Un momento mágico


Aunque está dejando atrás una ciudad que reposa a 5,280 pies de altura, por otra que apenas se sostiene al nivel del mar, Gary Kubiak parece estar flotando a una milla de altura.

¿Por qué?

La respuesta es muy simple. Aunque Denver fue la ciudad en la que Kubiak trabajó por las ultimas dos décadas, Houston ha sido siempre su casa. Ahora, él está por comenzar el trabajo de sus sueños en la ciudad que lo vio nacer, lo moldeó y lo alentó a perseguir su odisea personal

Todo comenzó hace casi 27 años. Hoy, Kubiak, regresa convertido en el Director técnico del equipo profesional de fútbol americano de Houston. Los Texans lo presentarán formalmente hoy al mediodía.

Existen solo 32 puestos de esta naturaleza en el mundo, así que cualquier posición de Director técnico es altamente codiciada; lo que es verdaderamente asombroso es lograr asegurar este trabajo en la ciudad en que uno nace.

"Es una bendición, es maravilloso" dijo Kubiak al entrar por primera vez a su nueva oficina "Uno trabaja muy duro en esta profesión y siempre trata de disfrutar el juego, por eso, pensar que algún día tendrás la oportunidad de regresar al lugar en el que has crecido, para trabajar con un equipo que es tan cercano a tus afectos....ese es un sentimiento muy especial"

La pasión de Kubiak por su profesión, está ligada a esta ciudad por vínculos muy fuertes; sea que estuviera llevando las anotaciones de los juegos estatales mientras estudiaba en el St. Pius High School o animando con entusiasmo el equipo de los Oilers durante su intervención en el Luv - Ya – Blue.

"Esta es una ciudad extraordinaria" dice Kubiak. "Cuando era niño, estuve en el Astrodomo cuando los Oilers regresaron de uno de sus partidos de post temporada del AFC en Pittsburg, y trabajé como recoge-pelotas con ellos por espacio de dos años. Imagínense entonces los recuerdos maravillosos que tengo por haber presenciado el arranque de una nueva franquicia de fútbol americano en esta ciudad"

Sin embargo, es Denver, Colorado, la ciudad que durante los últimos 22 años ha estado presente cada día en la memoria de Kubiak, allí pasó 11 de esos 22 años como Coordinador ofensivo de Los Broncos. DespueDespués de nueve temporadas como respaldo de Jhon Elway, temporadas en las que Los Broncos ganaron 3 títulos de la AFC, Kubiak decidió intentar convertirse en entrenador en el año 1992. El equipo que lo había creado, estuvo feliz de respaldar su decisión. Durante dos temporadas, Kubiak entrenó corredores en la Universidad de Texas A&M, el mismo lugar en el que había logrado los honores de la *All-Southwest-Conference *mientras estudiaba en 1982.

Luego, en 1994 el equipo 49ers contrató a Kubiak para que sirviera de entrenador para sus "Mariscales de campo" (quarterback), bajo la supervisión de Shanahan, quien era el coordinador ofensivo del equipo para el momento. El equipo de San Francisco anotó un record de 13.3 bajo el mariscal de campo Steve Young lo que, entre otras cosas, hizo que esa temporada quedara grabada para la historia, gracias a increíbles records de 3,969 yardas, 35 pases de anotaciones y el rating record de la liga de 112.8 pases. Young disparó seis strikes que dieron la victoria, con honores MVP, al equipo 49ers en el XXIX Súper Tazón.

Ese triunfo convirtió a Shanahan en el Director técnico del momento y Los Broncos lo contrataron sin demora; Kubiak retornó a Denver para trabajar como Coordinador ofensivo de Shanahan, los dos orquestarían una década de dominación ofensiva cuyos puntos culminantes fueron los triunfos consecutivos de los Súper Tazón de 1997 y 1998

Luego, al reunirse con Elawy, Kubiak le ayudó a lograr la marca de 101 pases anotadores en sus cuatro temporadas finales, una hazaña que solo ha sido emulada por el mariscal de campo de Packers, Bret Favre y que le valió a Elway un lugar en el Salón de la fama. Kubiak también ayudo al jugador Shannon Sharpe a llegar al tope de las listas de records de la NFL; Sharpe logró 61 recibos en siete temporadas, siempre con la ayuda de Kubiak, para retirarse luego como el mejor receptor de todos los tiempos, con las mejores carreras y anotaciones entre el grupo de los jugadores de ala cerrada

Pero la marca indeleble de la ofensiva de Denver era lo que estaba haciendo valioso el juego, los corredores de Los Broncos habían logrado eclipsar la marca de las 1000 yardas en 10 de las 11 temporadas anteriores, además Denver había usado cinco corredores diferentes para el logro de su hazaña, lo que significaba más corredores que ningún otro equipo durante ese mismo período, Terrell Davis fue la estrella de los dos triunfos de Denver en el Súper Tazón, alcanzando las 3758 yardas en esas dos inolvidables temporadas con una campaña de 2008 yardas en 1998, lo que significa el cuarto récord total individual más alto en toda la historia de NFL

