

Simms tomó el terreno con intenciones de repetir su hazaña anotadora previa, pero sus esperanzas fueron despedazadas cuando el esquinero Demarcus Faggins anticipó el pase de Simms a Lee. Faggins lo interceptó y devolvió 22 yardas hasta la yarda 31 de Houston y Dave Ragone ingresó al partido como el nuevo mariscal de Houston.

Ragone abrió bien, hallando al ala cerrada Matt Murphy antes de enviar un pase de 32 yardas por la línea de banda a Starling. Los Texans no entraron a la zona de anotación porque no lo permitió la defensiva de los Bucs, pero al menos Brown convirtió un gol de campo de 38 yardas que dejó a los Bucs en comando 17-9.

Tanto la ofensiva de Tampa Bay como la de Houston se estancaron en los minutos finaloes del encuentro. Los Bucs aseguraron su triunfo con 17 puntos (10 anotados en el segundo cuarto) contra los nueve anotados por los Texans.

Los Texans sumaron 223 yardas totales, con sólo 42 yardas terrestres y las otras 181 por aire. Armstrong encabezó a los receptores de los Texans con sus cuatro recepciones que sumaron 48 yardas mientras que Hollings lideró a los corredores con sus seis acarreos que acumularon 22 yardas.

Ragone completó cuatro de siete pases, sumando 58 yardas durante el último cuarto para producir un índice de pasador de 84.2.

Los Texans alzarán pesas y estudiarán vídeos el viernes, tendiendo el sábado y el domingo libres. Comenzarán a prepararse el lunes para el partido de apertura de temporada regular en casa contra San Diego el 12 de septiembre.

"En las últimas cuatro semanas hemos intentado conocer mejor la capacidad de nuestro equipo," dijo Capers tras el partido. "Obviamente la pretemporada ha terminado y este proceso también concluyó. Después de mañana por la noche, todos los equipos comienzan la campaña con marca de 0-0. Lo que hemos hecho en los últimos cinco meses ha sido con un solo propósito – jugar nuestro mejor partido el domingo contra San Diego y mejorar con cada semana.

"Estoy seguro que tenemos mucho qué hacer para mejorar. Pero también estoy seguro de lo que se requerirá. Sé que tendrán ganas de llegar el lunes para prepararse a ganar contra los Chargers."

This article has been reproduced in a new format and may be missing content or contain faulty links. Please use the Contact Us link in our site footer to report an issue.
Advertising