Receptores en acción


El receptor de los Texans Corey Bradford se sintió un poco más bajo que su estatura de 1.85 metro en Chicago el domingo pasado.

Había atrapado recién su tercera anotación de la temporada. El profesional de siete campañas entonces se levantó para lanzar el ovoide contra la pared que hay detrás de la zona de anotación.

Lo siguiente que sabemos es que está humillado como si acabara de romper el adorno navideño favorito de mamá.

El balón salió alto y por encima de las gradas. Bradford ahora se ríe de la jugada, la que le costó un castigo de 15 yardas por conducta antideportiva. Nada parecía estar herido, excepto el orgullo de Bradford.

El entrenador en jefe Dom Capers hasta bromeó el lunes que el receptor no debió haber sido castigado por lo que simplemente fue un "lanzamiento malo".

"Lo hemos puesto a trabajar en técnicas de lanzamiento porque si no va a herir a alguien", dijo el receptor Jabar Gaffney, quien había intentado dos pases en jugadas de truco esta temporada. "No estoy buscando que Corey lo tome (a mi trabajo). No me preocupa eso. Cualquier oportunidad que tenía de lograrlo se fue a la basura".

El viejo dicho dice: que no haya publicidad es una mala publicidad.

Afortunadamente, Gaffney y Bradford no tiene que probar esa teoría. El receptor Andre Johnson es el líder indiscutido del grupo, logrando su primer viaje al Pro Bowl. Pero Gaffney y Bradford probaron en el último mes que Johnson no es la única amenaza del equipo.

Gaffney tuvo 109 yardas recibidas, el mejor desempeño de su carrera, contra los Bears y está segundo en el equipo con 515 yardas. Bradford está Segundo en recepciones anotadoras (3) y encabeza a todos los receptores con un promedio de 15 yardas por recepción.

Gaffney, nativo de Jacksonville, Florida, tuvo problemas con el viento frío bajo cero temprano en el juego pero tomó calor a medida que la tarde avanzó. Su recepción de 69 yardas en el cuarto período estableció un gol de campo y una ventaja de 10-5 para los Texans.

"Fue doloroso", dijo Gaffney acerca del clima. "Nunca había jugado con esas condiciones climáticas, de 10 grados bajo cero (Fahrenheit) con el viento. Tienes que subirte bien la ropa y tratar de mantenerte cerca del calentador.

"Yo usé dos pares de guantes. Estaba feliz con ellos. No tuve esa sensación que normalmente se tiene."

Johnson fue limitado a solamente cinco recepciones que generaron 39 yardas en las últimas dos semanas, pero Gaffney y Bradford hicieron lo suyo, combinándose para nueve recepciones, 194 yardas y una anotación.

"Todo se trata acerca de la oportunidad, semana a semana tienes que estar lista para lo que fuere", dijo Gaffney el miércoles.

El juego de Bradford evolucionó especialmente en las últimas semanas. Puede estar todavía encabezando al equipo en promedio, pero también hizo notables progresos en recepciones de corto y mediano alcance por el centro del terreno.

Por supuesto que cuando los rivales doblan a Johnson, lo receptores no son la única opción. El corredor Domanick Davis atrapó 18 pases que acumularon 151 yardas en los últimos cuatro partidos.

El ala cerrada Billy Miller también tuvo su racha más productiva de la campaña en al último mes, atrapando cuatro pases que produjeron 42 yardas y una anotación el 28 de noviembre contra Tennessee.

"Si tratan de anularlo (a Johnson), entonces iremos conmigo y con Jabar", explicó Bradford. "Simplemente estamos tratando de ser una opción de tres vías. Además lo tenemos (a Davis) acarreando bien el ovoide y también a Billy Miller y (Derick) Armstrong. No creo que tengamos a una sola persona que si la anulas terminas con nuestra ofensiva."

Las estadísticas prueban las teorías de Bradford. El equipo tuvo 314 yardas de ofensiva total contra Chicago, y ganó los partidos cuando las dobles coberturas hacen dificultoso que Johnson tenga números importantes.

Los Texans fueron creativos también en mover el football, pero no solamente con Bradford lanzando pases.

"Sólo denme *una *oportunidad más", dice.

Por cómo están las cosas, los receptores de los Texans tuvieron oportunidades, además de lanzar el balón, de las cuales beneficiarse contra equipos que ponen demasiada atención en Johnson.

Y están sacando provecho de ello.

This article has been reproduced in a new format and may be missing content or contain faulty links. Please use the Contact Us link in our site footer to report an issue.
Advertising