Recordando la temporada 2007

Después de no haber jugado más que dos partidos completos con Schaub y Johnson en la cancha, la ofensiva promete una campaña exitosa en el 2008.

Con seis años cumplidos, los Houston Texans se encuentran al borde de lo que promete ser una etapa importante en su historia corta. El equipo llegó a la marca de 8-8 por primera vez en su historia y ahora para el 2008, la meta es la post temporada. Pero en una división en la cual 11 triunfos no fueron suficientes para llegar a ganar la misma, el siguiente paso promete también ser el más difícil. La temporada 2007 de los Texans fue una de grandes expectativas y de decepciones impresionantes y a la vez la mejor que ha brindado el equipo.

La temporada inició de manera impresionante con triunfos consecutivos sobre Kansas City en casa y una victoria impresionante en Carolina. Los Texans anotaron 54 puntos en sus primeros dos partidos y permitieron sólo tres touchdowns en los primeros ocho cuartos de la campaña. En el partido contra los Panthers, se lesionó su rodilla el receptor titular Andre Johnson y esta aunada a la lesión del corredor titular Ahman Green serían las lesiones de más importancia en la temporada de los Texans. Johnson se perdería los siguiente siete partidos del 2007 después de haber iniciado la temporada con 14 recepciones para 262 yardas y tres touchdowns. Green por su parte, nunca terminó otro partido en la cancha el resto de la temporada y de hecho terminó el 2007 en la lista de reservas lesionados.

Los Texans regresaron a casa para enfrentar a su acérrimo rival de división, los Indianpolis Colts. El principio del partido fue impresionante para los Texans. Jerome Mathis tomó la patada de inicio del partido y la regresó 84 yardas para tomar la ventaja temprano. Pero los Colts no entraron en pánico y ganaron el partido 30-24. Con el partido 24-10 en el tercer cuarto, Houston tuvo una oportunidad después de una devolución de patada de despeje de 74 yardas del novato Jacoby Jones. Con el balón en la 20 de los Colts, Matt Schaub lanzó su segunda intercepción del partido que eliminó las esperanzas de los Texans.

Con record de 2-1 los Texans viajaron a Atlanta para lo que fue una derrota decepcionante al caer contra un mal equipo de los Falcons por marcador de 26-16. Los Texans regresaron al Reliant, con un triunfo sobre los Miami Dolphins por marcador de 22-19 gracias a un gol de campo de último segundo de Kris Brown de 57 yardas. Después de cinco partidos los Texans contaban con marca de 3-2 pero entraría a la etapa más difícil del calendario.

Los Texans perdieron sus siguientes tres partidos al ceder 110 puntos combinados contra los Jaguars, Titans y Chargers. La derrota mas decepcionante fue contra Tennessee. Houston se encontraba atrás en el marcador 32-7 entrando al cuarto periodo cuando los Texans, bajo la dirección de Sage Rosenfels, jugando como suplente de un lesionado Matt Schaub, empató record de la NFL al lanzar cuatro pases de touchdowns. Los Texans tomaron la ventaja 36-35 con :57 segundos por jugar en el partido. Pero Kerry Collins, jugando en lugar de un lesionado Vince Young, llevó a los Titans hasta la 17 de los Texans para los que fue el octavo gol de campo del partido de Rob Bironas. El gol de campo que le dio el triunfo a los Titans por marcador de 38-36, estableció nuevo record de la NFL y a la vez opacó un estupendo esfuerzo de los Texans.

Los Texans iniciaron la segunda mitad de la temporada con marca de 3-5 y con triunfos en semanas consecutivas contra los Raiders y Reggie Bush y los New Orleáns Saints para permitirle a los Texans una vez más igualar su record.

Con record de 5-5 los Texans enfrentaron a los Cleveland Browns en un partido en el cual por primera vez en la historia de los Texans, era de consecuencias para un pase a los playoffs. Houston perdió por marcador de 27-17. La semana siguiente los Texans visitaron a los Titans y se repitió la misma historia de toda la temporada. Houston perdió dos de los 38 balones que regalaría en la temporada 2007. El primero fue de Jacoby Jones quien al lastimarse en su estupenda devolución contra los Colts en el tercer partido de la temporada, nunca fue el mismo. Contra los Titans, los Texans se encontraban atrás 21-17 en el cuarto periodo cuando Jones no pudo asegurar el despeje en su propia yarda 29. Los Titans recuperaron el balón y sellaron el triunfo.

Con marca de 5-7 los Texans enlazaron dos victorias consecutivas. Primero dominaron a los campeones de la división del sur de la NFC, los Tampa Bay Buccaneers por marcador de 28-14. Luego en fecha estelar de jueves por la noche los Texans recibieron al ex equipo de Gary Kubiak, los Denver Broncos. En lo que fue el mejor partido de la temporada de los Texans y del ala defensiva Mario Williams, los Texans triunfaron por marcador de 31-13. Williams logró 3 ½ capturas de mariscal y siete tackleos y a al vez estableció record de de equipo con 13 capturas en una temporada.

A pesar del triunfo contra los Broncos, los Texans quedaron eliminados de los playoffs con dos partidos por jugar. Pero aún en mente se tenía el evitar la temporada con record perdedor. Contra los Colts, en la penúltima fecha, Houston simplemente no jugó bien al ser apaleados 38-15. Houston aún no lograba un triunfo contra equipos de división y corría el peligró de no lograr su octavo triunfo del 2007.

Los Texans cerraron la temporada contra los Jacksonville Jaguars, equipo que ya tenía asegurado su boleto como quinto sembrado en la AFC. Los Texans aprovecharon el hecho de que los Jaguars descansaron a por lo menos siete titulares para lograr el triunfo de 42-28. Andre' Davis, tal como lo fue durante toda la temporada, le dio a los Texans la chispa al regresar dos patadas de kickoff para touchdown en el partido.

Los Texans alcanzaron la meta de 8-8 y a pesar de que estuvieron contentos del logró, no quedaron satisfechos y están consientes de que aún hay metas más importantes que lograr.

Después de no haber jugado más que dos partidos completos con Schaub, Johnson y Green en la cancha, la ofensiva promete una campaña exitosa en el 2008. Rosenfels también probo ser un suplente capaz y contribuyó a las cifras record alcanzadas por los Texans en puntos anotados, yardas logradas y touchdowns anotados.

La escuadra defensiva puede ser la de mayor promesa al contar con DeMeco Ryans quien fue nombrado a su primer Pro Bowl. Mario Williams parece haber encontrado el nivel que tanto se esperaba de él y el novato Amobi Okoye disfrutó de una excelente primera campaña en la liga. La sorpresa en la defensiva secundaria fue el novato Fred Bennet tquien terminó la temporada como líder del equipo con tres intercepciones.

Fue una buena temporada en la que claramente se tomaron pasos hacia adelante. Ahora el head coach Gary Kubiak y el gerente general Rick Smith inician sus preparativos para un periodo de trabajo en el cual buscarán reforzar el equipo para lo que promete ser una temporada de altas expectativas en Houston en la temporada del 2008.

Enrique Vasquez es comentarista en la Cadena de Radio en español de los Houston Texans. Pueden sintonizar los partidos en Houston en KLAT 1010 AM, en San Antonio en KXTN y en el Valle de Texas en KGBT.

This article has been reproduced in a new format and may be missing content or contain faulty links. Please use the Contact Us link in our site footer to report an issue.
Advertising