Tres rayos de esperanza

Los Texans han llegado al punto medio de la temporada. Con sólo un triunfo después de ocho partidos, los Texans claramente se han quedado cortos de las expectativas entrando ha la temporada. Después de haber logrado siete triunfos el año pasado, los Texans tenían en mente una posibilidad legítima de pelear por un puesto en la post temporada en el 2005. La realidad ha sido completamente distinta. La segunda mitad de la temporada inicia éste domingo en Indianápolis y los Texans buscan mejorar su situación, que junto con el equipo de Green Bay, les tiene en el sótano de la liga.

Hay tres razones principales por las que se puede tener algo de esperanza de que aún se pueda rescatar algo positivo de la temporada.

1. La escuadra ofensiva está mejorando en varios aspectos. La línea ofensiva ha mejorado su protección de David Carr quien viene de su mejor partido de la temporada en contra de una de las mejores escuadras defensivas de la liga. Carr completó 22 de 30 pases y le dio al equipo una buena oportunidad de empatar el partido contra Jacksonville el pasado domingo pero su receptor no pudo asegurar el pase adentro de la yarda cinco de los Jaguars. Andre Johnson también ha regresado a la cancha casi completamente recuperado de la lesión que le dejó fuera por cuatro de los primeros ocho partidos. Su regreso, junto con el desempeño de Jabbar Gaffney, quien brilló como el receptor principal en ausencia de Johnson, le da a los Texans una buena combinación en el juego aéreo.

2. La defensiva ha logrado más presión sobre los quarterbacks rivales. El regreso de Gary Walker a la cancha le ha dado a la escuadra defensiva una inyección de energía. Walker salió lesionado en el segundo partido de la temporada con una lesión en su hombro y en su regreso a la cancha contra Cleveland logró varios tackleos detrás de la línea de golpeo incluyendo una captura clave de Trent Dilfer en la penúltima jugada ofensiva del partido por parte de los Browns. La semana pasada un castigo de falta personal contra Walker manchó lo que fue tal vez su mejor partido como miembro de los Texans. Esta presión sobre el QB rival proporcionada por Walker y el resto de sus compañeros han resultado en más robos de balón. Durante los primeros cinco partidos los Texans lograron sólo un robo de balón. En sus últimos tres partidos los Texans han robado cuatro y un quinto contra Jacksonville fue anulado por un castigo. Estos robos han sido de mayor impacto ha favor de los Texans y si pueden generar más, sería de tremendo beneficio para el equipo.

3. El calendario de partidos restantes es relativamente más fácil.Este domingo los Texans inician la segunda mitad de la temporada contra el único equipo invicto en la NFL. La tarea sin duda es difícil pero lo bueno es que el camino durante el resto de la temporada figura como más fácil de lo que han tenido que jugar hasta la fecha.

En la primera mitad de la temporada, los Texans jugaron cinco de ocho partidos contra equipos con récord ganador. En éstos partidos los Texans fueron superados por un marcador global de 144-61 y por su puesto cada uno de éstos equipos se encuentra en la pelea por un puesto en la post temporada. En éstos partidos lo más cerca que Houston llegó a poder ganar, fue contra Cincinnati al perder por sólo seis puntos. Pero entre éstos partidos también cuentan con derrotas de 20, 32 y 18 puntos en la primera mitad de la temporada. Se perdieron siete de éstos partidos, pero en las últimas tres semanas se han visto momentos de consistencia y esperanzas de que el equipo se encuentra cerca de mejorar su situación y esto se dio contra buenos equipos. En los últimos ocho partidos, los Texans se enfrentan a sólo tres equipos con récord ganador, Indianápolis (8-0), Jacksonville (5-3) y Kansas City (5-3). Los otros cinco rivales se combinan para acumular sólo 12 triunfos en la primera mitad del 2005.

Ha sido una primera mitad de la temporada para olvidar. El equipo ha pasado por ocho semanas de críticas y comentarios sobre quien se tiene que ir a la banca y quien tiene que ser despedido y que se tiene que empezar en blanco la temporada entrante. Pero en los ocho partidos restantes en el 2005, los Texans tienen a su alcance la oportunidad de rescatar algo de lo establecido en sus primeros tres años en la liga. Claramente hay mucho que aún se puede lograr.

Enrique Vasquez es comentarista en la Cadena de Radio en español de los Houston Texans. Pueden sintonizar los partidos en Houston en KLAT 1010 AM, en San Antonio en KXTN y en el Valle de Texas en KGBT.

This article has been reproduced in a new format and may be missing content or contain faulty links. Please use the Contact Us link in our site footer to report an issue.
Advertising