Texans encaran gran reto

Entramos al último cuarto de la temporada regular y los Houston Texans se encuentran entre un grupo de cinco equipos buscando un boleto para los playoffs y separados todos por sólo un partido. Lo que esto implica es que los Texans tienen que ser casi perfectos en los cuatro partidos que le restan al 2015. Si esto no fuera un reto lo suficiente difícil, el equipo tiene que lograr por lo menos una marca de 3-1 y por lo tanto tienen que ganarle a los Patriots en casa este Domingo y probablemente también sea necesario un triunfo en su visita a Indianapolis en un par de semanas en donde nunca en su historia han triunfado. En favor de los Texans esta la realidad de los problemas de lesiones que encaran estos próximos dos rivales. Sin duda será un reto difícil. Pero lo bueno es que el futuro del equipo aún esta en sus manos.

Primero, este Domingo los Texans enfrentan a los Patriots. Si, los campeones defensores de la NFL y la franquicia de mayor éxito en la liga en la última década. Pero la versión actual de esta escuadra triunfadora llegará al NRG Stadium con bajas considerables debido a lesiones que ni el brillante Tom Brady ni su entrenador en jefe Bill Belichick han podido superar las últimas dos semanas. Por lo tanto el equipo se encuentra en una racha perdedora de dos partidos, cosa no sucede desde la fecha 2 y 3 de la temporada del 2012. Esto es bueno porque los Pats se encuentra en un estado vulnerable. Pero esto también deja a los Patriots en un estado de peligro para los Texans. New England no ha perdido tres partidos consecutivos desde el 2002.

Los Texans por lo tanto tienen que jugar uno de sus mejores partidos este fin de semana. El rival entra al partido herido y a pesar de que los Patriots tienen su división bajo control, rachas perdedoras no son aceptables en el reino de Belichick. Si hay un equipo preparado para superar limitaciones propias y atacar las debilidades de su rival mientras que neutralizan los puntos fuertes de su oponente, ese equipo es el de los Patriots.

Por su parte, los Texans tienen que seguir progresando con su cuadro ofensivo. El juego terrestre con la combinación de cuatro corredores distintos esta empezando a ser mas consistente. El juego del ala cerrada Ryan Griffin de la misma manera esta trabajando mucho mejor en el centro de la cancha. Por su parte DeAndre Hopkins sigue haciendo sus atrapadas a una mano y encontrando la zona de anotación. Es de gran mérito y también de lamentar que en contra de los Bills, Hopkins logró su TD número 10 de la temporada. Esto es estupendo. Pero lo malo es que es el primer receptor en la historia de la franquicia en lograr dicha hazaña.

En la derrota de la semana pasada la defensa tuvo muchos problemas con la velocidad que presentaban los Bills tanto en la posición de QB, RB y WR. Esto fue facilitado por el hecho de que la presión sobre el mariscal no existió y el perímetro defensivo fue descuidado por los Texans de manera impresionante. La defensiva de los Texans puede tener más éxito presionando a Brady ya que no tiene la agilidad que presentaron los Bills en la misma posición y New England presenta varios cambios en la línea frontal debido a lesiones, perdieron por lesión a su corredor titular y sus dos receptores principales han estado ausentes debido a lesión. Los Texans, con un JJ Watt recuperado de la lesión en la ingle que lo dejó fuera de practicas la semana pasada y que claramente limitó su impulso y rapidez en contra de los Bills, puede retomar su nivel de súper estrella e impactar el partido. Con la ayuda de Jadeveon Clowney, quien logró una captura de QB y un tackleo a una mano detrás de la línea de golpeo contra Buffalo la semana pasada, los Texans cuentan con un jugador que puede estar a punto de desatar un gran cierre de temporada.

Mientras que los Texans perdieron la semana pasada, los Colts fueron aplastados por los Steelers para mantener a los dos equipos empatados por el primer lugar de la división. La puerta aun esta abierta. Tres victorias en las próximas cuatro fechas puede ser suficiente para ganarse la corona de la División. Pero un triunfo sobre el campeón defensor este fin de semana puede darle el impulso y la confianza necesaria al equipo. El reto de este Domingo es grande y no será fácil. Pero lo importante es que con cuatro partidos por jugar en la temporada regular, los Texans no dependen de nadie. El destino del equipo aún lo tienen en sus manos. 

Enrique Vasquez, se encuentra en su décimo cuarta temporada en las transmisiones de los Texans. La temporada del 2015 será su cuarta como la voz oficial en español de los Houston Texans y la temporada número 24 transmitiendo partidos de la NFL.

The Texans faced the Bills at Ralph Wilson Stadium in Week 13.

This article has been reproduced in a new format and may be missing content or contain faulty links. Please use the Contact Us link in our site footer to report an issue.
Advertising