Con juego terrestre Texans pueden dar el Aztecaso

The Texans faced the Jaguars at EverBank Field in Week 10.

Los Texans han ganado fuera de casa por primera vez. Su triunfo de 24-21 sobre los Jacksonville Jaguars mantiene al equipo al frente de la división del Sur y extiende la racha ganadora sobre el cuadro felino a cinco partidos consecutivos. Si acaso el triunfo no fue elegante, el triunfo se logró con un cuadro reducido que forzó a los Texans a definir su identidad. El equipo se encuentra limitado en varios aspectos en el juego aéreo y por lo tanto dependieron de un juego terrestre que hace un mes era inexistente. Ahora este juego terrestre es lo que puede llevar al equipo hacia adelante.

En las primeras semanas de la temporada el juego terrestre simplemente no carburaba. Pero en los últimos cuatro partidos, con el regreso del tackle izquierdo Duane Brown, el juego terrestre se ha desatado. Los Texans han promediado 140 yardas por tierra y esto sin duda ha marcado una diferencia especialmente en los últimos dos triunfos de la temporada.

Es impresionante el poder correr con el balón pero aún más cuando el rival sabe que vas a correr con el balón y que no pueden detenerte. Este ha sido el caso en los últimos dos triunfos sobre los Lions y este fin de semana sobre Jacksonville. Tanto Lamar Miller como Alfred Blue así como el recién agregado al plantel Akeem Hunt han mejorado el rendimiento del juego terrestre de manera dramática. El poder correr con el balón le quita mucha presión al QB Brock Osweiler. Considerando que el equipo entró al partido en contra de los Jags con sólo tres receptores abiertos disponibles fue de mayor impacto sobre el plan de juego. Los Texans se vieron obligados a tener que mover el balón vía terrestre. Y respondieron con un partido impresionante en este aspecto.

También importante fue el hecho de que el cuadro defensivo de los Texans limitó el juego terrestre de los Jaguars que la semana anterior superó las 200 yardas contra los Chiefs. Los Texans domaron a los gatos y los limitaron a sólo 80 yardas en 22 acarreos. Al poder controlar la línea de golpeo simplemente fue cuestión de tiempo para que Blake Bortles entregara el partido en bandeja de oro. Para hacerlo le tomó sólo seis jugadas al lanzar un pase que fue interceptado y regresado para TD por Kareem Jackson quien duplicó la misma jugada que realizó contra el mismo mariscal de campo en el último partido de la temporada pasada.

Equipos especiales también ayudaron en lo que fue una devolución de patada de despeje 57 yardas para dejar a los Trexans en la yarda siete de los Jaguars. Osweiler se encargo del resto en pase de TD con el ala cerrada Ryan Griffin en la siguiente jugada.

Por lo tanto los Texans han encontrado la formula. Si el cuadro ofensivo no puede generar series de 80 yardas de manera consistente se trata de que con la ayuda de la defensiva robando balones y equipos especiales contribuyendo el equipo tiene que poder correr con el balón y no pedirle mucho a Osweiler.

Por primera vez en la temporada Osweiler no lanzó intercepción o perdió el balón en un fumble y el equipo ganó. De hecho si Nick Novack hubiera convertido sus otros dos goles de campo que falló un marcador final de 30-21 sin duda dejaría a todo mundo más satisfecho.

El equipo no jugó un partido perfecto pero hizo lo suficiente para lograr su sexta victoria de la temporada. A fin de cuenta esto es lo más importante. El pensar que en una semana Brock presentaría un rendimiento mucho más superior sería ilógico. Pero lo que demostró en un partido con recursos limitados debido a las lesiones al grupo de receptores, se entiende y por lo tanto es difícil de evaluar.

En contra de los Raiders este próximo lunes los Texans esperan el regreso de Will Fuller V. Si se encuentra sano, el novato le brinda a los Texans una dimensión que cambia completamente lo que el equipo puede hacer a la ofensiva. Lo vimos en el inicio de la temporada. De la mano de un juego terrestre que ha sido mucho más efectivo en el último mes, puede que los Texans tengan lo suficiente para sorprender a todos y dar... el Aztecazo?!!

Enrique Vasquez, entra a su décimo quinta temporada en las transmisiones de los Texans. La temporada del 2016 será su quinta como la voz oficial en español de los Houston Texans y la temporada número 25 transmitiendo partidos de la NFL.

This article has been reproduced in a new format and may be missing content or contain faulty links. Please use the Contact Us link in our site footer to report an issue.
Advertising