Mallett impresiona en debut con los Texans

El proceso de encontrar un mariscal de campo capaz de manejar el ataque ofensivo durante la última temporada y media, en ausencia de un QB pródigo disponible, parece que se había convertido en una misión imposible. La expectativa siempre se ha enfocado en tener a un mariscal que simplemente podía ser capaz de conducir el ataque ofensivo sin cometer errores y hacer lo suficiente para que el cuadro fuera operante.

Pero el problema es que lo que único que se ha encontrado hasta ahora era mariscales que hacían todo lo posible para limitar errores y el ataque era apenas lo operante para tolerar las limitaciones y errores que se cometían con regularidad.

Por lo menos este era el caso hasta este Domingo cuando bajo la dirección de Ryan Mallett el cuadro ofensivo de los Texans no sólo jugó un partido completo sin errores o por lo menos los errores que han aquejado al equipo por una temporada y media en lo que fue el triunfo de 23-7 sobre los Cleveland Browns. Claro, es sólo un partido. Pero hay varios aspectos que hacen de esta buena actuación algo que se puede repetir y duplicar a largo plazo.

La temporada pasada cuando Case Keenum tomó la cancha, inmediatamente le inyecto una chispa al ataque ofensivo. Pero esto se dio gracias a jugadas improvisadas y fuera de lo que era el esquema ofensivo. A largo plazo esto era imposible de duplicar y a fin de cuenta no fue suficiente para por lo menos ganar un partido.

Check out these snapshots from the Texans Week 11 matchup with the Browns.

Con Ryan Fitzpatrick el ataque tuvo un mejor funcionamiento pero el cuadro se encontraba en una batalla constante en contra de castigos y errores mentales que simplemente eran imposibles de superar a largo plazo. La protección de la línea ofensiva era irregular debido a falta de comunicación y nunca se encontró un ritmo consistente.

Bajo la dirección de Mallett en contra de los Browns era como si finalmente se pusieron los lentes y la imagen borrosa de la idea del ataque ofensivo de Bill O'Brien tomo una claridad. Esto fue facilitado por Mallett quien verdaderamente manejó el ataque ofensivo y no sólo se la pasó limitando errores.

Todo inicia con la efectividad de la línea ofensiva y la coordinación entre este grupo y el mariscal de campo en como se puede llevar a cabo cada jugada dependiendo lo que presenta el cuadro defensivo. Este detalle es algo que aficionados no reconocen como una de las responsabilidades del mariscal de campo.

El QB tiene que saber que la línea sabe como resolver el problema de la presión defensiva. También tiene que saber cuando ese problema no tiene solución y por lo tanto el pase tiene que salir rápido a un receptor que altero su trayectoria para facilitar un pase o en el peor de los casos simplemente botar el balón a la primera fila de asientos.

La línea ofensiva que había sufrido de inconsistencias no permitió capturas de QB y de hecho Mallett sólo fue tocado en un par de jugadas en los 30 pases que lanzó. A lo largo del partido Mallett se encontraba en comunicación constante con la línea para asegurar que la protección y el bloque en el juego terrestre era el más adecuado. Esto es algo que se puede duplicar semana a semana.

Al solidificar la protección, Mallett se encargo de disparar pases con autoridad a todo sector de la cancha. En el partido completó 20 de 30 pases para 211 yardas y dos TD's. La intercepción que lanzó facilmente se pudo haber convertido en otro TD si no por la estupenda jugada del esquinero Joe Haden en la zona de anotación. Los Texans iniciaron el partido con un pase profundo que Andre Johnson no pudo asegurar pero esto sirvió para abrir la defensa de los Browns temprano en el partido.

Mallett trabajó las bandas con Andre y DeAndre Hopkins quienes se combinaron para atrapar 12 pases para 89 yardas. Mallett encontró a la ala cerrada Garrett Graham en lo que fue uno de sus dos pases de TD y le lanzo un total de tres balones. Entrando al partido los tight ends de los Texans habían logrado sólo 16 recepciones totales en toda la temporada. Mallett también trabajó el centro de la cancha con Demaris Johnson y Andre en trayectorias cortas hacia el centro. Fue una distribución completa del balón a todo sector de la cancha. Y como salieron esos pases. La velocidad de los pases especialmente trabajando hacia los costados llegaron con alta velocidad.

Esto impide que el defensivo llegue a tiempo y facilita que el receptor pueda trabajar después de la recepción. En varios pases hacia Andre no era tanto que atrapó el balón si no que el balón se le clavó en el pecho o abdomen. Es impresionante la velocidad con la que sale el balón hacia los receptores. Todo esto es algo que se puede duplicar semana a semana y en el caso de la potencia del brazo de Mallett es algo que pocos al rededor de la liga pueden duplicar.

Finalmente y tal vez lo más importante, Mallett proyecto un liderazgo y confianza que no se ha visto en la posición en un buen rato. Fuera de la cancha se encontraba motivando a los compañeros y en todo momento se notaba enchufado en el partido y cuando era necesario corrigiendo y colocando a jugadores en el lugar adecuado para asegurar el éxito de la jugada. Esta energía se proyectó al cuadro defensivo que tomó la cancha con la confianza de que no estaban jugando solos en este partido. Es decir, sabían que el cuadro ofensivo iba a responder cuando el balón estaba en su posesión.

La defensa robo balones y la ofensiva aprovechó. El juego aéreo fue efectivo y el juego terrestre se impuso en el partido de manera dominante al lograr 213 yardas de las cuales Alfred Blue acumuló 156 en 36 acarreos. El puesto de QB siempre es el que marca la pauta en un equipo. En contra de los Browns, un equipo que entró al partido como puntero de su división, la diferencia de actitud y efectividad fue marcada comparada al resto de la temporada para los Texans.

Ah... y JJ Watt. Quien Mas!

Con su cuarto TD de la temporada en lo que fue el primer pase de TD en la carrera de Mallett, Watt suma 4 anotaciones en la temporada. En este momento Watt ha atrapado mas pases de TD que Calvin Johnson, Larry Fitzgerald y lamentablemente Andre Johnson. Pero en el caso de Andre, esto pronto puede cambiar con Mallett al control del ataque ofensivo.

Es sólo un partido pero lo que demostró Mallett en el triunfo sobre los Browns no fue de suerte o de jugadas improvisadas de milagro. Este éxito del cuadro ofensivo es algo que se puede mantener cuando no sólo se juega para evitar errores si no para imponerse en la cancha. Mallett tomo un buen paso como profesional este pasado Domingo. Un paso que acerca al equipo a finalmente resolver el gran interrogante de quien puede ser el futuro para los Texans en el puesto de mariscal de campo.

Enrique Vasquez, se encuentra en su décimo tercera temporada en las transmisiones de los Texans y la tercera como la voz oficial en español de los Houston Texans. Vasquez se encuentra en su temporada 23 transmitiendo partidos de la NFL.

Sintonice todos los partidos de los Houston Texans en ESPN Deportes Radio Houston KGOL 1180AM. Con Enrique, Gustavo Rangel y Daniela Rodriguez.

This article has been reproduced in a new format and may be missing content or contain faulty links. Please use the Contact Us link in our site footer to report an issue.
Advertising