Texans ajustan y ganan primer cuarto de la temporada

Un par de zapatos nuevos, un potro salvaje y un guante de béisbol. Todos se toman tiempo para ser cómodamente utilizados. Puede que los Texans sufran de una ampolla porque el zapato que es la nueva temporada y los nuevos ajustes no se han acomodado al gusto pero el equipo va por buen camino.

La remodelación completa del equipo, con su nuevo entrenador en jefe, nuevos esquemas y por su puesto nuevos jugadores se tomará tiempo para lucir a su máximo nivel. Cuando se considera esta realidad junto con el hecho que el experimento después de un cuarto de la temporada ha brindado un récord de 3-1 es gran motivo de ilusiones de lo que puede ser una temporada muy interesante.

En derrota la semana pasada en NY y en triunfo contra los Buffalo Bills este pasado Domingo, Bill O'Brien, entrenador en jefe de los Texans confirmó que no esta contento con la inconsistencia del cuadro ofensivo. Especialmente en el trabajo de protección en el juego aéreo.

Apunto que todo inicia con el trabajo del QB Ryan Fitzpatrick en ajustar la protección dependiendo lo que presenta el cuadro defensivo y sigue con el trabajo de físicamente ganar en cada bloqueo. De la misma manera mencionó que como entrenador, él tiene que ajustar sus esquemas para producir lo máximo de cada uno de los jugadores aprovechando sus cualidades. La contabilidad aplica a todos y esta presión interna es parte de la nueva mentalidad del equipo.

Un buen ejemplo de esta contabilidad se presentó en equipos especiales con la decisión de eliminar a Demaris Johnson del puesto de regresado de patadas de despeje y de salida. A lo largo de la temporada simplemente no le brindó al equipo jugadas que marcan diferencia y contra los Bills estuvo a punto de perder un balón en un despeje.

Inmediatamente O'Brien lo sentó y el veterano Daniel Manning tomó la cancha en jugadas de kickoff y respondió con una devolución de 41 yardas en su primera oportunidad de regresar una patada. De la misma manera Keshawn Martin entró al partido para regresar patadas de despeje tal como lo hizo durante la temporada pasada. Demaris no brindo resultados y perdió su puesto. Esto le manda un mensaje claro al plantel.

Después de haber permitido casi 200 yardas por tierra en contra de los Giants los entrenadores tomaron medidas para resolver el problema. Abrieron un puesto en el plantel al colocar en la lista de reservas lesionados al tackle nariz novato Louis Nix y agregaron al veterano Ryan Pickett quien juego el mismo puesto. Pickett logró sólo un tackleo pero comprobó ser sólido al aguantar el centro de la línea defensiva. Por tierra los Bills lograron 96 yardas en el partido pero 36 se lograron en dos acarreos.

En los otros 21 acarreos del partido los Bills promediaron sólo 2.8 yardas por intento. Este promedio es fenomenal. La escuadra defensiva por supuesto ha marcado la pauta y el líder claramete ha sido JJ Watt quien con la intercepción para TD el pasado Domingo suma dos TD's en la temporada. Después de cuatro partido él suma más TD's que Arian Foster y Andre Johnson combinados! El potencial de este cuadro defensivo cuando se incorpore Jadeveon Clowney en unas cuantas semanas será la fuente de terror para QB's y coordinadores ofensivos rivales en la segunda mitad de la temporada.

Pero ese será otro ajuste que naturalmente se incorporará al plantel. Por el momento lo impresionante de los ajustes que hemos visto es que no se trató de simplemente decir vamos a jugar con más ganas o vamos a motivar más a los jugadores Se trato de que se tomaron medidas concretas para solucionar problemas en el equipo.

Esto es lo que aporta un cuerpo de entrenadores de gran nivel. Si el plan A no funciona hay que formular un plan B o en todo caso hasta el C. En el pasado los esquemas funcionaban al inicio pero con mucha frecuencia el equipo de los Texans se encontraba algo lento para contrarrestar a los ajustes de los rivales.

Este proceso también toma tiempo. Los entrenadores tienen que ver a los jugadores bajo condiciones de partido para poder determinar como encajan mejor en los esquemas que ellos pretenden. Por el momento este periodo de ajuste ha sido lo suficiente eficiente y efectivo para ganar tres de los cuatro partidos jugados.

Algunos pueden decir que los Texans sólo le han ganado a rivales de bajo nivel pero por lo menos cuento a seis equipos alrededor de la liga que entraban a la temporada con aspiraciones firmes de playoffs y que actualmente cuentan con menos que los tres triunfos que los Texans. Lo único que puede hacer el equipo es ganarle a los rivales en el calendario de partidos y con un cuarto de la temporada en el archivo los Texans han hecho lo necesario para perder sólo uno.

Puede que el zapato este muy ajustado o que talle el talón hasta el punto que el equipo sufre de una ampolla o otra. Los triunfos tal vez no han sido de impacto o impresionantes pero hasta el momento se han tomado pasos firmes en la dirección correcta. El equipo ganó y destacó en el primer cuarto de la temporada con marca de 3-1 y nadie puede decir que el equipo ha llegado a su máximo nivel. Esto verdaderamente es una razón para poder esperar mucho más de este equipo en el 2014.

Enrique Vasquez, se encuentra en su décimo tercera temporada en las transmisiones de los Texans y la tercera como la voz oficial en español de los Houston Texans. Vasquez se encuentra en su temporada 23 transmitiendo partidos de la NFL.

Sintonice todos los partidos de los Houston Texans en ESPN Deportes Radio Houston KGOL 1180AM. Con Enrique, Gustavo Rangel y Daniela Rodriguez.

This article has been reproduced in a new format and may be missing content or contain faulty links. Please use the Contact Us link in our site footer to report an issue.
Advertising