Un contratiempo solamente


La actuación de los Texans el pasado sábado en el Heinz Field de Pittsburgh fue decepcionante. No tanto por lo que fue el marcador final o por el hecho de que Houston permitió que el juego terrestre de los Steelers arrollara a su escuadra defensiva. Tampoco debería ser de mucha preocupación que Houston permitió 21 puntos con su escuadra defensiva suplente. Como comentó Dom Capers después del partido, "en la pretemporada esto puede suceder cuando no se ejecuta y no se centra uno mental y emocionalmente."

foreman_steelers082104.jpg

Como siempre Capers va directo al grano. Houston no salió a la cancha enfocado en lo que se tenía que lograr y por lo tanto Pittsburgh salió con la suya. El equipo ofensivo titular salió del partido con una buena serie ofensiva y si a cazo nada más. La escuadra defensiva no logró ninguna captura de QB y fue atropellada por el "Bus" y compañía toda la noche. La semana pasada Houston superó físicamente a los Cowboys y siendo el primer partido de la pretemporada y jugando en casa, los Texans no corrieron con el mismo problema. El pasado sábado fue totalmente distinto.

Parte del resultado de no encontrarse apropiadamente enfocados fue la cantidad inmensa de castigos. Los Texans terminaron el partido con 11 castigos para 103 yardas. En las últimas dos temporadas regulares sólo dos equipos han sido castigados más que los Texans. Después de un partido relativamente limpio contra Dallas, Houston cometió errores que les dificultó establecer consistencia a lo largo de la noche.

Parte de estos problemas se dan por el hecho de que los suplentes de tercera línea, jugadores que no estarán en el plantel, cometieron varios de los errores y castigos. Otro factor que contribuyó al éxito de Pittsburgh en su desempeño del juego terrestre, fue el hecho de que la defensiva enfrentó a varios esquemas que no anticiparon por el hecho de que no le dedicaron mucha preparación al rival. Como es pretemporada, las prioridades del equipo en este momento son de evaluar talento. Houston le dedicó sólo un día de preparación a los Steelers.

En un deporte en el cual se dicta y se determina mucho por los esquemas tácitos, la preparación o falta de preparación se debe considerar cuando evaluando resultados en la pretemporada. No se trata de que Houston no se preparó para el partido, si no que las prioridades de evaluación de talento y preparación para la temporada regular no permitieron tiempo para dicha preparación. En comparación, este próximo viernes cuando Houston enfrenta a los Broncos de Denver, Dom Capers y sus asistentes le dedicarán tres días de práctica a los esquemas tácticos del rival. Los titulare jugarán la mejor parte de tres cuartos del partido y este, siendo el tercer encuentro de la pretemporada, servirá como la última afinación para el inicio de la campaña 2004.

Claro que no fue un partido elegante ni mucho menos por parte de los Texans, pero consideren el resultado como un simple contratiempo en la trayectoria larga que es una campaña de la NFL. Después del partido el pasado sábado, Capers le dejó saber a sus pupilos que lo que mostraron en la cancha no es aceptable. Su disgusto se dio principalmente por que notó falta de enfoque mental y entusiasmo por parte de sus jugadores. Demostrará mucho del carácter del equipo su desempeño este viernes después del rendimiento malo de la semana pasada. Los jugadores han reconocido que colectivamente tienen que elevar su entusiasmo y lo tendrán que hacer frente a un buen equipo que les espera en Denver. Enrique Vasquez es comentarista en la Cadena de Radio en español de los Houston Texans.

This article has been reproduced in a new format and may be missing content or contain faulty links. Please use the Contact Us link in our site footer to report an issue.

Related Content

Advertising