Triunfo puede ser inicio de algo bueno para Texans

El respiro colectivo de toda una afición se pudo escuchar desde Jacksonville el Domingo al sonar el silbato final en lo que fue el triunfo de los Texans por marcador de 31-20 sobre los Jacksonville Jaguars. La segunda victoria de la temporada sirve para dejar a los Texans en segundo lugar de la división pero más importante confirma lo que todos considerábamos al inicio de la temporada. El equipo de los Texans tienen el talento para contar con un récord tan decepcionante como 2-4 después de seis partidos jugados. Pero ésta es la realidad y lo único que se puede hacer al respecto es seguir trabajando y duplicar el esfuerzo la semana entrante. Comenzando por lo que fue el control de la línea de golpeo.

Check out these game photos from the Texans' Week 6 matchup with the Jaguars at EverBank Field.

A pesar de utilizar lo que parece ser una sexta combinación distinta en la línea ofensiva los Texans controlaron la línea de golpeo. Chris Clark salió de la banca para tomar el puesto de tackle derecho, Derek Newton tomó el puesto de guardia derecho, Brandon Brooks el de guardia izquierdo mientras que Ben Jones y Duane Brown se quedaron sus puestos respectivos. Esta combinación fue efectiva. Claro que ayuda el hecho de que Arian Foster parece haber retomado su nivel mágico al contribuir con su partido número 49 de su carrera con más de 100 yardas totales. Pero salvo un par de castigos de la línea y una jugada que Brown tal vez quiere olvidar en la cual abanicó en su bloqueo y terminó en una jugada negativa, la línea realizó un buen trabajo. Tres de los cinco se encontraron en una posición nueva pero funcionó. Veremos si esto lo pueden repetir.

Ya mencionamos lo de Arian y la reaparición del corredor estelar de los Texans. Foster terminó con 18 acarreos para 53 yardas y cinco recepciones para 59 yardas y un TD. Es impresionante como puede tener un impacto determinante un jugador del calibre de Foster cuando está al 100%. El otro jugador que se confirma como uno de los mejores receptores de la liga es DeAndre Hopkins quien registró el primer partido en la historia de la NFL con por lo menos 9 recepciones y 145 yardas en tres partidos consecutivos. Hopkins terminó con 10 recepciones para 148 yardas y dos TD's.

Pero en sus 10 recepciones destaca el hecho de que ya no importa si Hopkins está con marca o no. Si el balón está a su alcance él lo va a atrapar. En espacio reducido, a una mano, a una mano y un casco o cuando está  cubierto por más de un jugador. Hopkins puede ser el mejor receptor de la NFL. En seis partidos jugados Hopkins cuenta con 52 recepciones para 726 yardas y cinco TD's. El récord de franquicia es de 115 recepciones en una temporada y en yardas la marca a vencer es 1,598. Ambas cifras corren peligra de ser destruidas si Hopkins mantiene el paso actual. El ataque ofensivo de los Texans puede ser dominante si Hopkins y Foster pueden mantener este nivel de productividad. Esto sin duda se tiene que duplicar.

Del lado defensivo del balón los Texans se re encontraron con sus tendencias criminales. Es decir el robo de balones. Entraron al partido con tres intercepciones en cinco partidos jugados y terminaron con tres más. Dos por Andre Hal quien interceptó un pase en la línea de gol para evitar un TD en el cierre de la primera mitad y su segundo robo lo regresó 31 yardas para el TD que puso a los Texans fuera de alcance tarde en cuarto periodo. Las primeras dos intercepciones de su carrera se dieron en el momento preciso ya que los Texans perdieron a Kareem Jackson en el partido debido a lesión. A propósito el último Texan con dos intercepciones en un partido fue precisamente Jackson quien lo logró la temporada pasada versus Baltimore. Hal inicio el partido como safety por primera vez en su carrera.

La tercera intercepción del partido fue de A.J. Bouye quien selló el triunfo con lo que fue su primera intercepción de la temporada y la cuarta de su carrera. Una cuarta intercepción, lograda por Jackson, fue anulada debido a un castigo en contra del mismo Kareem temprano en el partido. La verdad es que estas intercepciones fueron más errores de Blake Bortles que estupenda cobertura de los Texans pero por lo menos se lograron y sin duda marcaron diferencia en el partido. Lo que si fue evidente por primera vez esta temporada fue la productividad en lo que se refiere a presión sobre el QB. Los Texans terminaron con tres capturas de QB. Whitney Mercilus fue tal vez el más activo junto con JJ Watt en su  persecución de Bortles. Hablando de Watt, claramente no estaba en su mejor forma y el jugar un partido de fútbol americano con gripa debe ser algo casi imposible. Pero Watt, a pesar de que claramente no era el mismo, logró un par de jugadas detrás de la línea de golpeo y desvió un pase. Por segundo partido consecutivo no logró una captura de QB pero colectivamente el cuadro defensivo pudo presionar al QB. La temporada pasada la presión sobre el QB y los robos de balón fueron los ingredientes principales en lo que fue un estupendo esfuerzo del cuadro defensivo.

La línea ofensiva entró en forma. Las estrellas jugaron a su nivel acostumbrado. La presión sobre el QB rival resultó en robos de balón. Esto que vimos el Domingo contra los Jaguars sin duda se tiene que duplicar para convertir este triunfo en una racha ganadora. Y se da en buen momento. Considerando la derrota de los Colts contra New England y el hecho de que Indianapolis, en las próximas cuatro semanas se enfrenta a los Saints, Panthers, Broncos y Falcons, los últimos tres aún invictos, Houston tiene una oportunidad muy clara para meterse en la pelea por la división. Pero eso es para otro día gracias al triunfo sobre los Jaguars, los Texans ahora simplemente se tienen que enfocar en Miami.

*Enrique Vasquez, se encuentra en su décimo cuarta temporada en las transmisiones de los Texans. La temporada del 2015 será su cuarta como la voz oficial en español de los Houston Texans y la temporada número 25 transmitiendo partidos de la NFL.

The Texans faithful showed up at EverBank Field in Jacksonville to support their favorite team.

*

This article has been reproduced in a new format and may be missing content or contain faulty links. Please use the Contact Us link in our site footer to report an issue.
Advertising