Texans generosos en derrota

Me imagino que un número de aficionados de los Steelers salieron de sus asientos antes de finalizar la primera mitad con su equipo perdiendo 13-3 y en lo que fueron por unas palomitas y un refresco su equipo cambió el partido por completo contra los Houston Texans.

Con tres touchdowns anotados por Pittsburgh en los últimos 1:27 de la primera mitad, los Texans dejaron escapar su ventaja que en un momento era de trece puntos y al medio tiempo se encontraban atrás en el marcador 24-13. Esto fue mucho para poder superar y por lo tanto la derrota de 30-23 prolonga la racha perdedora de los Texans a tres partidos. En momentos el equipo ha jugado bien pero comete errores imposibles de superar.

En toda su historia los Texans nunca habían permitió 24 puntos en un cuarto pero en sus últimos ocho cuartos jugados lo han permitido dos veces. Los Colts hicieron para iniciar el partido la semana pasada y los dos TD's regalados por los Texans en el segundo cuarto debido a los balones perdidos facilitaron lo que hasta ese momento había sido un buen trabajo defensivo de los Texans. De hecho el resto del partido los Texans limitaron a los Steelers a sólo dos goles de campo.

Whitney Mercilus jugó tal vez su mejor partido de la temporada con lo que fueron dis capturas de QB y un fumble forzado en la segunda serie defensiva del partido. El balón fue recuperado por JJ, quien con la recuperación, su novena como Texan, se convierte en el líder en dicha estadística en la historia de la franquicia.

A pesar de el buen trabajo del cuadro defensivo a lo largo del partido hay algunos aspectos que preocupan a largo paso. Iniciando con el trabajo de Brian Cushing quien cuando se le pide que marque a corredores en trayectorias de pase se nota que claramente ha perdido uno o dos pasos. En particular en una jugada de tercer down y diez en el segundo cuarto en la serie del primer TD de los Steelers. En lo que fue un pase corto por el centro de la cancha con el corredor Le'Veon Bell, Cushing no fue factor en la jugada.

Primero con mala técnica entregando el centro de la cancha en la trayectoria y luego Bell lo dejó de manera impresionante a base de velocidad. Cushing tuvo un par de partidos en los que estuvo más activo con tackleos para iniciar el mes de Octubre pero está jugando menos en situaciones de pase y cuando se le pide marcar en jugadas de pase no ha sido factor.

La diferencia en el partido fueron los últimos minutos de la primera mitad. Cuando se permiten tres TD's en tan corto tiempo. Inclusive el desempeño de Ryan Fitzpatrick no fue tan malo al lanzar para 262 yardas. Falló en lo que debió haber sido un pase de TD con Andre Johnson al inicio del cuarto periodo pero en general Fitzy no tuvo un mal partido.

Su intercepción que lanzó fue en un pase desviado que adicionalmente retachó del casco de un defensor para luego caer justo en las manos de Brett Keisel durante la explosión de puntos de los Steelers al final de la primera mitad.

Tal como apunto Bill O'Brien al final del partido, aún con todos los errores y deficiencias del equipo, Los Texans estuvieron a punto de recuperar una patada de onsides con 1:30 por jugar en el partido perdiendo por sólo un TD y de recuperar esa patada adentro de la yarda 40 de los Steelers hubieran estado en buena situación. Pero la realidad fue algo muy distinto a lo que esperaban los Texans y la derrota de 30-23 deja a los Texans con marca de 3-4.

El equipo se ha mostrado capaz de jugar con cualquier equipo en la liga. Pero de la misma manera ha demostrado la tendencia de entregar el partido en bandeja de plata o por lo menos facilitar ciertas partes del partido a los rivales.

Ese fue el caso el caso en el partido de este lunes contra los Steelers. De una manera o otra los Texans tienen que encontrar la manera de no sólo jugar un partido completo pero por lo menos no regalar el partido en ciertos momentos. Por el momento la racha perdedora de tres partidos ha dejado a los Texans en una situación comprometida considerando los rivales que aún se encuentran en el calendario.

Pero a largo plazo lo importante para los Texans es de jugar un partido limpio y libre de errores. No que tengan que ser perfectos para ganar pero por lo menos no ser tan generosos como lo han sido en las últimas dos semanas.

Enrique Vasquez, se encuentra en su décimo tercera temporada en las transmisiones de los Texans y la tercera como la voz oficial en español de los Houston Texans. Vasquez se encuentra en su temporada 23 transmitiendo partidos de la NFL.

Sintonice todos los partidos de los Houston Texans en ESPN Deportes Radio Houston KGOL 1180AM. Con Enrique, Gustavo Rangel y Daniela Rodriguez.

This article has been reproduced in a new format and may be missing content or contain faulty links. Please use the Contact Us link in our site footer to report an issue.
Advertising