Mathis ha brindado chispa

En el 2005 mucha de la crítica sobre el equipo de los Houston Texans ha sido sobre la poca efectividad de las escuadras ofensivas y defensivas. Y con mucha razón. La escuadra ofensiva manejada por David Carr anotó sus primeros puntos en el primer cuarto en toda la temporada la semana pasada. La escuadra defensiva ha permitido más de 600 yardas por tierra en los últimos tres partidos. Pero una escuadra que juega un papel importante cada domingo y que regularmente queda olvidada es la de equipos especiales. Especialmente en devoluciones de patadas, tanto de despeje como de kickoff, Houston ha logrado destacar en las últimas dos semanas y por lo tanto fueron tan responsables en el triunfo logrado sobre Cleveland la semana pasada como cualquier tackleo o pase completo. El responsable en proporcionar ésta chispa al equipo ha sido el novato Jerome Mathis.

Contra Indianápolis, Mathis logró 266 yardas en devoluciones de patadas de kickoff, la quinta mejor marca en un partido en la historia de la NFL. Por su puesto, tampoco se puede olvidar la que fue la primera devolución de patada de kickoff para TD en la historia de la franquicia. Si su participación contra Indianápolis no fue impresionante, su efectividad la semana pasada contra Cleveland le valió para el reconocimiento como el jugador de equipos especiales de la semana en la NFL.

La semana pasada, Mathis no sólo anotó el primer TD del partido en una recepción, pero su promedio de más de 35 yardas por devolución de patada dejó a los Texans en excelente posición en la cancha para iniciar sus series ofensivas. ¿Que tan importante es tener buena posición en la cancha? De las 70 marchas ofensivas que ha tenido Houston ésta temporada, sólo nueve han sido limpias en el aspecto de que no han sido manchadas por castigos o capturas de QB o que han terminado con intercepción o balón suelto. Por lo tanto entre más larga la serie ofensiva y más jugadas que se tienen que realizar, tarde o temprano el equipo ha mostrado la tendencia de cometer uno de éstos errores y de no poder superarlo. Con mejor posición en la cancha, como la semana pasada en la cual iniciaron cinco de sus 12 series ofensivas en su yarda 40 o mejor y en otras tres series iniciaron en territorio de los Browns, los Texans pudieron anotar en cinco de sus 12 series y fallaron un intento de gol de campo en una sexta marcha por su escuadra ofensiva. Especialmente su marcha que terminó en el gol de campo del triunfo, se dio gracias a la devolución de 63 yardas hasta la 40 de Cleveland. Esta buena posición en la cancha es de tremenda ayuda a la escuadra ofensiva.

Mathis ha llegado a darle al equipo una chispa que tanto han necesitado. Cada vez que toma la cancha en equipos especiales, se siente una emoción y la anticipación de que algo positivo va ha suceder. Como novato de la universidad de Hampton, Mathis fue seleccionado en la cuarta ronda con las esperanzas de que se convirtiera precisamente en el especialista del equipo en devoluciones de patas de kickoff. En la pre temporada, una lesión en su pierna limitó su participación y por lo tanto los directivos recibieron mucha crítica sobre su decisión de haberle dado de baja al veterano Reggie Swinton quien se mostró efectivo en la pre temporada. La efectividad de Mathis en las últimas semanas, cuando por primera vez ha estado sano, justifica la decisión de darle el puesto al novato.

Su éxito en ésta posición simplemente es una continuación de la carrera destacada que tuvo en la Universidad de Hampton. Con los Pirates, Mathis estableció récords de la NCAA en touchdowns en devoluciones de patadas de kickoff con seis y terminó su carrera colegial con un promedio de 26.6 yardas por devolución, también récord de la NCAA.

Como receptor también fue efectivo al lograr 93 recepciones para 2,456 yardas y 21 touchdowns. Su promedio de 26.4 yardas por recepción es una confirmación de su estupenda velocidad. El pasado mes de abril en el Scouting Combine en Indianápolis, Mathis registró un tiempo de 4,28 segundos en la prueba de 40 yardas.

Para que los Texans puedan rectificar los problemas que le tienen con marca de 1-6, todos en el plantel tienen que contribuir con una jugada de impacto. A fin de cuentas, no son los esquemas ni los entrenadores los que ganan partidos si no los jugadores haciendo jugadas en momentos decisivos. Por su parte, Jerome Mathis ha contribuido en las últimas dos semanas. Se espera que jóvenes y veteranos puedan seguir el ejemplo del novato.

Enrique Vasquez es comentarista en la Cadena de Radio en español de los Houston Texans. Pueden sintonizar los partidos en Houston en KLAT 1010 AM, en San Antonio en KXTN y en el Valle de Texas en KGBT.

This article has been reproduced in a new format and may be missing content or contain faulty links. Please use the Contact Us link in our site footer to report an issue.
Advertising