Ofensiva decepciona en derrota

Bajo un calor intenso en Texas Stadium los Houston Texans sufrieron sus segunda derrota de la pre temporada al caer contra los Dallas Cowboys por marcador de 21-9. La temperatura de 93°F (33.9°C) fue tan sofocante como las defensivas de ambos equipos ya que ni los Texans ni los Cowboys disfrutaron de mucho éxito moviendo el balón en el primer cuarto.

En sus primeros dos partidos de la pre temporada, el primer equipo ofensivo de los Texans fue efectivo moviendo el balón en sus dos marchas en las que participó al generar dos situaciones de primer down y gol. En sus primeras tres series ofensivas contra Dallas, lograron sólo tres primeros y diez y avanzaron sólo 29 yardas. Parte de la razón de la poca efectividad fueron los dos castigos ofensivos y el hecho de que David Carr logró sólo cuatro yardas en tres pases completos en estas primeras tres marchas de los Texans.

"Simplemente jugamos muy mal en la primera mitad. Nos tropezamos a nosotros mismos," comentó el entrenador en jefe de los Texans Dom Capers. "No puedes cometer errores y esperar ganar."

Eventualmente el ataque ofensivo de los Texans mostró algo de vida en la primera mitad. Con su primera serie ofensiva del segundo cuarto los Texans iniciaron su ejercicio de jugadas en serie sin huddle. En ocho jugadas se encontraban con segundo down y diez desde la 21 de los Cowboys cuando Carr trato de forzar un pase en la zona de anotación que fue interceptado por el esquinero Terrance Newman. El balón buscaba las manos de Andre Johnson pero el pase nunca tuvo la oportunidad de llegar a su blanco. La intercepción lanzada por Carr fue el primer balón perdido por los Texans en toda la pre temporada y la primera intercepción lanzada por los Texans en 57 pases lanzados en el 2005.

Por su parte la escuadra ofensiva de los Cowboys también fue poco efectiva en el primer cuarto gracias a una participación efectiva de la escuadra defensiva de los Texans. Houston le permitió sólo un primer y diez a los Cowboys en tres series ofensivas. Drew Bledsoe se encontró en presión constante incluyendo una captura de Antwan Peek en la tercera jugada ofensiva de los Cowboys. Robaire Smith también logró una tackleada de Julius Jones siete yardas detrás de la línea de golpeo en una jugada por tierra.

"Siento que jugamos muy bien al frente," comentó Gary Walker. "Tuvieron un par de jugadas pero es difícil contener a un buen equipo como ellos durante toda la primera mitad. Con la excepción de una serie al final (de la primera mitad), nos sentimos muy satisfechos de lo que logramos."

La serie en cuestión fue una marcha de 80 yardas en siete jugadas que culminó con un acarreo de TD de 21 yardas por Julius Jones con 1:53 por jugar en la primera mitad. Fueron los únicos puntos de la primera mitad por ambos equipos.

La segunda mitad fue piloteada por Tony Banks y Houston pudo hacer muy poco. Banks terminó su participación completando ocho de 18 pases para 92 yardas pero en general la ofensiva jugó mal. Al descartar la primera y la última serie ofensiva de la segunda mitad, Houston logró un total de 19 yardas en cinco series ofensivas.

Lo único que destacó por los Texans en este partido fue el desempeño de los equipos especiales. Primero, Kris Brown quien por segunda semana consecutiva conectó en un gol de campo de más de 50 yardas al anotar los únicos puntos generados por el equipo ofensivo en su patada de 50 yardas. El otro jugador que solidificó su puesto en el plantel es Reggie Swinton con una devolución electrizante de kickoff de 102 yardas para touchdown. Fue la primera anotación en devolución de patada de kickoff en pre o temporada regular en la historia de los Texans.

En general fue una mala actuación de la escuadra ofensiva. La escuadra defensiva hizo su trabajo por la mayor parte del partido y los equipos especiales lucieron. Lo más importante para la escuadra ofensiva es que puede ser la última acción prolongada que verán antes del inicio de la temporada regular. El último partido de exhibición será este jueves en Tampa Bay. Con poco tiempo de preparación y al considerar que se tiene que tratar de evitar o arriesgar lesiones tan cerca del inicio de la temporada regular, los Texans se encuentran en una situación difícil. Su partido contra los Cowboys deja un sabor amargo en la boca y necesitan de una actuación efectiva en el poco tiempo que Carr y sus muchachos jueguen en Tampa Bay. El inicio de la temporada se acerca y sin duda su derrota presenta muchas interrogantes. Especialmente por el equipo ofensivo.

Enrique Vasquez es comentarista en la Cadena de Radio en español de los Houston Texans.

This article has been reproduced in a new format and may be missing content or contain faulty links. Please use the Contact Us link in our site footer to report an issue.
Advertising