Resonante triunfo de los Texans

KANSAS CITY, Mo.– Los Texans estaban casi enterrados. Quizás dos veces.

Con el afán de evitar un comienzo de campaña 0-3 en su viaje hasta Kansas City, Houston batalló, regresó, y consiguió una espectacular victoria 24-21 este domingo ante una multitud exasperada de 77,433 espectadores vestidos de rojo.

Los Texans mejoraron su marca a 1-2, mientras que los Chiefs cayeron a 0-3 por primera ocasión en casi un cuarto de siglo.

carr_td_chiefs092604.jpg

El pateador Kris Brown clavó un gol de campo de 49 yardas con dos segundos por jugar para conseguir la diferencia definitiva en al marcador. Anteriormente los Texans habían igualado el juego dos veces, primero con una devolución de intercepción anotadora de 102 yardas, lograda por el profundo libre Marcus Coleman, y después con un pase anotador de nueve yardas del mariscal de campo David Carr al receptor Jabar Gaffney.

Los Texans fueron superados en yardas por 68, tuvo una desventaja de 10 minutos en tiempo de posesión, permitió tres pases de anotación y que el corredor de los Chiefs Priest Holmes acarreara 128 yardas. Pero Houston hizo las jugadas cuando debían producirse, y el resultado fue uno de los triunfos más satisfactorios en los tres años de historia del club.

Los Texans marcharon dentro del territorio de los Chiefs en su primera posesión, ayudados en parte por un castigo de sujetando cobrado al esquinero de Kansas City Dexter McCleon en tercero y 3. Una jugada después, el mariscal de campo David Carr lanzó un pase incompleto que tenía como destinatario al ala cerrada Mark Bruener, pero el profundo de los Chiefs Shaunard Harris cometió una penalidad de rudeza innecesaria, lo que movió el ovoide hasta la yarda 28 de Kansas City.

Dos jugadas después Carr se escapó del bolsillo protector y avanzó 12 yardas por tierra, hasta la 14 de los Chiefs. Pero en tercero y 6, Carr flotó el balón dentro de la zona de anotación y el esquinero de los Chiefs Eric Warfield lo interceptó. Warfield había tenido dos robos de balón mediante esta misma vía la semana pasada contra los Panthers.

La ofensiva de Kansas City volvió al trabajo. El receptor de los Chiefs Dante Hall avanzó 17 yardas con una reversible y Holmes, quien toda la semana estuvo consignado como debatible para este encuentro por una lesión en el tobillo, acarreó 19 yardas en sus dos primeros toques del ovoide. Con eso, los Chiefs estaban en la 44 de los Texans.

Más tarde en esa marcha, el ala cerrada de los Chiefs Tony González capturó un pase del mariscal de campo Trent Green en el fondo de la zona de anotación, pero no consiguió mantener ambos pies dentro del campo. Sin embargo, en la jugada siguiente González derrotó al esquinero Aaron Glenn, capitalizando un pase anotador de 14 yardas por parte de Green antes de que el profundo fuerte Glenn Earl pudiera ofrecer su ayuda. Los Chiefs ganaban 7-0.

En su siguiente posesión los Texans tuvieron un "tres y afuera", y Kansas City respondió de la misma manera. Tras eso, Houston fue en retroceso, en parte por dos castigos, un sujetando del tackle izquierdo Seth Wand y un balón encallado por parte de Carr. Esta última fue la octava penalidad del primer cuarto, cinco de los Chiefs y tres de los Texans.

Kansas City no pudo anotar pero derribó un despeje en la 2 de los Texans. Carr completó su primer pase del día al corredor Domanick Davis, para avance de 15 yardas, lo que le brindó a Houston algo de espacio para respirar.

Esa acción pareció darle a Carr cierta confianza. Se conectó con el receptor Andre Johnson para avance de 12 yardas, y después le completó otro de 46 yardas de ganancia, llegando hasta la 25 de los Chiefs 25. Johnson se golpeó duramente en la caída pero regresaría a la acción.

Los Texans tuvieron un primer intento más, pero la marcha se detuvo en la yarda 10. Brown convirtió entonces un gol de campo de 28 yardas, su séptima conversión consecutiva exitosa.

Pero los Chiefs encontraron el camino para avanzar en su siguiente marcha, empujados por las labores de Holmes y González. Holmes acarreó 23 yardas y González atrapó dos pases para 29 yardas, lo que llevó a Kansas City hasta la 6 de los Texans en la pausa de los dos minutos. Allí los Chiefs se enfrentaron con una situación de cuarto y 2. Y se la jugaron con Holmes acarreando por el costado izquierdo, pero los Texans cubrieron la jugada y el tackle nariz Seth Payne realizó la parada justo antes de el balón llegara a la marca del primer intento.

Esa parada terminó con una racha de 64 posesiones consecutivas en la zona roja en las cuales los Chiefs habían conseguido puntos.

