Receptor puede ser enfoque para Texans en el draft

A un par de semanas para que se realize el draft de la NFL, el equipo de los Texans enfoca su mirada en el cuadro ofensivo. Especialmente en el puesto de receptor. A pesar de que los Texans no cuentan con selección de primera ronda, este año en particular, la posición de receptor es una muy nutrida de gran talento. Los Texans por lo tanto tienen la oportunidad de reforzar el plantel con un jugador de gran calidad con la selección número 40 global.

Es esta selección, la número 8 de la segunda ronda, le puede presentar varias opciones a los Texans. Para entonces los receptores estelares como Ceedee Lamb de Oklahom y Jerry Jeudy de Alabama ya tendrán hogar. Pero la realidad es que después de estos dos, muy poco separa a los siguientes 10 a 15 receptores disponibles. Y no por que sean de bajo nivel.

La lista de posibilidades disponible para los Texans incluye a talentos como Tee Higgins de la Universidad de Clemson, Laviska Shenault de Colorado o el gigante Collin Johnson de Texans quien mide 6'5 y pesa 220 libras. Todos estos receptores miden por lo menos 6 pies de estatura. Precisamente lo que necesita la ofensiva de los Texans. Un receptor físico y dominante que puede ganar saliendo de la línea de golpeo y que pude trabajar el centro de la cancha. Pero lo que distingue a estos receptores es que a pesar de su corpulencia también son rapidos como un relámpago. Un buen ejemplo es Henry Ruggs de Alabama que a pesar de medir 6'0 y pesar 190 libras corre las 40 yardas en 4.3 segundos. Este grupo de atletas sin duda es especial.

Otro receptor que presenta velocidad desiquilibrante pero que no entra al draft con mucho reconocimiento es Jalen Reagor de TCU. Su padre, Montae Reagor jugó en la NFL con los Colts. Reagor no pudo contar con un QB de primer nivel con los Horned Frogs y esto mermó su desempeño pero no se puede negar que el joven puede ser estrella en la NFL. Cuenta con la velocidad y atletísmo para ser una buena opción al inicio de la segunda ronda.

Otro chico local que puede estar disponible en el puesto 40 es Denzel Mims de la Universidad de Baylor. Un estupendo atleta que mide 6'2 y que fue una de las estrellas en la temporada de ensueño de los Baylor Bears.

Históricamente en las temporadas que han producido la mejor cantidad de receptores de impacto cinco o seis receptores son tomados en la primera ronda. Fácil se pueden contar entre 10 y 15 receptores que presentan cualidades que los puede convertir en jugadores de impacto inmediato. Esto pinta bien para los Texans ya que claramente van a encontrar jugadores que pueden encajar y producir temprano en su carrera.

Houston Texans agree to terms with WR Brandin Cooks from the LA Rams.

Sin duda los Texans consideraron esto al tomar decisiones sobre su plantel entrando a la temporada 2020. Por lo tanto Bill O'Brien tendrá una oportunidad de oro para presentarle una nueva alternativa a su mariscal de campo maravilla Deshaun Watson. Con un Will Fuller sano durante la temporada y los veteranos Randall Cobb, Kenny Stills, DeAndre Carter y Keke Coutee los Texans tienen una buena situación para incorporar a un joven en el grupo. Claramente la lista de jugadores con talento es extensa y debe de brindarle al equipo una buena opción para reforzar el plantel. La posición de receptor debe de ser el enfoque de los Texans en la segunda ronda del draft.

Claro que todo puede cambiar con la contratación de Brandin Cooks quien fue agregado a última hora esta semana. Cooks es un veterano que ha destacado en el terreno de juego. Como selección de primera

ronda en su momento, participación en Super Bowls y con cuatro temporadas de más de mil yardas en su archivo, los Texans sin duda han conseguido un receptor de buen nivel. Considerando que los entrenamientos y trabajo en cancha antes del inicio de la temporada puede ser limitado, es importante el poder contar con jugadores veteranos bajo estas circunstancias.

Advertising