Texans se encuentran en buen momento

Ahora que parece que tenemos una idea clara de lo que es actualmente el equipo de los Texans, el entusiasmo por el equipo crece con cada triunfo y resultado positivo. El equipo se encuentra en una racha ganadora de tres partidos y ha ganado cuatro de sus últimos cinco encuentros. Claro que se encuentran los Texans en un grupo de cinco equipos todos con marca de 5-5. Pero destacan varios aspectos del equipo que los separa de dicho grupo de aspirantes y los tiene jugando a un mejor nivel.

Todo inicia con el rendimiento del cuadro defensivo. Entrando a la temporada se anticipaba que éste sería el punto fuerte del equipo y después de haber superado tropiezos impresionantes, el cuadro tocó fondo en la primera mitad contra los Dolphins en la fecha siete al permitir 35 puntos en la primera mitad. Desde entonces los muchachos de Romeo Crennel han permitido sólo dos TD's y esos se dieron en la segunda mitad contra los Jets este pasado fin de semana. Un lapso de 12 cuartos consecutivos sin permitir que un rival pise la zona de anotación. El equipo de los Texans ha encontrado la manera de limitar series del rival y actualmente son los líderes en la liga al permitir sólo el 26% de jugadas de tercer down de convertirse en primer y 10. Esto se ha dado gracias al hecho de que han sido mucho más sólidos contra el juego terrestre y han forzado a los rivales en situaciones de tercer down y más de cinco yardas. La presión de los frontales ha sido consistente y casi exclusivamente por sólo los cuatro frontales. Esta capacidad que presenta el cuadro de presionar facilita las coberturas y le permite a esquineros a ser más agresivos en su marca lo que por lo tanto ha resultado en robos de balón. En los últimos cinco partidos la defensa ha robado 11 balones y cuenta con una diferencia de balones robados contra perdidos de +8. En los primeros cinco partidos robó sólo 2 logró récord de 1-4 y la diferencia era de -8.

El cuadro defensivo está jugando mucho más disciplinado en lo que se refiere a sus asignaciones. Es decir, todos hacen su trabajo antes de buscar ayudar a los demás. Esto implica que nadie está fuera de posición y por lo tanto el esquema es mucho más efectivo. Parte de esto es el trabajo de Vince Wilfork, Chris Covington y Brandon Dunn quienes han hecho un buen trabajo de ocupar al centro y al guardia para facilitar el trabajo de Brian Cushing y Benardrick McKinney quienes al mantener casi siempre libres de bloqueadores han acumulado 18 tackleos en los últimos dos partidos. Es una buena indicación cuando los linebackers centrales figuran con cifras altas en lo que se refiere a tackleos. Especialmente cuando prácticamente el resto de las jugadas defensivas las está realizando JJ Watt.

El súper estrella defensivo eliminó cualquier duda de quien sigue en la cumbre del titulo de mejor jugador de fútbol americano en el planeta. En contra de los Jets realizó ocho tackleos de los cuales cinco fueron detrás de la línea de golpeo y dos capturas de QB que lo llevan a 11.5 en la temporada. Su racha de cuatro temporadas consecutivas con por lo menos 10 capturas de QB es actualmente la mas larga en la liga. Su esfuerzo contra los Jets le valió para ser nombrado como el jugador defensivo de la semana en la AFC, la quinta vez que ha sido asignado con este reconocimiento en su carrera. Ah y estuvo a punto de lograr su primera recepción de TD también. Pero nadie es perfecto.

A la ofensiva nada ha brillado como el receptor joven DeAndre Hopkins. Sigue comprobando semana tras semana que no importa si está bien marcado, si el balón es dividido entre él y el esquinero. No importa si tiene doble marca. Trayectorias cortas, largas, intermedias o sobre la banda. Es más, no importa si sólo puede atrapar el balón a una mano o con la ayuda de su casco. En contra de uno de los mejores esquineros de la liga, Hopkins le puso un baile a Darrelle Revis y lo botó de su isla en lo que fue un partido de cinco recepciones para 118 yardas y dos TD's, uno de los cuales se dio en recepción de 61 yardas precisamente en contra de Revis. En la temporada, Hopkins ha logrado ya 76 recepciones para 1,045 yardas y nueve TD's. Esta temporada ningún otro jugador en la NFL ha sido el blanco de más pases que Hopkins, y el ex de la Universidad de Clemson ha aprovechado a lo máximo los 135 pases que se han lanzado en su dirección. En la racha ganadora, queda claro que no ha sido sólo Hopkins quien ha subido su rendimiento.

Cecil Shorts III y Nate Washington, con todas sus limitaciones, han contribuido con 17 recepciones para 239 yardas y han sido responsables por dos TD's. En ausencia de Arian Foster el equipo por su puesto no ha contado con un juego terrestre productivo. Pero en las últimas dos semanas el equipo ha encontrado la manera de mover el balón por tierra de manera regular y no convencional. Contra los Bengals hace dos semanas simplemente fue trabajo y sudor con 25 acarreos para 82 yardas. En contra de los Jets las yardas se lograron en base a un estupendo plan de juego ofensivo que funcionó no de manera accidentada si no por diseño. A fin de cuentas por que seguir tratando lo mismo cuando no ha probado ser efectivo. Por lo tanto el equipo implementó distintas formaciones y le abrió toda la cancha a TJ Yates. En la primera serie del partido se atrevió con un pase profundo sobre la banda derecha. Aunque el pase fue sobre lanzado, esto le mando el mensaje a los Jets de que no se trataría de un ataque ofensivo conservador. Por lo tanto la defensa de los Jets, una de las mejores contra el juego terrestre no se podía comprometer exclusivamente para detener los acarreos. Esto sin duda abrió un poco la defensa. Luego con la implementación del "Wildcat" con Shorts y Jonathan Grimes como QB, los Jets simplemente no sabían que defender.

Los jugadores hacen las jugadas pero sin duda los entrenadores tienen que recibir crédito por su implementación de algunos toques distintos para darle una chispa al cuadro ofensivo. El equipo encontró 123 yardas en 37 acarreos. Mas aun se tiene que considerar una extensión del juego terrestre los pases cortos con Grimes que sumaron otras 62 yardas. Puede que el juego terrestre no sea convencional pero se está encontrando la manera de ser productivo moviendo las cadenas y dejando al equipo en situaciones manejables de tercer down.

Por su puesto también destaca el trabajo de Yates en relevo de Brian Hoyer quien regresa al puesto de titular contra los Saints este próximo Domingo. Yates hace tres semanas no tenía trabajo en la liga y desde que se incorporó al equipo lo único que ha hecho es ganar.

El equipo cuenta con un cuadro defensivo que juega mejor cada fin de semana. Se cuenta con un receptor que cambia partidos desde cualquier parte de la cancha y con un juego terrestre que esta encontrando la manera a gritos y sombrerazos si es necesario, de aportar yardas y presentar un balance al ataque ofensivo. Con marca de 5-5, los Texans se encuentran empatados por el segundo puesto de comodín y de hecho también empatados por el primer lugar de la división. Con cinco partidos por jugar en la temporada el equipo se encuentra en un buen lugar, con su destino en sus manos y la confianza y el ritmo para lograr sus metas.

*Enrique Vasquez, se encuentra en su décimo cuarta temporada en las transmisiones de los Texans. La temporada del 2015 será su cuarta como la voz oficial en español de los Houston Texans y la temporada número 25 transmitiendo partidos de la NFL.

Check out some of the best action shots from Sunday's game against the Jets.

*

This article has been reproduced in a new format and may be missing content or contain faulty links. Please use the Contact Us link in our site footer to report an issue.
Advertising