Por tierra y en tercer down, escuadra defensiva tiene problemas

4041.jpg


El equipo de los Texans se encuentra con marca de 1-2 después de tres fechas. Después de una mala salida en el primer partido de la temporada, la escuadra ofensiva parece entrar en forma. El problema de los Texans por lo tanto se encuentra en el lado defensivo del balón y en particular contra el juego terrestre y en jugadas de tercer down en donde los Texans han dejado mucho que desear.

Houston entra al partido de este próximo domingo contra los Oakland Raiders permitiendo un promedio de 204.7 yardas por tierra por partido, el peor promedio de yardas permitidas por tierra en la NFL. Más de seis yardas por acarreo y casi una yarda más que el segundo peor equipo.

Muchos se han enfocado en criticar a la defensiva secundaria por su falta de apoyo contra el juego terrestre. Pero la realidad es que la defensiva secundaria está ahí para apoyar y como la última línea de defensa contra el juego terrestre. La responsabilidad principal recae sobre los siete frontales y en particular en los jugadores en la trinchera. Hasta el momento ninguno de los tackles defensivos han sido consistentes en contra del juego terrestre y por lo tanto el entrenador en jefe Gary Kubiak comentó que tenían algunas alternativas incluyendo el poder considerar un par de jugadores en el equipo de práctica.

"Obviamente Antonio (Smith) nos da un poco de flexibilidad. Tenemos un par de jugadores en el equipo de práctica que consideramos están haciendo bien las cosas y que vamos a evaluar en detalle esta semana."

Estos dos jugadores son Jesse Nading quien jugó con el equipo la temporada pasada y Tim Jamison. Necesitando un jugador de tamaño contra el juego terrestre en el centro de la línea, el equipo optó por dejar inactivo a Frank Okam la semana pasada contra los Jaguars. Esto deja muy claro que los entrenador no lo consideran como factor en este momento.

Los Texans han permitido 11 touchdowns en la temporada 2009, cifra que los empata con otros tres equipo de la liga por la máxima cantidad. De estos 11 touchdowns, ocho han sido anotados por tierra. Soló Cleveland ha permitido una cantidad similar y el segundo peor equipo, Kansas City, ha permitido sólo cinco por tierra en el 2009.

La escuadra defensiva también ha tenido sus problemas llegando con presión sobre el mariscal de campo rival. Han logrado sólo una captura de mariscal de campo en 94 pases defendidos. Este problema junto con la poca efectividad contra el juego terrestre se combinan para lo que ha sido el problema más impresionante del cuadro defensivo del coordinador Frank Bush. El pésimo rendimiento defendiendo jugadas de tercer down.

Los Texans entran a la cuarta fecha como el penúltimo equipo en la liga al permitir la conversión del 50% de las jugadas de tercer down. Sólo Washington, equipo que aún no conoce la victoria en el 2009, ha permitido más (51%).

Contra los Jets, Houston permitió 10 de 18 oportunidades incluyendo seis de 10 oportunidades en la primera mitad, tres de las cuales fueron en jugadas de tercer down y 10 yardas o más por conseguir. Por si esto no fuera lo suficiente preocupante, también permitieron un TD de 30 yardas en jugada de tercer down y 10 durante el segundo cuarto. De hecho en la primera mitad de dicho partido, los Jets promediaron 112 yardas en las 10 jugadas de tercer down que ejecutaron. Más de 11 yardas por jugada!

Contra los Titans, Houston fue un desastre al permitir cinco de 11 conversiones y tres de cuatro jugadas en la primera mitad incluyendo touchdowns en jugadas de 57 y 8 yardas. En la segunda mitad en jugada de tercer down y 10 le abrieron el camino a Chris Johnson de los Titans, quien sin ser molestado acarreo el balón 91 yardas hasta las diagonales.

Contra los Jaguars los Texans repitieron los números de la semana anterior al permitir la conversión en cinco de 11 jugadas y aunque no permitieron anotaciones, el equipo de los Jaguars sumó un total de 87 yardas en 10 jugadas. La última oportunidad de tercer down de los Jaguars en ese partido fue un tackleo de Mario Williams detrás de la línea de golpeo que fue anulado debido a un castigo de falta personal contra Williams. Para no variar, la penalidad le dio el primer y diez a los Jaguars quienes quemaron los últimos segundos del partido, sellando la segunda derrota de la temporada de los Texans.

Una cosa es no ser efectivos y permitir un primer y diez en estas situaciones y oportunidades en las que se le ha podido quitar el balón al rival. Pero es más preocupante el hecho de los rivales de los Texans han sido tan efectivos en jugadas de tercer down y diez o más yardas por avanzar. Los Texans han permitido conversiones en ocho de 11 jugadas, acumulando un total de 278 yardas en estas 11 jugadas, un promedio espectacular de 25.3 yardas por jugada. Ha, y también han permitido un par de anotaciones de touchdown en estas jugadas y otro primer y diez en el cual habían detenido a los Titans pero un castigo de sujetar contra la defensa, cedió otro primer y diez.

Por su parte, Kubiak apunta que el equipo ha tenido oportunidades de convertir. Pero que la falta de jugadas importantes en estas situaciones simplemente no se han dado.

"No hacemos la jugada. No existe una excusa para eso. Los muchachos tiene que hacer la jugada. Para eso se les paga. El no tener oportunidades directas sobre el mariscal no es el problema. Teníamos jugadores libres con presión pero simplemente no hicimos la jugada."

Contra el juego terrestre y defendiendo jugadas de tercer down ha probado ser lo más dificultoso para el cuadro defensivo de los Texans. Si esto no mejora, el cuadro ofensivo de los Texans, el cuarto mejor en la liga en puntos anotados con promedio de 28.8 por juego, no será suficiente para sacar al equipo adelante.

Este domingo los Texans se enfrentan a los Raiders de Oakland, equipo que pasa por un momento similar pero con su equipo ofensivo, rival que puede darle la oportunidad al cuadro defensivo de los Texans de subir a la superficie por un poco de aire. Esto es exactamente lo que necesitan ya que el equipo defensivo está a punto de ahogarse y de llevarse con ellos la temporada 2009.

Enrique Vasquez es comentarista en la Cadena de Radio en español de los Houston Texans. Pueden sintonizar los partidos en Houston en KLAT 1010 AM.

This article has been reproduced in a new format and may be missing content or contain faulty links. Please use the Contact Us link in our site footer to report an issue.
Advertising