Reaccionando

Se trata de una filosofía que el entrenador en jefe Dom Capers repite a su equipo incesantemente: "tenemos que ganar la batalla de las entregas de balón".

Ahora, en su 19ª temporada en la NFL, Capers podría escribir un libro al respecto. El domingo, sin embargo, fueron los Chargers quienes plagiaron las exactas palabras de Capers al llevarse un final triunfante.

San Diego anotó en dos de las cuatro entregas de los Texans, un balón suelto de Domanick Davis en el segundo período y una intercepción de David Carr en el tercero, y así Houston finalizó el día con un "menos cuatro" en la categoría cortes-entregas de balón. Es la primera vez que Capers puede recordar haber encontrado a sus tropas de Houston en semejante situación, y seguramente es un ejemplo de la que bien sabe que nunca será una fórmula ganadora.

"Ayer después del juego dije que no estaba seguro, pero luego de buscar los datos, esta fue realmente la primera vez en que tuvimos un juego con 'menos cuatro' en el ítem cortes-entregas desde que llegué", Capers dijo la tarde del lunes. "En todos estos años no sé si alguna vez estuve en una situación en la que se pudo ganar un juego estando del lado del 'menos cuatro'."

La formula ganadora de Capers incluye "cero" entregas, que es justamente lo que los Chargers ejecutaron con precisión. San Diego fue capaz de proteger el ovoide en 11 posesiones, mientras que los Texans la pasaron mal intentando ponerse sobre rieles nuevamente luego de entregarle el balón al rival en cuatro de 10 oportunidades.

"Tenemos que asegurarnos que regresemos al trabajo en términos de cuidar del ovoide", explicó.

El equipo puso manos a la obra inmediatamente. Tras la sesión de videos de hoy, los errores pueden, y deben, ser corregidos en ambos costados del balón. No fue el comienzo que la franquicia de tercer año deseaba experimentar, pero también hubo cosas positivas y el grupo continuará creciendo, especialmente en tiempos adversos como este.

El Trabajo duro y la atención al detalle nunca fueron problemas para el grupo de los Texans.

"Hay solamente una cosa que puedes hacer cuando tienes un inicio de éstos, y es que debes volver a trabajar", declaró Capers. "Creo que nuestros jugadores saben que depende de nosotros regresar a la senda correcta y trabajar para prepararnos para ir a Detroit y simplemente eliminar la baja moral.

"Tenemos muchas bases sobre las cuales construir. Tenemos que hacer un trabajo mejor para cuidar el balón en ofensiva y cumplir una tarea más prolija en el punto crítico del partido. Debemos eliminar las jugadas impactantes a la defensiva."

Uno de los puntos a revisar esta semana es la forma en que se busque mejorar la eficiencia en terceras oportunidades, especialmente en situaciones críticas. Mientras que los Chargers fueron capaces de convertir nueve de 15 terceros intentos, tuvieron éxito en cuatro de cinco en un crucial último cuarto. Lo que eso significa es conocido: contener el juego terrestre, defender contra el pase y evitar que las cadenas se muevan otras diez yardas anticipando un nuevo conjunto de jugadas del adversario.

"Los tuvimos en algunas situaciones muy desventajosas en relación a intentos y distancia, y les permitimos escaparse", reconoció Capers.

En ofensiva, los Texans acumularon un neto de 336 yardas, pero la unidad sabe que deben producir aún en las situaciones de mayor presión. En el caso del domingo, eso significó la diferencia de siete puntos en el marcador.

"Estábamos 20-20 en el ultimo cuarto y de repente se pusieron 27-20, y es en ese momento cuando debes ser capaz de realizar las jugadas", reflexionó Capers.

"Desafortunadamente, en esa última marcha ganamos nueve yardas en el primer acarreo, lanzamos un pase para otras ocho, luego acarreamos el ovoide nuevamente sumando tres yardas más y lo soltamos, en lo que prácticamente se nos fue el juego."

Al tiempo que hay temas de importancia en los que el equipo pondrá el énfasis esta semana durante las prácticas, hay algunas mejorías y demostraciones de juego consistente en muchos aspectos.

