Ofensiva tiene que mejorar

Fue un primer partido para los Texans en el cual en muchos aspectos se repitió lo que vimos en la derrota del partido de playoff reciente contra los Chiefs. Fue un buen inicio de partido, aunque no tan marcado, pero los Texans salieron del primer cuarto con ventaja sólo para ser controlados los siguientes tres cuartos para eventualmente perder en el Arrowhead. Claro, fue sólo el primer partido. Fue en contra del campeón defensor de la NFL. Pero queda claro que los cambios a la ofensiva en particular aun no han encajado al cien porciento. La ofensiva en su primer partido de la temporada dejó mucho que desear. Esto sin duda, en poco tiempo, tiene que mejorar.

El cuadro ofensivo tuvo una serie ofensiva impresionante mientras el partido aun estaba en el balance. La serie de nueve jugadas y 80 yardas culminó en el acarreo de TD de David Johnson quien por su parte fue el jugador más consistente del cuadro ofensivo. Pero después de esta serie el cuadro tuvo: despeje, falló gol de campo, despeje y Deshaun Watson lanzó una intercepción. Este robo de balón de los Chiefs resultó en un TD que le dio la ventaja a Patrick Mahomes y los Chiefs de 31-7, prácticamente sellando el partido.

La ofensiva no puede seguir desaparenciendo de esta manera. Watson y compañia maquillaron el resultado final con un par de TD's tarde en el partido pero por mucho tiempo del juego el equipo no encontró rítmo.

Houston Texans and Deshaun Watson celebrate the quarterback's new contract.

La línea ofensiva permitió cuatro capturas de QB y otras siete jugadas de presión sobre Watson. Pero como seiempre es un trabajo de equipo y no sólo se trata de errores de la línea. En la jugada de la intercepción, el ala cerrada Darren Fells falló en su bloqueo sobre el safety Tyrann Mathieu quien le pegó a Watson y por lo tanto el pase no salió limpio. Pero en esta jugada también Watson aguantó mucho el balón y permitió que la presión le llegara. Tenía sólo en el costado izquierdo a David Johnson que hubiera caminado para lograr el primer y 10. Es en este tipo de situaciones en las que Watson tiene que mejorar. No cada jugada tiene que ser un cuadrangular de cuatro carreras. En lugar de aguantar el balón la jugada era el checkdown con el corredor para extender la serie.

El balance que también se buscaba en la distribución del balón también no se logró. Will Fuller fue el blanco en 10 pases. Logró ocho recepciones pero el segundo mejor receptor logró sólo dos recepciones. Fuller soltó lo que hubiera sido una atrapada de primer y diez en la primera serie del partido y el casi siempre seguro Kenny Stills también dejó escapar un balón atrapable.

Sin duda no fue un despliegue ofensivo limpio por parte de los Texans. Hay mucho para corregir y tienen 10 dias para hacerlo. Este Domingo los Texans reciben a los Ravens de Baltimore en lo que será un vacio NRG Stadium en el partido de apretura en casa para el equipo de Bill O'Brien. Será un rival difícil que puede ser igual de explosivo a la ofensiva que los Chiefs y que cuenta con una defensiva que puede ser de mejor nivel que Kansas City. Siempre se reconocía que el primer mes de la temporada sería una muy difícil para Houston. Perder en contra de KC en la fecha uno entraba en el presupuesto. Pero deja un mal sabor la manera en la que se jugó y se perdió el partido. Ahora lo único que le resta al equipo es trabajar. Y hacerlo con más urgencia. De no responder lo más pronto posible , especialmente en este primer mes de la temporada se le puede complicar de manera inmediata la situación al equipo. Repito. No se trata de entrar en pánico pero si se trata de tener que mejorar de manera marcada y pronto.

Advertising