En esta última temporada, Kubiak alcanzó el quinto lugar en la liga, acumulando la cantidad de 5766 yardas. En 11 temporadas su ofensiva alcanzó un promedio de 6045 yardas por temporada, casi un total de 378 yardas por juego, desde 1995, Denver ha tenido 28 selecciones Pro – Tazón en ofensiva (tuvo dos esta temporada) y ha logrado un marcador de 30 puntos y 71 tiempos, incluyendo los juegos post temporada

"Lo más importante para nosotros en Denver ha sido asimilar el concepto de equipo" dice Kubiak; "Si hay que correr para ganar, nosotros vamos a correr para ganar; si hay que lanzarla fuerte, nosotros vamos a lanzarla fuerte; enredamos a todos en esto, no somos en absoluto egoístas, es la única forma de tener el éxito que hemos tenido, hemos movido la bola de una manera muy nuestra y eso dice muchas cosas buenas acerca de nuestros jugadores Pero, al mismo tiempo tu tienes que sentirte capaz de hacerlo de cualquier otra forma, por que este juego no es el juego del prestigio, en este juego lo que está planteado es competir duro para tratar de ganar un campeonato y yo estoy muy bien con esa filosofía"

Ahora le toca organizar un equipo ganador de campeonatos, para lo que es de crucial importancia, contar con un grupo técnico de primera calidad. Kubiak no podía empezar a contratar colaboradores hasta que los Steelers no eliminaran a los Broncos en los juegos de post temporada de hace cuatro días, a pesar de eso, él espera poder combinar un equipo técnico de calidad.

"Ya se lo dije a Bob (Mc Nair) al principio, hay que tener paciencia si se quiere juntar un equipo técnico como el que queremos, si hay gente que quiere jugar para ti, o para mi o para la organización, esa gente esperará por nosotros y responderá nuestras llamadas, fue lo que sucedió conmigo, por eso se que tendremos un gran equipo"

La mayor experiencia de Kubiak es obviamente en el lado ofensivo de la cancha, algo que no parece representar un problema para él, ya que después de analizar películas ha manifestado que le gusta lo que los Texans tienen en el bote

"Su fortaleza empieza en su mariscal de campo, un hombre joven que tiene capacidad para convertirse en un gran jugador de esta liga" ha dicho Kubiak "Claro que tiene un largo camino por delante, tanto como todos nosotros, pero él tiene el talento que se necesita para tener éxito"

"El grupo de recibo es buenísimo, empezando por el grandote, el No 80, estoy seguro de que es un buen jugador, solo tenemos que alcanzarle la bola; Domanick Davis ha corrido la bola tanto como cualquier otro, en el fútbol americano de los últimos dos años, por eso creo que si rodeamos estos tipos con gente que les de la oportunidad de hacer buenas jugadas, tener mas desempeño en el frente y ese tipo de cosas, pienso que estaremos bien"

Y no olvidemos el conocimiento que Kubiak tiene de la defensa, después de todo el ha tenido que planificar su juego basándose en las defensas, durante las últimas 11 temporadas, de modo que espere que los Texans cambien preferiblemente para una estrategia de defensa de 4-3 después de cuatro temporadas en 3-4

"Claro que pienso que nos inclinamos hacia un juego de 4-3 por ahora, pero seguro haremos un poco de ambos" Dijo Kubiak "y es debido al personal que tenemos aquí en Houston, que creo que debemos hacer un poco de ambos"

Ahora que tenemos a Kubiak, existe otra gran preocupación en la mentalidad futbolística colectiva de La Ciudad Espacial: El reclutamiento de jugadores, en el que los Texans tienen asegurada la primera escogencia. Los éxitos repetidos de Denver durante los últimos doce años significan que Los Broncos nunca tuvieron la oportunidad de reclutar a tan alto nivel, de hecho, durante las últimas 11 temporadas, Denver nunca tuvo la posibilidad de escoger en una posición más alta que la 15; por lo que la atención que ha generado el hecho de ser los primeros en escoger jugadores, suena como algo relativamente inusual en la carrera del nuevo director técnico.

"Es algo que me produce mucha emoción" dice Kubiak "Espero que esta sea la última vez que nos toque, pero es algo que me produce mucha emoción, se que conseguiremos un gran jugador que completará los que tenemos hasta armar un gran equipo."

Será en marzo cuando Kubiak, después de instalarse en Houston con su familia y su equipo técnico, reciba a los jugadores a su regreso a las canchas y entonces les hablará por vez primera como su nuevo líder. Ya él tiene una buena idea de lo que les dirá entonces:

"Solo quiero que sepan que tanto yo como mi equipo técnico estamos aquí para sacar lo mejor de ellos y ponerlos en la mejor posición posible para ganar" ha dicho Kubiak "Ese es nuestro trabajo, a cambio de eso, quiero que ellos se den los unos a los otros, todo lo que tengan, siempre que tengamos ese tipo de relación, seremos capaces de construir una buena base"

Es un discurso que ha estado guardado por largo tiempo. Por eso, se repite, las mejores cosas pasan para aquellos que saben esperar. Los Texans tendrán todavía que esperar algunas semanas para formalizar la contratación de Gary Kubiak y él ha esperado pacientemente por su primera oportunidad como director técnico.

Ambos esperan que esta sociedad produzca excelentes resultados para Houston

This article has been reproduced in a new format and may be missing content or contain faulty links. Please use the Contact Us link in our site footer to report an issue.
Advertising