En cuadros especiales, el pateador Kris Brown conectó sus únicos dos intentos de gol de campo, de 27 y 20 yardas, mientras que el despejador Chad Stanley promedió 46 yardas en dos despejes. El retornador J.J. Moses colaboró para colocar a la ofensiva en Buena posición de campo, otorgándoles a los Texans una ventaja de nueve yardas sobre San Diego en cuanto a los lugares donde comenzaban las series de uno y otro equipo. Los créditos de Moses incluyeron retornos de patadas iniciales hasta la yarda 40 y 48 de Houston. Pero con menos de cinco minutos por jugar, Moses se las arregló para darles a la ofensiva de los Texans una última oportunidad al colocarlos en la 34 de San Diego tras devolver un despeje 21 yardas.

En defensiva, a Capers le gusto lo que observó en el apoyador externo Novato Jason Babin, quien pudo poner presión en el mariscal de campo de los Chargers Drew Brees unas cuantas veces. Luego de observar el video del partido, a Babin le atribuyeron nueve tackleadas y cuatro presiones al mariscal de campo, mientras que su colega el apoyador Kailee Wong derribó a Brees en la única captura del juego lograda por ellos, jugando por el lado derecho del cuadro defensivo.

En el costado ofensivo, a Capers le gusto lo producido por Carr en el bolsillo. El mariscal de campo mostró signos de estar entrando en ritmo con sus compañeros capaces de hacer la jugada grande, ofreciendo un inequívoco destello de lo que podría depararles el futuro inmediato.

"Creo que hizo un buen trabajo en la línea de comienzo", se refirió Capers al desempeño de Carr. "Hubo algunas veces en las que se encontró con la opción de correr o pasar y creo que hizo lo correcto y mantuvo un buen ritmo.

"Creo que los pases de pantalla tuvieron una ejecución excelente en los momentos precisos en que hubiéramos querido hacerlas, porque vinieron habiendo presión y ambas terminaron siendo grandes jugadas, una a Domanick (Davis) y la otra a Tony Hollings."

En las últimas dos campañas los Texans han encarado la segunda semana con una marca convincente de 1-0, pero no pudieron sustentar otro triunfo en ambos segundos encuentros. Esta vez el equipo se enfrenta a un nuevo desafío, pero al contrario que en años anteriores, se siente que hay una base más fuerte sobre la cual construir y empezar a recibir los réditos.

Esta semana el equipo regresará al trabajo con creces preparándose para un duro viaje hasta Detroit, quienes el domingo acaban de terminar con una racha adversa de 24 derrotas consecutivas fuera de casa con una victoria 20-16 sobre Chicago.

El choque de este domingo en el Ford Field será el primer juego de los Lions jugando de local, cuando intentarán continuar en la cresta de la ola de euforia que comenzó el pasado fin de semana. Pero los Texans ya han sabido de ganar partidos duros fuera de casa, en ciudades como Jacksonville, Pittsburgh y Buffalo.

"He observado trabajar a estos sujetos 7y creo saber de qué están hechos", declaró Capers. "Están frustrados y decepcionados, pero saben que todas las cosas que deben corregir son absolutamente posibles.

"Siempre es un desafío ir a jugar de visitante, pero también hemos tenido a uno de nuestros mejores partidos jugando en esa condición."

Capers espera tener una semana muy constructiva tanto en reuniones como en sesiones de práctica, a la espera del juego del domingo en Motown, el primer partido de Detroit en su casa.

"Tenemos que deshacernos de cualquier distracción y ejecutar con la eficacia que sea necesaria, y creo que nuestros jugadores lo lograrán."

Lesionados: el pateador Kris Brown sufrió una conmoción durante el juego del domingo luego de realizar una tackleada en una patada inicial de la segunda mitad, pero Capers dijo que la salud de Brown va bien y que será monitoreado día a día.

El ala cerrada Billy Miller (isquio-tibiales), el ala cerrada Mark Bruener (hombro) y el corredor de fuerza Moran Norris (hombro) deberían estar listos para las prácticas de esta semana, mientras que el ala defensiva Jerry DeLoach tiene una dolencia en uno de sus tobillos, producto del último partido, y también será evaluado en períodos diarios.

This article has been reproduced in a new format and may be missing content or contain faulty links. Please use the Contact Us link in our site footer to report an issue.
Advertising