Texans esperan pescar a los Dolphins


Claramente el inicio de la temporada ha sido difícil para le quipo de los Houston Texans. Con tres derrotas para iniciar la campaña, Houston necesita un triunfo urgentemente y el equipo espera romper una racha decepcionante que les ha visto perder en 11 de sus últimos 12 partidos. Este domingo los Texans reciben a los Miami Dolphins que esta temporada cuentan con el ex entrenador de los Texans, Dom Capers quien ahora funge como el coordinador defensivo del equipo del sur de la Florida. De cualquier manera, el ambiente en Reliant Park no ha llegado a nivel de desesperación pero claramente el equipo reconoce la urgencia de arreglar la situación lo más pronto posible.

"El ambiente creo que es uno de un equipo de 0-3," comentó Gary Kubiak. "Todos necesitamos un triunfo. Ustedes necesitan un triunfo. Yo necesito uno. Los jugadores lo necesitan. Pero ellos siguen trabajando fuerte. Aún se han mantenido positivos. Siguen entregados y siguen hacienda todo lo posible para lograrlo."

Entre los jugadores, también se han escuchado comentarios positivos. Claro que reconocen que se encuentran sorprendidos y decepcionados por la manera que ha iniciado la temporada pero todos confirman que aún se le puede dar la vuelta a la temporada. Kubiak, a diferencia de Capers en el pasado, ha sido muy abierto y franco con los medios de comunicación referente su evaluación y crítica de jugadores que él siente necesitan mejorar. Esta semana, Mario Williams, el ala defensiva y primera selección del equipo fue uno de los jugadores mencionados por Kubiak.

"Yo se que lo merezco. Claro que merezco que me aya mencionado," comentó Williams, quien ha logrado sólo ocho tackleos en tres partidos. "La efectividad de la escuadra no es del nivel que se requiere. El hecho de que fui la primera selección del equipo implica que mucha de responsabilidad recae sobre mí. Yo tengo que marcar la pauta y ser el líder en la cancha y mantener a todos motivados."

Williams también confiesa que lo que hemos visto no es el mismo jugador que fue tomado con la primera selección el pasado mes de Abril. "De hecho estaba platicando con mis compañeros y entrenadores que no entiendo por que pero he sido muy tentativo. Lo que han visto no ha sido mi verdadero nivel. Sé que es mi culpa y tengo que aceptar toda responsabilidad. Anticipo poder soltarme completamente de hoy en adelante."

Por lo menos eso espera Kubiak ya que los Texans se enfrentan a Miami y a Daunte Culpepper, el QB más capturado en la NFL después de tres fechas con 16. Houston ha logrado sólo tres capturas y en realidad poca más presión que eso en sus primeros tres partidos. Pero por tierra la escuadra defensiva también ha sido violada. Houston ha permitido un promedio de 163 yardas por tierra y cinco touchdowns en acarreos. Pero de todas las estadísticas impresionantes que sirven para ilustrar la poca efectividad de la defensiva de los Texans, es la de los problemas de Houston en jugadas de tercer down. Houston ha permitido conversión en 68.4% de las jugadas de tercer down que ha defendido. Esto representa la peor efectividad en la NFL y casi 10% más que el segundo peor equipo (New York Giants) en la NFL.

Kubiak espera que el jalón de orejas que les recetó esta semana sirva para despertar a una escuadra defensiva que parecía mucho mejor en la poca acción que vio durante la pre temporada, por lo menos en la presión que pudieron lograr contra el QB rival. En sus primeros tres partido, los Texans ni si quiera se han encontrado en l mismo código postal que el QB rival en lo que se refiere a presión. Si esto no cambia pronto, los Texans pueden tener una tarde muy larga contra los Dolphins.

Daunte Culpepper no es el mismo esta temporada después de su lesión que sufrió en su rodilla la temporada pasada pero en su único otro partido en Reliant Stadium el 10 de Octubre del 2004, destrozó a la defensiva de los Texans al completar 36 de 50 pases para 396 yardas, cinco pases de TD y cero intercepciones. Son la segunda máxima cantidad de yardas por un QB rival, empata la máxima cantidad de pases de TD y la máxima cantidad de pases completos contra los Texans. Claramente no es el mismo jugador que en aquel entonces, pero lo mismo se decía de Mark Brunell antes del partido de la semana pasada contra Washington y el veterano tomo la cancha de Reliant y estableció récord de la NFL al completar sus primeros 22 pases del partido.

Nada es fácil en la NFL y todos esperan que los Texans puedan reaccionar esta semana para poder evitar que se prolongue el decepcionante inicio de la era de Kubiak al frente de los Texans.

Enrique Vasquez es comentarista en la Cadena de Radio en español de los Houston Texans. Pueden sintonizar los partidos en Houston en KLAT 1010 AM, en San Antonio en KXTN y en el Valle de Texas en KGBT. 

This article has been reproduced in a new format and may be missing content or contain faulty links. Please use the Contact Us link in our site footer to report an issue.
Advertising