Los Texans parecían contentarse con consumirse lo que quedaba del reloj, pero el corredor Jonathan Wells avanzó 21 yardas en dos acarreos consecutivos y Carr se conectó con el ala cerrada Billy Miller para avance de 15 yardas, lo que colocó el ovoide en la yarda 41 propia con 1:23 por jugar en la mitad. Luego de que el apoyador de los Chiefs Scott Fujita capturara a Carr para retroceso de seis yardas, el mariscal de campo encontró a Miller otra vez para avance de 21 yardas, hasta la 41 de los Chiefs. Los Texans pidieron su último tiempo fuera con 31 segundos por jugar.

Dos jugadas más tarde, el ala defensiva de los Chiefs Gary Sills fue castigado por una rudeza contra el pasador, lo que colocó el ovoide en la yarda 26 con 19 segundos por jugar. Los Texans tomaron una penalidad de demora de juego antes de que Borwn conectara un gol de campo de 49 yardas que redujo la distancia en el marcador a solamente un punto.

Hall abrió la segunda mitad con una devolución de patada inicial de 45 yardas, colocando el ovoide en la yarda 48 de los Texans. Los Chiefs tomaron la ventaja, marchando hasta la zona de anotación en ocho jugadas. Green capitalizó la serie con un pase anotador de seis yardas al receptor Chris Horn, quien fue contratado por Kansas City ayer mismo.

En la siguiente posesión Houston no pudo generar nada en ofensiva, y el ala defensiva de los Chiefs Jared Allen capturó a Carr para forzar un despeje

Entonces los Chiefs marcharon todo el terreno de juego hasta la 2 de los Texans, con intenciones serias de finiquitar el pleito. La defensiva de Houston necesitaba una jugada grande, y Coleman la produjo.

Coleman interceptó a Green en su propia zona de anotación y corrió 102 yardas en sentido contrario hasta la del oponente, consiguiendo así la anotación más larga en la historia del equipo. Wells acarreó por la izquierda para conseguir la conversión de dos puntos. De repente, el juego estaba empatado.

La defensiva de Houston tuvo que regresar al terreno de juego, cumpliendo una buena labor gracias a un pase deflectado por el ala defensiva Robaire Smith en tercero y 9 en la yarda 49 de Houston. En la jugada anterior Coleman se había estirado un músculo abdominal.

Los Texans no pudieron conseguir primer intento alguno, terminando un período en el que Kansas City tuvo el ovoide en su poder 13:21. Los Chiefs tuvieron nuevamente posesión en su propia 46 y Holmes acarreó 18 yardas antes de ser víctima de un castigo de mascarilla de 15 yardas cobrado al ala defensiva Gary Walker. Gracias a eso, Kansas City tenía el balón en la yarda 21 de los Texans.

Green completó un pase de nueve yardas al receptor Johnnie Morton en tercero y 4 desde la yarda 14. Tres jugadas después, Green descargó un lanzamiento al ala cerrada Jason Dunn y los Chiefs estaban nuevamente arriba por siete puntos.

Otra vez Houston no pudo conseguir un primer intento, pero en cuarto y 1 el profundo Jason Simmons acarreó el ovoide en jugada sorpresa desde una formación de despeje, consiguiendo cruzar la línea del primer intento al avanzar una yarda. Entonces, en tercero y 17, Carr lanzó un riflazo al receptor Derick Armstrong, para avance de 20 yardas.

Entonces Carr flotó otro lanzamiento largo a Johnson, quien consiguió una atrapada increíble digna de un malabarista, para avanzar el ovoide otras 38 yardas, hasta la 7 de los Chiefs. Kansas City desafió el fallo arbitral, pero la decisión quedó en pie.

Dos jugadas después, Carr lanzó un suave pase anotador de nueve yardas al receptor Gaffney. Houston había igualado el marcador una vez más, con 5:20 por jugar.

En el primer saque posterior de Kansas City, el apoyador Antwan Peek capturó a Green para un retroceso de 10 yardas. Pero luego Green se escapó y se conectó con González en una ganancia de 20 yardas. Pero Peek regresó y acorraló nuevamente a Green antes de que el esquinero Kenny Wright llegara para realizar otra captura. Los Texans obtuvieron el ovoide en su propia yarda 27 con 2:18 en el reloj.

Luego de que Wells consiguiera un primer intento en una jugada de pase rápido, Carr lanzó un cañonazo a Armstrong, quien se escapó 35 yardas hasta la 30 de los Chiefs. Los Texans dejaron que el reloj avanzara hasta que quedaran siete segundos por jugar y trajeron a Brown al terreno de juego.

El pateador clavó el gol de campo, su noveno consecutivo sin yerros y el octavo de su carrera que termina siendo la jugada ganadora de un partido. Tras dos dolorosas derrotas para abrir la campaña, los Texans ahora tienen vida nueva, empatados con Tennessee con una marca de 1-2.

This article has been reproduced in a new format and may be missing content or contain faulty links. Please use the Contact Us link in our site footer to report an issue.
Advertising