Texans arrancan mal el 2006

Un estadio lleno, uniformes blancos y un TD anotado en la primera serie ofensiva del partido, le dio a todos en Reliant Stadium la impresión de que esta versión de los Houston Texans sería distinta a la de temporadas pasadas. Para el final del partido el marcador final indicaba que los Texans habían perdido 24-10 contra los Philadelphia Eagles y que el equipo aun tiene que mejorar en varios aspectos.

Houston tomó la ventaja de 7-0 sobre Philadelphia en un pase de 25 yardas de David Carr al receptor Eric Moulds. Fue el pase de TD número 49 en la carrera de Carr y la recepción de TD número 49 en la carrera del receptor veterano. La serie de 10 jugadas abarcó 77 yardas y fue la mejor serie del equipo ofensivo en todo el partido. El QB David Carr por su parte tuvo una buena primera mitad al conectar en 12 de 15 pases para 164 y un TD. Pero para él y para el ataque ofensivo, la segunda mitad sería completamente distinta ya que en la parte complementaria el equipo manejó el balón en sólo tres series ofensivas y avanzaron un total de sólo 71 yardas. "La segunda mitad fue frustrante," comentó Carr. "Inicio bien pero luego nunca pudimos establecer algo. Para que nuestra ofensiva funcione en play action, boots y acarreos de QB, tenemos que correr mejor con el balón." Por tierra los Texans lograron sólo 45 yardas en la segunda mitad y 70 en todo el partido.

morency_run091006.jpg

La escuadra defensiva de los Texans también tuvo un partido completamente distinto en las dos mitades. Durante la pre temporada la escuadra defensiva titular de los Texans permitió sólo un gol de campo. Contra Philadelphia fueron igual de efectivos al blanquear a las Águilas en el primer cuarto y no le permitió puntos al equipo visitante hasta la primera serie del segundo cuarto. Donovan McNabb, quien fue la figura del partido con 315 yardas aéreas y tres pases de TD, encontró a su receptor Donte Stallworth completamente sólo en un pase de TD de 42 yardas para empatar el partido a siete. De esa jugada en adelante, Philadelphia se impuso en el partido y los Texans nunca pudieron recuperarse con su escuadra defensiva. Durante el resto del segundo cuarto y toda la segunda mitad, Philadelphia logró 400 yardas, dos TD's y un gol de campo que eliminó cualquier oportunidad para los Texans. En el partido Philadelphia acumuló un total de 441 yardas, de las cuales 130 fueron por tierra.

Parte del problema para los Texans fue que nunca pudieron presionar a McNabb. Lograron sólo una captura de QB los Texans pero muy poca más presión. "Nos sorprendió ese aspecto," comentó el tackle defensivo Travis Johnson sobre la poca presión que pudo generar la línea frontal del equipo. "Salieron y establecieron su protección máxima. Tenían doble bloqueos por todos lados. Fue una tarea difícil y pienso que simplemente tenemos que trabajar más fuerte."

Un jugador que entró a la temporada bajo la lupa y bajo mucha presión para rendir resultados, es la primera selección de los Texans, Mario Williams. En general Williams fue poco efectivo al terminar el partido con tres tackleos totales y ninguna jugada de presión sobre McNabb. Y el mísmo reconoció su bajo rendimiento. "No fue bueno," dijo Williams. "Me dieron doble marca aquí y aya, pero tengo que poder superar eso y poder presionar al QB. Jugué como tackle nariz casi la mitad del partido y eso es algo a que me tengo que acostumbrar y mejorar."

Lo positivo que se rescata del partido es el desempeño del linebacker central novato DeMeco Ryans quien terminó el partido con 13 tackleos totales y la participación de Carr en la primera mitad en particular. "Me parece que es un jugador excepcional," dijo Kubiak sobre su LB novato. "Hace tackleos, y lo deja todo en la cancha hasta el final del partido. Lo vamos a evaluar como al resto del plantel pero sé que tenemos en él un buen jugador joven."

"Creo que nuestro QB jugó bien. Hizo algunas jugadas por sí mismo y a pesar de que fue capturado en cinco veces, tres de esas jugadas fueron errores en la protección. Hizo varias cosas bien y creo que va ha mejorar."

Claro que la derrota duele y Kubiak reconoce que le sorprendió la manera que jugó el equipo. "Estoy muy decepcionado. No creo que ninguno de nosotros anticipó esto. Estábamos listos para jugar y entramos al partido con mucho entusiasmo. Tenemos  mucho en que trabajar y continuaremos luchando hasta poder corregir todo."

Claramente fue un partido frustrante en el aspecto de que en momentos los Texans parecían un equipo mucho mejor de lo que indica el marcador final pero esos lapsos de poca efectividad le costaron el partido. Lo único que queda es regresar al campo de práctica e iniciar los preparativos para el siguiente partido, y la visita al rival de división, los Indianápolis Colts.

Enrique Vasquez es comentarista en la Cadena de Radio en español de los Houston Texans. Pueden sintonizar los partidos en Houston en KLAT 1010 AM, en San Antonio en KXTN y en el Valle de Texas en KGBT.

This article has been reproduced in a new format and may be missing content or contain faulty links. Please use the Contact Us link in our site footer to report an issue.
Advertising