Skip to main content
Houston Texans
Advertising

Texans triunfan en último del 2008

3093.jpg

Mario Williams logró su captura de mariscal número 12 de la temporada.

Los Texans entraron al último partido de la temporada regular contra los Chicago Bears con esperanzas de lograr su octavo triunfo del 2008. Aunque el inicio del partido no fue muy eficiente para los Texans, el equipo de Gary Kubiak reaccionó y logró su propósito al vencer y eliminar de la post temporada a Chicago con un triunfo convincente de 31-24.

Chicago necesitaba un triunfo para mantener con vida su posibilidad de calificar a la post temporada y su inicio de partido demostró su urgencia. Chicago anotó 10 puntos en sus primeras dos series ofensivas mientras que los Texans respondieron con dos despejes y un balón suelto por parte del corredor Steve Slaton.

Fue entonces cuando el equipo de los Texans, de la mano de su quarterback Matt Schaub y receptor Andre Johnson, le dieron a los Texans su primera ventaja del partido en series ofensivas consecutivas. Primero los Texans rompieron el cero de su lado de la pizarra con un pase de TD de 43 yardas de Schaub a Johnson.

En la siguiente serie, Johnson una vez más encontró la zona de anotación en una recepción de tres yardas en la cual le arrebató el balón al jugador en cobertura para darle a los Texans la ventaja de 14-10. Johnson terminó el partido con 10 recepciones para 148 yardas y dos anotaciones. Sería su séptimo partido en la temporada con 10 recepciones o más y el octavo partido de la temporada con 100 yardas o más. En la temporada Johnson no tuvo igual al terminar como líder en la NFL con 115 recepciones y 1,575 yardas. Johnson también anotó ocho touchdowns en el 2008.

Después de haber permitido 10 puntos en las primeras dos series del partido, los Texans forzaron cuatro despejes y forzaron un balón suelto con sus equipos especiales. Durante estas cuatro series ofensivas de Chicago, se le permitió a los Bears sólo 48 yardas y cuatro primeros y diez.

Por su parte los Texans iniciaron la segunda mitad con una serie de nueve jugadas que cubrió 77 yardas y terminó con un acarreo de touchdown de dos yardas por parte del corredor suplente Ryan Moats. Moats quien vio su acción más extensa de la temporada, anotó su primer touchdown de la temporada y su primero desde la temporada del 2005 cuando era miembro del equipo de Philadelphia.

Los Texans entraron al cuarto periodo con ventaja de 21-17 después de lo que fue un pase de touchdown de Kyle Orton al ala cerrada Greg Olsen en los últimos minutos del tercer cuarto.

Chicago contaba con la cuarta mejor escuadra defensiva contra el juego terrestre al permitir menos de 92 yardas por partido. Pero fue en el cuarto periodo cuando los Texans congelaron a los Osos y sellaron el triunfo con 71 yardas por tierra, 68 de las cuales fueron logradas por Slaton, incluyendo el touchdown de dos yardas que dejó a los Texans al frente por marcador de 31-17. En el partido los Texans logró 127 yardas por tierra y un total de 455 yardas. Sería el cuarto partido de los Texans con más de 400 yardas en la temporada.

Chicago agregó un touchdown en acarreo de una yarda por parte de Orton para acercarse a 31-24 pero la patada corta después de la anotación fue recuperada fácilmente por Kevin Walter y los Texans aseguraron el triunfo.

Después de lo que fue un inicio de partido poco eficiente, Schaub y la ofensiva encontró su ritmo y se impuso sobre una de las mejores escuadras defensivas de la liga. Schaub terminó el partido completando 27 de 36 pases para 328 yardas y dos pases de touchdown. Schaub terminó el juego con un rating de efectividad de 121.1, su quinto partido del 2008 con por lo menos un rating de efectividad de 119. Schaub también superó las 3,000 yardas en una temporada por primera vez en su carrera.

Slaton terminó el juego con 92 yardas en 20 acarreos para un promedio impresionante de 4.6 yardas por acarreo y un touchdown. En la temporada, el novato de West Virginia terminó con 1,282 yardas y nueve touchdowns.

La escuadra defensiva brilló al apagar a Chicago después de lo que fue para ellos un inicio efectivo. El linebacker DeMeco Ryans marcó la pauta con 10 tackleos y Mario Williams logró su captura de mariscal número 12 de la temporada. Dominique Barber agregó otra captura de mariscal por parte de Houston.

Para la afición de los Texans, el octavo triunfo de la temporada es la única recompensa para lo que ha sido una campaña de progreso medido. Es indiscutible que el equipo es mejor al que terminó la temporada del 2007. Pero lo que mancha este progreso es la realidad de que este mejoramiento no se ha reflejado con más triunfos.

El proceso de evaluación comienza inmediatamente. "Primero me voy a evaluar a mi mismo y luego a los jugadores y a los asistentes," comentó Kubiak después del partido. Gracias al triunfo sobre Chicago, la marca de 8-8 es la realidad para la edición 2008 de los Texans. La primera temporada ganadora en la historia de la franquicia tendrá que esperar un año más. Por el momento, sólo queda saborear el poder haber eliminado a Chicago de la post temporada.

Enrique Vasquez es comentarista en la Cadena de Radio en español de los Houston Texans. Pueden sintonizar los partidos en Houston en KLAT 1010 AM.

This article has been reproduced in a new format and may be missing content or contain faulty links. Please use the Contact Us link in our site footer to report an issue.

Related Content

Advertising