Tom Savage es el QB del momento

Sin duda fue un esfuerzo impresionante del equipo de los Texans en lo que fue su triunfo de 21-20 sobre los Jacksonville Jaguars. En el cuadro ofensivo DeAndre Hopkins despertó de lo que había sido una temporada irregular, Ryan Griffin asumió el puesto de ala cerrada principal y destacó. Brennan Scarlett brincó de la lista de reservas lesionadas para jugar un papel importante en ausencia de Whitney Mercilus. Y que podemos decir de Jadeveon Clowney quien se ha convertido en una fiera destructiva para el cuadro defensivo de Romeo Crennel. Ah y por dos cuartos y medio la posición de mariscal de campo de los Texans hizo su trabajo. No fue espectacular o algo del otro mundo. Simplemente se jugó la posición de manera profesional. Los pases de rutina se completaron. Uno de tres pases profundos conectaron con su receptor y en el juego aéreo, se cuidó el balón. Esto es todo lo que necesitaban los Texans de la posición de mariscal de campo. Por lo tanto, contrario a lo que quieran decir los medios a nivel nacional, no existe una controversia de QB en Houston. Todo quedó muy claro en la cancha del NRG Stadium. Tom Savage es el QB del momento y él tiene que cerrar la temporada como el titular en el 2016.

En contra del mismo rival. En la misma cancha y con el mismo grupo de receptores y línea ofensiva, Savage demostró una calma y eficiencia que no se ha visto en toda la temporada en el ataque ofensivo bajo la dirección de Brock Osweiler. Con balones que salían a tiempo y con la colocación correcta, receptores tenían

espació y separación de su marca defensiva. En contra de presión en jugadas de blitz de parte de los Jaguars, Savage no perdió su compostura en la bolsa de protección y completó pases. Cuando los Jaguars cambiaron su estrategia al no ser efectivos con blitzes, Savage los destrozó con pases para Hopkins quien de manera impresionante lució como el DeAndre del 2015.

Bajo la dirección de Savage el cuadro ofensivo de los Texans cambió completamente. Los Texans corrieron por sólo 79 yardas. Menos de tres yardas por acarreo. En cualquier otro partido de esta temporada esto hubiera significado una paliza o mínimo un partido en el cual el equipo no tendría oportunidad mínima de ser competitivos. En contra de los Jaguars quienes a pesar de su récord de ahora 2-12, cuentan con la defensa número 5 de la NFL. Por lo tanto no se trata de que lo de Savage fue un accidente o que fue algo en contra de un cuadro inferior. Al tomar la cancha con el equipo perdiendo 13-0 con 8:31 por jugar en el segundo cuarto, Savage se encargó de mover el equipo como nunca lo hicieron en toda la temporada por más de una serie o dos por partido. Si no por un balón suelto en la línea de gol por Akeem Hunt y por la decisión ilógica de los entrenadores de lanzar un pase en cuarto down y gol desde la media yarda, Savage llevó a los Texans a anotar puntos en cinco de las siguientes seis series

ofensivas. Aunque entraron a la zona de anotación en sólo una de estas series, fue claro, decisivo y contundente el hecho de que en este momento Savage es el QB para los Texans. La realidad es que la ofensiva de los Texans es una completamente distinta bajo la dirección de Savage.

El equipo parecía haber encontrado la formula para ganar con un juego terrestre consistente, juego aéreo con las alas cerradas y una defensa dominante. Ahora con Savage el equipo puede contar con una ataque ofensivo completo. No que tiene que ser prolífico, pero por lo menos uno en que se puede contar para anotar puntos y cuidar el balón.

Ahora hablando de la defensa, Jadeveon Clowney y compañía claramente son algo especial. Lo han hecho durante toda la temporada. Pero las últimas dos semanas el cuadro simplemente ha exagerado en la manera en que ha dominado a los Colts y los Jaguars. Indianapolis fue y le anotó 34 puntos a los Vikings el Domingo mientras que los Texans sofocaron a Luck durante todo el partido. Las 150 yardas totales de los Jaguars el Domingo fue la mitad de su promedio a lo largo de la temporada. De hecho en la segunda mitad mientras Savage se encargaba de remontar el marcador, la defensa limitó a los Jaguars a sólo 65 yardas totales. Jacksonville logró sólo cuatro primeros y diez y no cruzaron su propia 45 en ninguna de sus siete series ofensivas de la segunda mitad. Y esto lo hicieron sin Whitney Mercilus, Jonathan Joseph y John Simon.

Los Texans básicamente tienen que ganar sus últimos dos partidos para asegurar su boleto a la post temporada. Este Domingo se enfrentan a los Bengals y cierran en contra de los Titans en Nashville. Tennessee por su parte enfrenta a un equipo de los Jaguars quienes despidieron a su entrenador en jefe después de la derrota en el NRG Stadium. Los Texans tienen que mínimo terminar la temporada regular empatados con los Titans. Por lo tanto si pierden contra los Bengals este Sábado sólo le tienen que ganarle a los Titans en la última fecha para llevarse la División.

Para no complicarse la vida Houston debe de ganar los últimos dos partidos llegar a 10 triunfos y prepararse para por lo menos un partido en casa en la post temporada. Con Tom Savage como el QB titular del equipo, todo esto figura más probable. Savage claramente es el QB del momento para los Texans.

Enrique Vasquez, entra a su décimo quinta temporada en las transmisiones de los Texans. La temporada del 2016 será su quinta como la voz oficial en español de los Houston Texans y la temporada número 25 transmitiendo partidos de la NFL.

Check out the best fan photos from the Texans Jaguars game.

This article has been reproduced in a new format and may be missing content or contain faulty links. Please use the Contact Us link in our site footer to report an issue.
Advertising