Margin de error para los Texans es mínimo

El progreso de las primeras dos semanas de la temporada paso por un tropiezo el Domingo en lo que fue la primera derrota de la temporada de los Texans al caer en contra de los NewYork Giants por marcador de 30-17. Todo lo que no se había hecho en triunfo se hizo en derrota y el resultado lo refeljó.

Balones regalados, una línea ofensiva que experimento muchos problemas en protección del mariscal de campo y la falta de una defensa fuerte contra el juego terrestre sentenciaron a los Texans. EL margin de error para los Texans es mínimo y contra los Giants, simplemente fueron muy generosos.

La diferencia de 5 en balones robados y perdidos facilitó el trabajo de los Texans en sus primeros dos triunfos. Contando el robo de balón contra los Giants en la zona roja, los Texans suman cuatro en la temporada. Contra New York Ryan Fitzpatrick fue interceptado tres veces. Una no fue su culpa ya que su brazo fue golpeado al momento que lanzó el balón. 

La tercera intercepción que lanzo simplemente fue un balón que se le escapo y salió sobre las manos del receptor.  Esto suele suceder pero lo que no puede hacer Fitzpatrick es arriesgar cuando no es necesario.  Su pase interceptado al final de la primera mitad cuando los Texans perdían por marcador de sólo 7-0 resultó en otro TD de los Giants para ampliar la ventaja a 14 puntos.

Fitzpatrick simplemente arriesgó en una situación en la que no podía rescatar la situación ya que era una jugada de tercer down y 19 yardas por avanzar. Aún completando el pase, que estaba corto de las yardas para conseguir, el equipo huiera tenido que despejar en la siguiente jugada.

Siempre se a reconocido que Fitzpatrick tiene limitaciones como mariscal y por lo tanto lo principal era manejar el partido y no cometer los errores que cuestan una derrota. Por primera vez como miembro de los Texans su punto debil se presentó y el equipo perdió. Pero Fitzpatrick no fue el único culpable. Sus bloqueadores principales en la línea ofensiva simplemente no le dieron tiempo para poder trabajar.

En ningún momento la ofensiva de los Texans va a funcionar a su máxima eficiencia si se tienen que lanzar 34 pases. Ese fue el caso el domingo y de esos balones lanzados en más de una docena se permitió presión que alteró el pase o forzó a Fitzpatrick a salir de la bolsa de protección. El tackle izquierdo Duane Brown tuvo uno de sus peores partidos como profesional. Jason Pierre-Paul le causo muchos problemas a lo largo del partido.

Oficialmente se registraron sólo dos capturas de QB pero esto no reflejó el problema de protección y la presión a la los Giants sometieron a Fitzpatrick a lo largo del partido.

De la misma manera se tiene que aplaudir el trabajo de la línea y de Alfred Blue en lo que fue el juego terrestre. El novato, en su primer partido como titular en la NFL corrió para 78 yardas en 13 acarreos. Lamentablemente el marcador forzó a los Texans a poner el balón al aire pero en lo que fue su participación, el priomedio de seis yardas por acarreo de Blue no decepcionó.

Los Texans entraron al partido como el cuarto mejor en la liga en efectividad en jugadas de tercer down. Contra los Giants convirtieron sólo dos de 12 jugadas y lograron sólo cinco primeros y diez en toda la primera mitad. Esto significó que el cuadro defensivo de los Texans estuvo en la cancha por mucho tiempo. Este desgaste eventualmente fue demasiado.

Rashad Jennings hizo lo que quizo por tierra al lograr 88 yardas y un TD en la primera mitad y otras 88 en la segunda mitad. Terminó el partido con un promedio de poco mas de cinco yardas por acarreo.

El centro del cuadro defensivo simplemente no pudo con un juego terrestre que estaba promediando menos de tres yardas por acarreo entrando al partido. Pero los Giants, con la urgencia de necesitar un triunfo, simplemente lograron imponerse en la línea de golpeo.

Pero no todo fue negativo para los Texans, DeAndre Hopkins poco a poco se esta estableciendo como el mejor receptor del equipo. Logró seis recepciones para 116 yardas y una atrapada espectacular a una mano de 53 yardas fue anulada por un castigo.

En la temporada Hopkins cuenta con 13 recepciones para 227 yardas y un TD. Pero más aya de los números, lo impresionante ha sido la calidad de los pases atrapados. A una mano, en tráfico y en jugadas en las que simplemnte le ha ganado los balones al jugador en cobertura.

Se tiene que mencionar tmabién el hecho de que los Texans se encontraban atrás en el marcador 17-0 y reaccionaron para acercarse a 17-10 con todo el cuarto periodo por jugar. Pero a fin de cuenta simplemente no era el día de los Texans.

El margin de error de los Texans es mínimo en cualquier partido. Pero cuando se lanzan tres intercepciones, se permite un despeje bloqueado y el cuadro defensivo permite casi 200 yardas por tierra no se puede ganar en casa o como visitante. El equipo regresa a casa este Domingo para enfrentar a los Buffalo Bills. Los errores del Domingo pasado se tienen que corregir si el equipo epsera re encontrarse con la victoria.

Enrique Vasquez, se encuentra en su décimo tercera temporada en las transmisiones de los Texans. La temporada del 2012 será su primera como la voz oficial en español de los Houston Texans y la temporada número 22 transmitiendo partidos de la NFL.

Recuerde que puede sintonizar todos los partidos de los Houston Texans en ESPN Deportes Radio Houston KGOL 1180AM.

This article has been reproduced in a new format and may be missing content or contain faulty links. Please use the Contact Us link in our site footer to report an issue.
Advertising