Texans dominados por Washington

"Ese es mi grupo y tenemos que mejorar," declaró Gary Kubiak. "No hicimos nada (después de la primera serie del partido) y asumo toda responsabilidad." Ese tipo de declaraciones son necesarias después de lo que fue uno de los peores partidos en la historia de los Houston Texans. La derrota contra los Washington Redskins, equipo que logró su primer triunfo de la temporada, venció a los Texans por marcador de 31-15 en Reliant Stadium.

Houston abrió el partido de manera excelente. Houston detuvo a los Redskins en sus primeras tres jugadas y forzaron un despeje. David Carr y el ataque ofensivo tomó el balón en su propia yarda 34 y en la tercera jugada del partido, Carr encontró a Andre Johnson en pase de 53 yardas hasta la 2 de los Redskins. En la siguiente jugada Carr lanzó su cuarto pase de TD de la temporada, al encontrar al ala cerrada Mark Bruener para los primeros puntos del partido. Esto fue lo último positivo para los Texans por la mayor parte del resto del partido.

carr_pass092406.jpg

Los Redskins entraron al encuentro con sólo dos touchdowns anotados en sus primeros dos partidos. Pero contra los Texans, equipo que cuenta con la peor escuadra defensiva en yardas permitidas en la liga, los Redskins y en particular su quarterback Mark Brunnell, lucieron como nunca. Brunnell completó sus primeros 22 pases consecutivos. Su primer pase que toco el césped de la cancha de Reliant Stadium no se dio hasta la marca de 23 segundos por jugar en el tercer cuarto y para entonces los Redskins se encontraban adelante en el marcador 28-7.

Houston permitió un total de 495 yardas a Washington, de las cuales 234 fueron por tierra. En sus primeros tres partidos, Houston ha permitido una cantidad espectacular de 1,451 (489 por tierra y 962 en pases). Parte de los problemas de la escuadra defensiva ha sido el hecho de que han permitido conversiones de jugadas de tercer down a un nivel alarmante. Contra los Redskins, Houston permitió 9 de 13 jugadas de tercer down y en la temporada Houston ha permitido 25 de 51 conversiones en jugadas de tercer down. El no poder hacer la jugada defensiva en situación clave ha sido parte del problema de la escuadra defensiva.

"Estoy en estado de shock," confesó el esquinero Dunta Robinson quien estableció record personal con 11 tackleos en el partido. "Muchas cosas tienen que cambiar. Espero que cambiemos algunas cosas. Aún tenemos 13 partidos por jugar. Aún creo en este grupo de jugadores y vamos ha seguir luchando."

La escuadra defensiva fue un desastre y los muchachos bajo la dirección de Carr no se quedaron muy atrás. Después de la primera serie ofensiva del partido que culminó en TD, los Texans lograron sólo 112 yardas en sus siguientes cinco series ofensivas. El receptor Andre Johnson terminó el partido con 11 recepciones para 152 yardas. Fue el partido número 11 con más de 100 yardas para Johnson. Por tierra, lo que siempre se ha dicho es fundamental para la efectividad del ataque ofensivo de los Texans, no se logró mucho. Houston terminó el partido con 61 yardas en 18 acarreos. Pero el hecho de que se encontraron atrás en el marcador forzó a los Texans a tener que tratar de mover el balón en el aire. Carr por Su parte terminó el partido completando 19 de 29 para un total de 208 yardas, dos pases de TD y una intercepción.

Ahora con todo lo mal que jugó Houston, tuvieron una oportunidad de oro que no pudieron aprovechar. Atrás en el marcador 36-15 con cinco minutos por jugar, los Texans forzaron un balón suelto que fue recuperado por el LB Shante Orr y que fue regresado para TD. Pero en la jugada el tackle defensivo suplente Thomas Johnson fue castigado por un golpe innecesario sobre Brunnell quien se encontraba casi 20 yardas detrás del balón. El castigo anuló el TD que pudo haber acercado a los Texans a ocho puntos.

Los Texans ahora se encuentran con marca de 0-3 pero la manera que el equipo ha permitido 98 puntos en tres partidos y que ha anotado sólo 20 puntos en la primera mitad de sus primeros tres partido cuando aún se encontraba en cuestión el resultado del partido. Sin duda, el equipo se encuentre en una etapa importante de la temporada ya que ahora tienen que iniciar sus preparativos para enfrentar a los Miami Dolphins el próximo domingo. Houston buscará su primer triunfo de la temporada y lo hará al enfrentar a su ex entrenador en jefe Dom Capers, quien ahora es el coordinador defensivo de Miami. Pero el hecho de que se enfrentarán a su ex entrenador en jefe ahora pasa a segundo plano. Lo importante es que han perdido y han sido dominados en cada uno de sus primeros tres partidos.

"Es difícil, pero tenemos que mantenernos positivos," comentó Carr. "Buscamos que los muchachos sigan luchando y compitiendo."

Enrique Vasquez es comentarista en la Cadena de Radio en español de los Houston Texans. Pueden sintonizar los partidos en Houston en KLAT 1010 AM, en San Antonio en KXTN y en el Valle de Texas en KGBT. 

This article has been reproduced in a new format and may be missing content or contain faulty links. Please use the Contact Us link in our site footer to report an issue.
Advertising