Texans en momento crítico

Los Texans se acercan a la mitad de la temporada y aunque se mantienen en primer lugar de la división con marca de 4-3, el equipo pasa por un momento crítico. El cuadro ofensivo se encuentra estancado y las lesiones acumuladas por el cuadro defensivo empiezan a tener impacto en su rendimiento. Pero la temporada sigue adelante y el equipo tiene que encontrar la manera de vencer a un equipo sólido de Detroit que visita el NRG Stadium este Domingo.

Claro que todo el enfoque ha sido sobre Brock Osweiler y los problemas del cuadro ofensivo. Pases salen tarde o no son precisos. El ataque ofensivo se ha convertido en uno muy chato al simplemente no completar pases con consistencia que cubren más de 15 yardas por el aire. Brock se lastimó su tobillo derecho hace un par de semanas y puede que esto tenga algo de efecto en sus pases profundos al no poder impulsar al 100% en balones profundos. Claro no se trata de que los balones no llegan al receptor pero no han sido precisos.

La protección de la línea no ha sido del todo mala. En contra de Denver la semana pasada los Texans no permitieron captura de QB y aunque en momentos Brock fue presionado, pudo escapar para lograr  avances por tierra o por lo menos pudo botar el balón para evitar jugadas negativas.  El esquema o plan ofensivo también ha dejado mucho que desear. En pocas veces se encuentran receptores abiertos a base de esquema o trayectorias que forzar errores de cobertura o confusión. Vemos a Will Fuller V en trayectorias intermedias mientras que DeAndre Hopkins sale en trayectorias de poste que no son para ambos su punto fuerte respectivamente. De hecho es como si sus jugadas fueron intercambiadas en un intento de tratar de confundir de manera muy inocente al rival. El juego aéreo simplemente no funciona  a un nivel profesional.

Lamar Miller y Alfred Blue por su parte han sido lo único que se rescata del cuadro ofensivo por el momento. El juego terrestre fue fundamental en los únicos puntos logrados por los Texans la semana

pasada. En la temporada el promedio de 4.3 yardas por acarreo es aceptable y de calidad suficiente para aportar cierto balance al ataque ofensivo. A pesar de las bajas en la línea ofensiva es una buena indicación que el ataque ofensivo en sí puede encontrar un mejor rendimiento en los próximos partidos. Es decir, no se trata de que todo el ataque ofensivo ha sido inoperante. Por el momento sólo se necesita mucho mejor rendimiento del juego aéreo.

El cuadro defensivo por su parte ha hecho todo lo posible para mantener un buen nivel al tomar en cuenta todas las lesiones sufridas especialmente en la secundaria. Primero Kareem Jackson se perdió tiempo en la cancha, Jonathan Joseph no ha estado al 100% y luego se dieron las lesiones de impacto de Kevin Johnson y KJ Dillon quienes estarán fuera el resto de la temporada. El LB Brennan Scarlett también quedo fuera, así como el ala defensiva Devon Still. Todas estas lesiones se dieron en el mes de Octubre! A pesar de todo esto el equipo aún se mantiene como el #8 en la liga en yardas permitidas.

En contra de Denver los Texans limitaron a los Broncos durante los primeros 45 minutos de juego. De hecho los Texans tenían el balón y la oportunidad de tomar la ventaja en el tercer cuarto en un partido de 14-9. Pero un balón suelto del corredor Alfred Blue cambió todo. Después de este regalo de balón los Texans fueron arrollados en el juego terrestre y terminaron cediendo a los Broncos 190 yardas por tierra. Pero esto simplemente fue un producto de que el cuadro defensivo de los Texans jugó sólo en el partido.

Ahora, este Domingo los Texans reciben a un equipo de Detroit que se encuentra en un buen momento. Han ganado tres partidos consecutivos y con marca de 4-3 se encuentran en la pelea en su propia División. Su QB Matt Stafford por su parte ha presentado un nivel de posible candidato para MVP de la liga si el equipo continua su racha ganadora. En sus últimos 16 partidos el Tejano ha lanzado 35 pases de TD y sólo 8 intercepciones. Cerraron la temporada 2015 ganando seis de sus últimos 8 partidos. Por lo tanto lo que hemos visto del cuadro felino en el mes de Octubre no debe sorprender. En este momento los Texans no se pueden meter en un duelo de puntos con Detroit. Ese tipo de partido no le favorece al cuadro de Osweiler.

Houston sin duda tiene que mejorar su rendimiento ofensivo en contra de los Lions este fin de semana. No sólo para rescatar un triunfo pero para poder rescatar una temporada que se encuentra en momento crítico.

Enrique Vasquez, entra a su décimo quinta temporada en las transmisiones de los Texans. La temporada del 2016 será su quinta como la voz oficial en español de los Houston Texans y la temporada número 25 transmitiendo partidos de la NFL.

This article has been reproduced in a new format and may be missing content or contain faulty links. Please use the Contact Us link in our site footer to report an issue.
Advertising